Mujer se niega a abortar a pesar de la presión constante de los médicos

Por Colin Fredericson - La Gran Época
08 de Junio de 2019 Actualizado: 08 de Junio de 2019

Una mujer en el Reino Unido que fue constantemente presionada por profesionales de la medicina para hacerse un aborto decidió tener su bebé de todos modos, y según se informa no se arrepiente de su decisión.

Cuando Natalie Halson, de 29 años, estaba embarazada de 22 semanas, los médicos le informaron después de un escáner que el bebé tenía espina bífida, según informó el Daily Mail. A partir de entonces los especialistas comenzaron a acosarla para que abortara al bebé, contó la mujer, incluso en una etapa muy avanzada del embarazo.

“Me ofrecieron un aborto en cada cita que tuve hasta el día en que nació, unas 10 veces en total”, dijo Halson, según el Daily Mail.

Halson comentó que el personal del hospital era autoritario, pero no se dio por vencida.

“Fueron tan insistentes, incluso después de decir repetidamente que no, pero lo que realmente me molestó fue el hecho de que me ofrecieran un aborto unas semanas antes de que la bebé naciera”, dijo al Daily Mail. “Era una pequeña persona en ese momento. Fue vil pensar que solo querían que me deshiciera de ella”.

La espina bífida afecta a cerca de 1645 bebés anualmente en Estados Unidos, según los CDC. Los bebés hispanos son los más afectados. La afección causa una brecha en el área donde debe estar la columna vertebral, de acuerdo con el Daily Mail.

Halson trabaja en hospitales como asistente de radiografía. Todavía estaba asombrada por la presión que recibió para abortar cuando el hospital se enteró de la enfermedad del bebé. Ella sabía que había algo más que el hospital no le estaba diciendo.

“Hicieron como si el aborto fuera mi única opción y me explicaron que si yo seguía adelante con el embarazo, mi bebé estaría en silla de ruedas y no tendría calidad de vida”, dijo Halson. “Cuando colgué el teléfono, investigué mucho y descubrí que había opciones para mi pequeña niña.

Halson se aseguró de tomar su propia decisión y de seguir sus instintos.

“Me negué a abandonar a mi bebé, pero los médicos no aceptaron un no por respuesta”, contó.

Ahora está muy satisfecha con el resultado de luchar por la vida de su pequeña.

“Estoy muy contenta de haberme negado. Mirabelle es realmente un milagro”.

No podía imaginarse que fuera de otra manera.

“Si no hubiera tenido ese tiempo para hacer mi investigación, podría incluso haber aceptado la terminación”, dijo al Daily Mail. “Ahora miro a Mirabelle y pienso: ‘Ni siquiera te habría conocido’. No vale la pena pensar en ello”.

Con el sistema sanitario socializado del Reino Unido, el Servicio Nacional de Salud, Halson tuvo que luchar para poder ver a un especialista en espina bífida.

Ella y el especialista decidieron que el procedimiento se llevaría a cabo después de que el bebé naciera.

“Le operaron la columna vertebral al día siguiente de su nacimiento, fue una espera horrible y ansiosa, ya que duró unas 12 horas, pero después los médicos estaban muy contentos con su progreso”, dijo Halson. “Me dijeron que le habían vuelto a pegar todos los nervios de la espalda como una cremallera. Estaba tan emocionada que no podía dejar de llorar”.

Halson dio una palabras de consejo para otros padres sobre el aborto.

“Recomiendo a los padres que se les aconseja abortar, que no es la única opción, sin importar lo que los hospitales traten de decirles. Y siempre sigue tu instinto, algo dentro de mí me dijo que mi bebé iba a estar bien y mírala ahora, es perfecta”.

*****

Descubre:

El régimen comunista en China los mata como animales ¿Qué podemos hacer?

TE RECOMENDAMOS