Mujer se somete a doble mastectomía y quimioterapia por un diagnóstico errado: “no era necesario”

Por Jack Phillips - La Gran Época
19 de Julio de 2019 Actualizado: 19 de Julio de 2019

Una madre británica contó que se sometió a una doble mastectomía y quimioterapia después de que los médicos le diagnosticaron una forma agresiva de cáncer de mama.

Pero resulta que los médicos cometieron un error.

Sarah Boyle, de 28 años, dijo que le diagnosticaron cáncer de mama triple negativo después de tener problemas para amamantar a su bebé, informó la BBC el 18 de julio.

Durante varios meses, se sometió a quimioterapia y a cirugía reconstructiva antes de que los médicos se dieran cuenta de su error.

El hospital que la trató culpó al “error humano” por el mal diagnóstico. Pero ya era demasiado tarde, ya que se había sometido a varias rondas de quimioterapia y se sometió a cirugía en el Hospital Universitario Royal Stoke, informó el Mirror.

Boyle dijo que debido a la cirugía reconstructiva, ahora podría tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama en el futuro.

La madre se volvió viral en 2017 después de asegurar que su bebé le había salvado la vida después de rechazarle su pecho derecho durante la lactancia.

Declaró en ese momento: “Se asustaba por completo, se angustiaba mucho y gritaba haciendo retumbar la casa”.

“Simplemente no lo soportaba. No tenía problemas con mi pecho izquierdo, pero cada vez que lo intentaba con el derecho, empezaba a gritar y se enfadaba mucho. No se acercaba”, recordó.

En 2013, también notó un bulto, pero un médico le dijo que era un quiste.

Pero después del problema de la lactancia, los médicos hicieron el fatídico diagnóstico que afectó negativamente a su familia, señaló.

“Los últimos años han sido increíblemente difíciles para mí y mi familia”, dijo al Mirror. “Que me dijeran que tenía cáncer fue horrible, pero luego pasar por todo el tratamiento y la cirugía para que me dijeran que no era necesario, fue traumatizante”.

Y añadió: “Aunque me alegré mucho cuando di a luz a Louis, me rompió el corazón cuando no pude amamantarlo. Como si eso no fuera lo suficientemente malo, ahora me preocupa la posibilidad de desarrollar cáncer en el futuro debido al tipo de implantes que tengo y también me preocupan las complicaciones que pueda tener a causa de la quimioterapia”.

Boyle dijo que ahora quiere respuestas sobre por qué sucedió, y quiere asegurarse de que no le suceda a nadie más.

La abogada que representa a Boyle, Sarah Sharples, dijo que el caso es “realmente chocante”.

“Toda la experiencia ha tenido un gran impacto en Sarah de muchas maneras”, dijo Sharples. “Si bien acogemos con satisfacción que el Fideicomiso del NHS haya admitido las evidentes fallas, aún no sabemos si se han introducido mejoras para evitar que algo así vuelva a suceder”.

Los abogados también están preocupados por los informes sobre el tipo de implantes mamarios que recibió después de la cirugía.

“Es comprensible que Sarah tenga una serie de preguntas que necesitan ser respondidas con respecto a esto y que le han causado una gran angustia”, dijo.

En una declaración a la BBC, el Hospital Universitario de North Midlands NHS Trust dijo que “el informe erróneo de la biopsia fue un error humano”. El fideicomiso ofreció una disculpa a Boyle, diciendo que “entiende lo devastador que ha sido”.

El hospital dijo que todos los diagnósticos de cáncer están siendo revisados por un segundo patólogo.

Chuck Norris realiza una demanda debido a una resonancia magnética

El actor y artista marcial Chuck Norris y su esposa, Gena O’Kelley, demandaron a 11 compañías médicas, diciendo que Gena fue envenenada por un medicamento usado en los exámenes rutinarios de resonancia magnética (RM), informó CBS News

La FDA meses después anunció que emitiría una advertencia sobre los “tintes” utilizados en las resonancias magnéticas.

Chuck Norris y su mujer Gena O’Kelley (Frazer Harrison/Getty Images)

Las compañías que fabrican el agente de contraste usado en algunas resonancias dicen que es seguro, y agregan que se usan en millones de procedimientos.

“Ya no podía pensar, ningún tipo de cognición, ser capaz de articular, mi memoria, tenía pérdida muscular”, dijo O’Kelley a CBS, describiendo cómo se sentía después de algunas resonancias magnéticas de rutina.

“Se está muriendo, se está muriendo delante de mí aquí en este hospital”, dijo Chuck Norris, de 77 años.

Las resonancias magnéticas son utilizadas por los médicos para diagnosticar enfermedades mediante la toma de imágenes del interior del cuerpo. Algunas veces, los médicos inyectan un agente de contraste en el paciente durante el procedimiento para obtener una imagen más nítida. Norris y O’Kelley culpan a un fármaco a base de gadolinio usado como agente de contraste por los problemas de salud de O’Kelley.

*****

A continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS