Multimillonario agradecido con su ciudad natal construye casas de lujo para todos sus residentes

Por Catherine Bolton - La Gran Época
24 de Mayo de 2019 Actualizado: 24 de Mayo de 2019

El empresario chino Xiong Shuihuahua puede tener millones ahora, pero creció lejos de las zonas ricas de las grandes ciudades de China.

El joven de 54 años se crió en una pequeña aldea llamada Xiongkeng, en la ciudad de Xinyu, y creció con muy poco dinero en el sur de China.

Sin embargo, a pesar de la situación económica de su familia, recordó que la aldea siempre cuidaba de los suyos. Nunca le falto comida ni seguridad, ya que los residentes de la aldea siempre los cuidó.

Han pasado décadas y Xiong ha ganado millones en la industria del acero. Pero nunca ha olvidado sus comienzos, por lo que ha decidido dedicar una parte importante de su inmensa riqueza a retribuir a quienes le ayudaron en sus primeros años de vida.

Xiong ha demolido completamente bloques enteros de su antiguo pueblo, derribando docenas de cabañas tradicionales en favor de nuevos y lujosos condominios y apartamentos. También ha pagado por la construcción de villas privadas de última generación, aburguesando completamente su antigua aldea y derribando la cansada ciudad para hacer las cosas lo más lujosas posible.

Aunque la mayoría de los pueblos que aburguesan edificios y renuevan áreas lo hacen con la esperanza de ganar más dinero con el alquiler, Xiong tenía un plan muy diferente en mente. Esta nueva aldea va a retener a todos sus antiguos residentes que podrán vivir en las nuevas y lujosas casas que él ha construido, y sin pagar alquiler.

El proyecto ha durado algunos años, pero el impacto ha sido inmediato.

El pueblo ya ha visto a más de 90 familias mudarse a nuevos pisos, mientras que 18 de esas familias, que fueron particularmente amables con Shuihua y su propia familia al crecer, han sido trasladadas a las nuevas villas privadas. El proyecto implica aproximadamente 5 millones de dólares solo para las villas privadas, y los pisos de lujo cuestan aún más.

Sin embargo, su generosidad no se ha detenido ahí.

En un movimiento aún más generoso, el acaudalado empresario ha prometido tres comidas gratis al día a todos los residentes mayores de la aldea, que estuvieron presentes cuando él era niño y ayudaron a su propia familia a poner comida en su mesa.

También ha prometido las comidas a las familias de bajos ingresos de la zona, asegurándose que tengan suficiente para comer mientras trabajan para mejorar su situación, eliminando los mayores factores de estrés para las familias pobres y proporcionándoles vivienda y alimentos para hacer sus vidas más fáciles.

Xiong tomó el espíritu de comunidad que la aldea usó para cuidar de él y de su familia durante su infancia y lo devolvió en especies utilizando sus propios recursos, tal como lo hicieron hace años sus vecinos con él.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS