Murió repentinamente Sean Rooks, ex jugador de la NBA

08 de Junio de 2016 Actualizado: 08 de Junio de 2016

El deportista neoyorquino Sean Rooks falleció hoy, a los 46 años de edad, de un ataque al corazón, causando un profundo pesar en el mundo del baloncesto, como así también de sus amigos y familiares.

“Con profunda tristeza y dolor, enfrentamos la muerte repentina de mi hijo Sean”, dijo Deborah Brown en un comunicado emitido por los 76ers, equipo que estaba entrenando Rooks. “Nuestra familia pide privacidad, y que respeten nuestro luto durante esta etapa difícil”, agregó su madre.

El jugador se desplomó y murió mientras cenaba en un restaurante de Filadelfia, indicaron fuentes a Marc Spears, del portal The Undefeated.

Rooks jugó doce temporadas en la NBA y posteriormente una más en la ACB. Con 2,08 metros de estatura, jugaba en la posición de pívot. Desarrolló su carrera en varios equipos: Dallas, Minnesota, Atlanta, L.A. Lakers, L.A. Clippers, New Orleans y Orlando.

Hasta hoy, antes de su repentina muerte, trabajaba como entrenador, puesto que abordó luego de retirarse. Entrenó diversos equipos de la Liga de desarrollo de la NBA y en la NBA misma, siendo su último equipo los Philadelphia 76ers (2015-2016).

TE RECOMENDAMOS