Murkowski quiere escuchar el caso de impeachment antes de decidir sobre los testigos

Por Jack Phillips
19 de Enero de 2020 8:39 PM Actualizado: 19 de Enero de 2020 8:39 PM

Una senadora clave con voto cambiante dijo que quiere escuchar primero a los gestores de la Cámara de Representantes y al equipo legal del presidente Donald Trump antes de decidir si el Senado necesita testigos y documentos adicionales.

La senadora Lisa Murkowski (R-Alaska) dijo a KTUU que no está lista para escuchar a posibles testigos como el hijo del exvicepresidente Joe Biden, Hunter, el exasesor de seguridad nacional John Bolton o el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney.

“No sé qué más necesitamos hasta que me den el caso base”, dijo. “Tendremos esa oportunidad de decir ‘sí’ o ‘no’ (…) y si decimos ‘sí’, el pleno está abierto”.

Llegó a esa conclusión porque le gustaría “escuchar realmente el caso” antes de tomar una “determinación sobre qué más necesitamos”, según The Associated Press.

“Pero quiero tener eso en un punto en el que sepa si lo voy a necesitar o no”, dijo. “[Mi responsabilidad es] no enfocarme en la política de dónde estamos, sino en el reconocimiento de que estamos en medio de un proceso infrecuente y en muchos sentidos extraordinario que la Constitución permite, y voy a tomar mis obligaciones constitucionales muy, muy en serio”.

El mes pasado, le dijo a la KTUU que le “molestaba” una declaración del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), sobre cómo él coordinaría con la Casa Blanca durante el juicio. Desde entonces, algunos han dicho que ella sería posiblemente un voto cambiante durante el juicio.

Cuando le preguntaron sobre esa definición el 18 de enero, dijo al mismo medio de comunicación: “Este no es un papel nuevo para mí, pero ciertamente no lo disfruto”.

La postura de Murkowski es similar a la de la senadora Susan Collins (R-Maine)—también considerada una republicana de voto cambiante— quien dijo que el próximo proceso debería seguir el precedente establecido durante el juicio de destitución del expresidente Bill Clinton en 1999.

“Ese proceso [de 1999] brindó la oportunidad para que ambas partes declararan su caso y que los senadores hicieran preguntas a través del Presidente de la Corte Suprema de Justicia”, escribió Collins en un comunicado la semana pasada.

“Al concluir esa fase del juicio de 1999, el Senado votó una moción para citar testigos y admitir materiales adicionales después de que el caso fuera escuchado y se formularan las preguntas”.

“Voté a favor de esa moción para citar testigos”.

Collins añadió que se debería permitir a los senadores de ambos partidos hacer preguntas durante el juicio, señalando que la información adicional sería útil para llegar a una decisión.

“Hubo mucha caracterización errónea y malentendidos sobre mi postura en el proceso que el Senado debería seguir para el juicio de destitución”, continuó. “En lugar de que mi postura se transmita a través de la interpretación de los demás, quería exponerla directamente”.

El otro senador de Alaska, Dan Collins, un republicano, dijo a AP que apoya el precedente establecido durante el juicio de Clinton en 1999.

“Creo que esto va a ser un fuerte contraste con lo que ocurrió en la Cámara de Representantes, donde literalmente se presenció el proceso de destitución más apresurado, más partidista y menos preparado de la Cámara de Representantes en la historia de Estados Unidos”, dijo Sullivan.

El 16 de enero, gestores de la Cámara nombrados por la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi (D-Calif.) presentaron los dos artículos de impeachment contra Trump. Los demócratas alegan que Trump abusó de su poder al retener la ayuda militar a Ucrania a cambio de una investigación sobre el candidato presidencial demócrata Joe Biden y su hijo Hunter, quien ocupó un lucrativo puesto en la junta directiva de una compañía de gas ucraniana mientras su padre era vicepresidente. En 2018, Joe Biden pareció presumir de haber forzado el despido del principal investigador de Ucrania al retener a Ucrania mil millones de dólares en garantías de préstamos estadounidenses, con el fin de frustrar una investigación sobre la empresa vinculada a su hijo.

Tanto Trump como el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky han negado las acusaciones de quid pro quo. Los principales republicanos dijeron que el caso de los demócratas de la Cámara de Representantes tiene una motivación política.

***

A continuación

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU.

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.