Museo del Holocausto en EE.UU. dice que el PCCh ‘puede estar cometiendo genocidio’ contra los uigures

Por Isabel van Brugen
11 de Noviembre de 2021
Actualizado: 11 de Noviembre de 2021

El Museo Conmemorativo del Holocausto de Estados Unidos (USHMM) dijo el martes que el trato del régimen chino a los uigures y a otras minorías étnicas en Xinjiang puede equivaler a genocidio.

Un informe publicado el martes por el Centro Simon-Skjodt para la Prevención del Genocidio, perteneciente al USHMM, detalla los relatos de antiguos detenidos de la extensa red de campos de detención de Xinjiang, donde se estima que, al menos, un millón de uigures y personas pertenecientes a otras minorías, están detenidas.

Al USHHM le “preocupa profundamente” que el gobierno “pueda estar cometiendo un genocidio”, dice el informe titulado “Para hacernos desaparecer lentamente: el asalto del gobierno chino a los uigures”.

El informe de 59 páginas se dio a conocer después de que el museo, en marzo del año pasado, dijera que había “bases razonables” para creer que el Partido Comunista Chino (PCCh) “había perpetrado los crímenes de lesa humanidad de persecución y encarcelamiento” contra los uigures de habla turca.

Los relatos de “esterilización forzada, violencia sexual, esclavitud, tortura y desplazamiento forzado” se detallan en el último informe del museo.

“El gobierno chino ha hecho todo lo posible para evitar que la información sobre los crímenes contra los uigures, una minoría musulmana, salga a la luz”, dijo Tom Bernstein, presidente del Comité de Conciencia del USHMM, en un comunicado.

“El gobierno chino debe detener sus ataques contra el pueblo uigur y permitir que los monitores internacionales independientes investiguen y se aseguren de que los crímenes han cesado”.

Oficiales de la policía patrullan en Kashgar, en Xinjiang occidental, China, el 4 de junio de 2019. (Greg Baker/AFP/Getty Images)

Las autoridades chinas niegan haber actuado mal en la región y afirman que las detenciones masivas entre la población uigur son parte de las medidas para reprimir el terrorismo, el extremismo religioso y el separatismo en el país. Se han referido a “amenazas extremistas” para justificar su vigilancia estricta y represión a los uigures y a otros grupos étnicos minoritarios en la región de Xinjiang.

El gobierno de Estados Unidos ya ha determinado que las acciones de China contra ciertas minorías y contra la población uigur de Xinjiang, la mayoría de la cual practica el Islam, equivalen a genocidio.

“El ataque del gobierno chino a la comunidad uigur, marcado por el encarcelamiento de entre uno y tres millones de personas, así como las esterilizaciones forzadas, los trabajos forzados, la violencia sexual y las torturas, son alarmantes en escala y gravedad”, dijo Naomi Kikoler, director del Centro Simon-Skjodt para la Prevención del Genocidio.

“El daño infligido a las personas, familias y comunidades uigures ha dejado profundas cicatrices físicas y emocionales. El trauma de estas atrocidades dañará a generaciones de uigures”.

Kikoler agregó que el informe debería servir como una llamada de atención para que la comunidad internacional aumente la presión sobre Beijing con el propósito de detener la represión en Xinjiang.

A pesar de las afirmaciones del PCCh de reeducación en Xinjiang, los antiguos detenidos uigures le han dicho a The Epoch Times que fueron sometidos a torturas, obligados a denunciar su fe y obligados a jurar lealtad al PCCh mientras estaban recluidos por razones desconocidas en instalaciones a menudo abarrotadas.

Los uigures que tienen familiares en los campamentos también le han dicho a The Epoch Times que los uigures de la región están detenidos por motivos como ponerse en contacto con amigos o familiares en el extranjero, viajar a un país extranjero, dejarse barba o asistir a reuniones religiosas.

Con información de Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS