Nancy Pelosi comulga en misa papal en Roma pese a ser vetada en San Francisco por defender el aborto

Por Bill Pan
29 de Junio de 2022 8:52 PM Actualizado: 29 de Junio de 2022 8:52 PM

Más de un mes después de que se le negara la comunión en su ciudad natal de San Francisco, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, recibió la comunión el miércoles en una misa con el papa Francisco en Roma.

La demócrata californiana, que se encuentra de visita en Roma en unas vacaciones familiares, fue vista durante la transmisión oficial en vivo de la Misa del papa Francisco con motivo de la Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo en la Basílica de San Pedro.

Foto de la época
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), aparece en la audiencia de la Misa del Papa Francisco con motivo de la Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo en la Basílica de San Pedro en Roma, el 29 de junio de 2021. (Vatican News/YouTube)

No estaba inmediatamente claro si el Papa estaba al tanto de la presencia de Pelosi. Según la Embajada de Estados Unidos ante la Santa Sede, el papa celebra una audiencia general todos los miércoles, y las entradas están siempre abiertas al público y son gratuitas, lo que significa que cualquier persona con una entrada puede comulgar en este evento en particular.

La asistencia de Pelosi a la misa papal se presenta más de un mes después de que el arzobispo Salvatore Cordileone de San Francisco decidiera no permitirle comulgar por su activa defensa al aborto.

Cordileone notificó a Pelosi, una autodenominada “católica devota”, de su decisión el 19 de mayo. Explicó la prohibición en una carta enviada al día siguiente a los administradores y fieles laicos dentro de la Arquidiócesis de San Francisco.

“Un legislador católico que apoya el aborto inducido, después de conocer la doctrina de la Iglesia, comete un pecado evidentemente grave que es causa de gravísimo escándalo para los demás”, escribió Cordileone en el mensaje a Pelosi. “Por lo tanto, la ley universal de la Iglesia establece que a tales personas ‘no le deben ser permitidas la Sagrada Comunión’”.

Cordileone dijo que Pelosi nunca había respondido a sus “muchas solicitudes” para hablar con ella sobre su intento de incorporar la decisión Roe vs. Wade de la Corte Suprema de EE. UU. de 1973 en la ley federal. La decisión, que legalizó el aborto a nivel federal durante las últimas décadas, ya no es válida.

“Como no ha repudiado públicamente su postura sobre el aborto y continúa refiriéndose a su fe católica para justificar su postura y recibir la Sagrada Comunión, ha llegado el momento”, escribió el arzobispo, señalando que a la presidenta solo le podrá ser permitida la comunión nuevamente hasta que ella “repudie públicamente” su defensa a favor del aborto y “confe[s]e y reciba la absolución de este grave pecado en el sacramento de la Penitencia”.

Desde entonces, Pelosi ha mantenido su postura sobre lo que ella llama “derechos de privacidad” y “libertad de salud reproductiva”. Luego del fallo del 24 de junio que anuló Roe y restituyó la decisión sobre el acceso al aborto a los estados individuales, Pelosi denunció a la mayoría conservadora de la máxima corte como “extremistas” que trabajan para “castigar y controlar al pueblo estadounidense”.

“Los demócratas debemos continuar nuestra lucha para ampliar la libertad en Estados Unidos. Hacerlo es fundamental para nuestro juramento del cargo y nuestra fidelidad a la Constitución”, dijo en un mensaje a sus compañeros demócratas en el Congreso.

Pelosi se reunió con el Papa Francisco en octubre pasado, cuando viajó a Italia para pronunciar el discurso de apertura de la Cumbre de Presidentes Parlamentarios del G20. También se reunió con el primer ministro italiano, Mario Draghi.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.