NASA desarrolla respirador y casco para pacientes con COVID-19

Por Zachary Stieber
25 de Abril de 2020
Actualizado: 25 de Abril de 2020

La NASA desarrolló un nuevo respirador y un casco para los pacientes que sufren de COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), un nuevo coronavirus que surgió en China continental el año pasado.

Los ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California diseñaron un respirador de alta presión, adaptado específicamente para tratar a los pacientes con la nueva enfermedad.

La máquina ayuda a los pacientes a respirar. Algunas personas infectadas con el virus del PCCh requieren asistencia para respirar.

El nuevo respirador de la NASA está diseñado para tratar a pacientes con síntomas más leves, por lo que los ventiladores tradicionales de la nación están disponibles para pacientes con síntomas más severos. VITAL, el ventilador de la agencia espacial, se puede construir más rápido, más económico y tiene un mantenimiento más fácil que un ventilador normal.

El respirador pasó una prueba en Mount Sinai en Nueva York el 21 de abril y está en proceso de revisión de emergencia por parte de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para la autorización de su uso.

El casco, desarrollado por el Centro de Investigación de Vuelo Armstrong de la NASA en California, funciona como una máquina de presión positiva continua de las vías respiratorias para forzar el oxígeno en los pulmones de bajo funcionamiento de un paciente.

VITAL (Ventilator Intervention Technology Accessible Locally), a la izquierda, desarrollado por los ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California, y AMBUstat, pequeño dispositivo portátil que descontamina los espacios, en la Casa Blanca el 24 de abril de 2020. (Olivier Douliery/AFP vía Getty Images)
VITAL (Ventilator Intervention Technology Accessible Locally), a la izquierda, desarrollado por los ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California, y AMBUstat, pequeño dispositivo portátil que descontamina los espacios, en la Casa Blanca el 24 de abril de 2020. (Olivier Douliery/AFP vía Getty Images)

También asegura que los pacientes no se deshagan del virus del PCCh, protegiendo a los trabajadores de salud, dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine al presidente Donald Trump en la Casa Blanca el viernes.

El casco de presión positiva de Aerospace Valley fue probado por los médicos del Hospital Antelope Valley y la Compañía Espacial comenzó a producir 500 esta semana. La FDA recibió una solicitud de autorización de emergencia.

La NASA también desarrolló un pequeño dispositivo que descontamina espacios como las ambulancias en menos de una hora. El sistema fue desarrollado por ingenieros del Centro de Investigación Glenn de la agencia en Ohio

La NASA usó previamente la tecnología para esterilizar los robots que envió al espacio exterior, dijo Bridenstine.

“Piensa en esto como un atomizador. Empañará la habitación y cada superficie de la habitación quedará esterilizada. Sin Coronavirus”, dijo.

“Solo se la lleva a una habitación, se deja en el suelo, deja que se empañe y entonces cada superficie queda limpia y la gente puede volver a trabajar sabiendo que su espacio de trabajo está limpio y no deja una película en ninguna de las superficies. No tienes que limpiar la superficie”.

El dispositivo se utilizará en escuelas, prisiones y empresas.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El “distanciamiento social” podría derrotar al Partido Comunista Chino

TE RECOMENDAMOS