NASA: hasta el 5 por ciento de los avistamientos de ovnis no se pueden explicar

La calidad de los datos y el "estigma" dificultan la investigación científica

Por Joseph Lord
31 de Mayo de 2023 9:36 PM Actualizado: 31 de Mayo de 2023 9:36 PM

La NASA dice que entre el 2 y el 5 por ciento de los avistamientos de objetos voladores no identificados (OVNI) no se pueden explicar fácilmente.

El 31 de mayo, la NASA celebró un panel de discusión de 16 miembros sobre lo que describió como “fenómenos anómalos no identificados” (UAP), una interpretación alternativa de lo que la mayoría de la gente llama ovnis. El discurso, dirigido por el astrofísico David Spergel, se produce cuando la NASA prepara un informe sobre UAP que espera publicar a fines de julio.

Si bien el término UAP técnicamente puede aplicarse a cualquier avistamiento inexplicable en tierra y mar, o en el espacio, los panelistas afirmaron que todos los informes hasta la fecha proceden del interior de la atmósfera terrestre a altitudes sobrevoladas por aviones militares y comerciales.

“En los últimos años, el tema de los fenómenos aéreos no identificados, actualmente denominados fenómenos anómalos no identificados o FANI, ha captado la atención del público, la comunidad científica y el gobierno por igual”, dijo Dan Evans, administrador asociado adjunto para la investigación en la NASA, quien presentó el panel.

“Ahora es nuestra responsabilidad colectiva investigar estos sucesos con el riguroso escrutinio científico que merecen”.

La NASA inició una investigación dedicada a los avistamientos de UAP en junio de 2022, tras un aumento sustancial en el interés público en los fenómenos cuando el gobierno publicó videos anteriormente clasificados que mostraban aeronaves esféricas en movimiento rápido que demostraban capacidades muy superiores a la tecnología actual.

Por ejemplo, un panelista señaló un caso de una de estas naves maniobrando contra el viento a una velocidad de Mach 2.

Uno de los incidentes más recientes de un UAP que exhibe notables hazañas tecnológicas fue capturado durante un incidente de 2022 en el Medio Oriente, el cual muestra un avión esférico de movimiento rápido maniobrando rápidamente a una altitud relativamente baja. La nave, como muchas de su tipo, no se parece a ningún avión conocido en la actualidad.

Foto de la época
El Pentágono ha publicado oficialmente tres videos cortos que muestran “fenómenos aéreos no identificados” que habían sido publicados previamente por una empresa privada. (Cortesía del Departamento de Defensa)

Preocupaciones de seguridad nacional

Los UAP también han suscitado preocupaciones en materia de seguridad nacional. Durante un incidente ocurrido en California en 2021, varias personas declararon haber visto un conjunto de aviones en forma de V sobrevolando una base militar.

Los UAP “plantean preocupaciones sobre la seguridad de nuestros cielos”, dijo Evans. “Y es obligación de esta nación determinar si estos fenómenos representan algún riesgo potencial para la seguridad del espacio aéreo”.

Se han registrado incidentes similares en varias instalaciones militares nucleares, con algunos reportes de ojivas nucleares que han sido inutilizadas por la aeronave desconocida; los reportes de tales incidentes se remontan a la década de 1960. Los veteranos de la Fuerza Aérea han contado experiencias de hasta 10 ojivas nucleares estadounidenses que se desactivaron durante pruebas en la década de 1960, sin explicación alguna.

Pero a pesar de la investigación de EE. UU. y la NASA sobre el asunto, hasta el 5 por ciento de estos incidentes no pueden explicarse con interpretaciones “mundanas”, dijo el panelista Sean McMorrow, director asociado de apoyo a la misión en el Centro de Investigación de Vuelos Armstrong de la NASA.

“Yo diría que las cifras que observamos que pueden ser realmente anómalas son inferiores a porcentajes de un solo dígito del total de la base de datos [de avistamientos notificados], es decir, entre un dos y un cinco por ciento”, explicó McMorrow.

Según él, muchos avistamientos pueden explicarse como algo mundano. Como ejemplo, citó un caso en el que un vuelo comercial fue identificado erróneamente como un UAP debido a un error del piloto.

“Solo un porcentaje muy pequeño de los informes de UAP muestran firmas que podrían describirse razonablemente como ‘anómalas’”, dijo McMorrow. “La mayoría de los objetos no identificados reportados… demuestran características mundanas de fuentes fácilmente explicables”.

Sin embargo, otros son menos fáciles de explicar.

Citando el incidente del Medio Oriente recientemente revelado, McMorrow dijo: “Este es un ejemplo típico de lo que vemos con más frecuencia. Los vemos en todo el mundo y los vemos haciendo maniobras aparentes muy interesantes”.

“La gran mayoría de lo que se ha informado y de lo que tenemos datos—un poco menos de la mitad ahora—son orbes, esferas redondas”.

Los expertos de la NASA no proporcionaron ninguna explicación de los fenómenos, diciendo que el papel de la agencia no es “resolver la naturaleza de estos eventos.”

Más bien, dijo Spergel, “el papel de la NASA es usar sus capacidades únicas y su papel como agencia civil, interactuando con la comunidad científica de una manera abierta y transparente”.

Por el momento, “los datos existentes y los informes de testigos oculares por sí solos son insuficientes para proporcionar pruebas concluyentes sobre la naturaleza y el origen de cada evento UAP”, dijo.

Desafíos

Incluso en esta tarea de alcance más limitado, dijeron Spergel y otros, ha habido dificultades debidas tanto a problemas de calidad de los datos como a un “estigma” en torno al tema.

“Las labores actuales de recopilación de datos relativos a las UAP no son sistemáticas y están fragmentadas entre diversas agencias, y suelen utilizar instrumentos no calibrados para la recopilación de datos científicos”, afirmó Spergel.

“Y nos enfrentamos, mirando a través de estos datos, a un trasfondo significativo. El trasfondo de muchos de estos sucesos son aviones comerciales, militares civiles estadounidenses, drones, globos meteorológicos y de investigación, equipos militares, fenómenos ionosféricos”.

A esto se suma el hecho de que muchas personas—civiles y pilotos por igual—todavía pueden sentirse incómodas a la hora de informar sobre avistamientos de UAP.

Evans, Spergel y la administradora asociada de la NASA, Nicola Fox, también abordaron las formas en que el “estigma” en torno a las UAP dificulta la investigación.

Hasta hace poco, los UAP y los OVNI se han considerado el dominio de las teorías conspirativas, y han ido en contra de las narrativas establecidas. Ahora, aunque el gobierno se tome el asunto en serio, ese estigma no ha desaparecido.

Varios panelistas se tomaron un momento para abordar las amenazas, incluidas amenazas de muerte, dirigidas contra ellos por su investigación científica sobre el tema.

Este tipo de “acoso”, dijo Fox, “solo provoca una mayor estigmatización del campo de los UAP, obstaculizando significativamente el progreso científico y disuadiendo a otros de estudiar este importante tema”.

Spergel señaló que los pilotos comerciales en particular pueden sentirse incómodos relatando los avistamientos de posibles UAP debido a la preocupación por sus carreras o su imagen social.

“Existe un verdadero estigma entre la gente a la hora de informar sobre sucesos”, dijo Spergel. “Y a pesar de los grandes esfuerzos de la NASA por reducir el estigma, el origen de los UAP no está claro. Y creemos que muchos sucesos siguen sin notificarse… Uno de nuestros objetivos al hacer que la NASA desempeñe un papel es eliminar el estigma y obtener datos de alta calidad”.

La investigación sobre este asunto aún está en pañales, y todavía quedan muchas cosas por explicar.

Spergel advirtió que la naturaleza del tema significa que, incluso si se abordan los problemas con los datos y los estigmas, “no hay garantía de que se expliquen todos los avistamientos”.

Muchos han tomado los avistamientos como una indicación de que es posible que no estemos solos en el universo, debido a las capacidades avanzadas mostradas por el pequeño porcentaje de naves que siguen siendo inexplicables.

Otros han adoptado un enfoque más terrestre de las naves, temiendo que puedan ser un prototipo avanzado de los ejércitos chino o ruso.

Cualquiera que sea su origen, el gobierno de EE. UU. está tomando cada vez más en serio el asunto como una posible amenaza para la seguridad nacional y la supremacía tecnológica de EE. UU. En 2022, la Ley de Autorización de la Defensa Nacional abordó el problema, estableciendo nuevas protecciones para salvaguardar a los denunciantes que informan sobre avistamientos de dichas aeronaves.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.