NASA publica imágenes satelitales de los incendios en Chile

28 de Enero de 2017 Actualizado: 28 de Enero de 2017

La NASA ha estado publicando, en su sitio del Observatorio de la Tierra, algunas imágenes que nos dan una nueva perspectiva de los incendios forestales que han afectado a diversas zonas de Chile.

“Una ola de calor, además de fuertes vientos, ayudó a esparcir las llamas durante el 20 de enero, lo que obligó a la Presidenta Michelle Bachelet a declarar estado de emergencia en algunas zonas”, señala la publicación de la agencia espacial.

Ese día, el espectroradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) del satélite Terra tomó una fotografía del denso y oscuro humo que emanaba de los incendios en la costa de Pichilemu.

En la captura, se puede ver círculos rojos en las áreas con incendios activos. “Las plumas de humo se extienden hacia el norte y sobre el Océano Pacífico”, señala la publicación.

La segunda imagen fue tomada el 21 de enero, y muestra los incendios esparcidos por toda la región. También se puede ver cómo el humo se cierne sobre las nubes marinas, al norte y oeste.

Además de estas imágenes, la NASA publicó otros registros que dan cuenta del impactante avance que han tenido las llamas en la zona centro-sur de nuestro país.

La siguiente fotografía, en la que aparecen ciudades como Constitución y Concepción, fue tomada durante la mañana del miércoles 25 de enero, y se muestra con rojo las partes afectadas por incendios activos.

En la segunda imagen, que fue tomada el mismo día pero más tarde, queda de manifiesto la evolución de las llamas y del humo.

Cabe señalar que 25 mil hectáreas afectadas, 67 viviendas dañadas y tres escuelas quemadas por incendios forestales es parte del balance entregado por las autoridades en la región del Bío Bío.

Anteriormente la agencia espacial ya había publicado otras tomas de las regiones de O’Higgins y del Maule, en las que se aprecia la evolución de la espesa nube de humo que ha cubierto diversas ciudades.

NASA
NASA
NASA
NASA
NASA
NASA
NASA
NASA
NASA
NASA

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS