NASA revela nuevos descubrimientos sobre existencia de vida en mundos océanicos más allá de la tierra

14 de Abril de 2017 Actualizado: 14 de Abril de 2017

Este jueves 13 de abril, la NASA dio a conocer los nuevos descubrimientos sobre mundos oceánicos en nuestro sistema solar, de acuerdo con información publicada en su página oficial.

Los hallazgos son el resultado de las investigaciones realizadas desde la nave espacial Cassini de la NASA, que finalizará su misión en Saturno este mismo año, así como del Telescopio Espacial Hubble.

En la conferencia de prensa transmitida en directo por NASA Televisión y el sitio web de la agencia espacial, un equipo de renombrados especialistas proporcionaron nuevos detalles sobre las  heladas lunas oceánicas de Júpiter y Saturno.

También hablaron sobre cómo estos descubrimientos ayudarán la exploración oceánica en el futuro, así como a las investigaciones en búsqueda de vida más allá de la Tierra.

Los resultados de las investigaciones demuestran la naturaleza interconectada de las misiones científicas de la NASA que nos están acercando a responder si realmente estamos solos o no.

La agencia espacial informó que Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA, con sede en Washington, anunció que los resultados de las investigaciones “demuestran la naturaleza interconectada de las misiones científicas de la NASA que nos están acercando a responder si realmente estamos solos o no”.

[insert page=’atmosfera-exoplanetas-habitables-nasa’ display=’template-relacionadas.php’]

Mundos oceánicos más allá de la Tierra

La Tierra es considerada un mundo oceánico porque esos cuerpos de agua cubren la mayor parte su superficie; al igual que las lunas de Júpiter Europa, Ganímedes y Calisto; las lunas de Saturno Encelado, Mimas y Titán; la luna de Neptuno Tritón; y el planeta enano Plutón, de acuerdo con reportes de CNN en español.

Columnas de gas detectadas por Cassini en Encelado, en 2015, que dan indicios de existencia de vida en dicha luna. Crédio: NASA/JPL-Caltech
Columnas de gas detectadas por Cassini en Encelado, en 2015, que dan indicios de existencia de vida en dicha luna. Crédio: NASA/JPL-Caltech

En la conferencia de prensa se revelaron detalles de una de las misiones sobre la posible existencia de vida más  allá de nuestro planeta, la de la nave espacial Cassini, cuyos reportes indican que, al parecer, existe una forma de energía química capaz de alimentar vida en Encelado, una de las lunas de Saturno.

Por su parte, los investigadores de Hubble reportan evidencia adicional de columnas de vapor que emanan de Europa, una luna de Júpiter, que tiene un océano de agua salada que contiene hasta dos veces el agua de la Tierra, aunque debajo de una capa de hielo.

La vida tal como la conocemos requiere tres ingredientes primarios: agua líquida; una fuente de energía para el metabolismo; y los ingredientes químicos correctos, principalmente carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre.

Zurbuchen aseguró que “esto es lo más cercano que hemos llegado, hasta ahora, a la identificación de un lugar con algunos de los ingredientes necesarios para un entorno habitable”, según informes oficiales.

“La vida tal como la conocemos requiere tres ingredientes primarios: agua líquida; una fuente de energía para el metabolismo; y los ingredientes químicos correctos, principalmente carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre”, indicó la agencia espacial.

Los científicos explicaron más afondo las evidencias encontradas sobre la presencia de algunos de estos elementos por ambas misiones.

La abundante presencia de hidrógeno en el océano de Encelado demuestra que, potencialmente, éste podría brindar una fuente de energía química para la vida.

[insert page=’la-mayor-reserva-de-agua-conocida-del-universo-tiene-millones-de-veces-el-contenido-de-todos-los-oceanos-terrestres’ display=’template-relacionadas.php’]

Descubrimientos de Cassini

La misión Cassini, publicó en la revista Science algunos reportes de sus investigaciones que indican que, como resultado de la actividad hidrotermal del fondo marino, existe hidrógeno en forma de gas fluyendo por debajo de la superficie océanica de Encelado, una pequeña luna helada, situada a un billón de millas más lejos del sol que la Tierra.

La abundante presencia de hidrógeno en el océano de esta luna demuestra que, potencialmente, éste podría brindar una fuente de energía química para la vida.

Suponiendo que en el océano de Encelado existieran microbios, éstos podrían obtener energía combinando el hidrógeno con dióxido de carbono disuelto en el agua. Esto daría lugar a un proceso conocido como “metanogénesis”, una reacción química capaz de producir metano, considerado “la raíz del árbol de la vida en la Tierra”, según afirmaciones de los expertos.

Columnas sobre la superficie oceánica de encelado que sugieren la existencia de elementos para la vida en ella. Crédito: NASA/JPL-Caltech
Columnas sobre la superficie oceánica de encelado que sugieren la existencia de elementos para la vida en ella. Crédito: NASA/JPL-Caltech

En 2005, Cassini detectó una enorme columna de gas y material gélido que emanaba de unas grietas calientes cerca del polo sur de Encelado. Después de tomar y analizar algunas muestras, en 2015, los científicos concluyeron que el 98% por ciento del gas era agua, aproximadamente 1 por ciento era hidrógeno y el resto es una mezcla de otras moléculas incluyendo dióxido de carbono, metano y amoniaco.

Resultados de las investigaciones publicados en 2015, sugirieron que el agua caliente está interactuando con la roca bajo el mar. Nuevos hallazgos apoyan esa conclusión y agregan que la roca parece estar reaccionando químicamente para producir el hidrógeno. Éstos descubrimientos constituyen una línea independiente de evidencia de actividad hidrotérmica en el océano de Encelado.

Los hallazgos apuntan a que Encelado tiene casi todos los ingredientes necesarios para ser habitable.

Aunque aún no se ha demostrado, los científicos suponen que existen también fósforo y azufre en el océano, ya que se cree que su núcleo rocoso es químicamente similar a los meteoritos, los cuales contienen los dos elementos.

Estos hallazgos apuntan a que Encelado tiene casi todos los ingredientes necesarios para ser habitable y según Linda Spilker, investigadora del proyecto Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, este es un parteaguas en la búsqueda de mundos habitables más allá del nuestro.

[insert page=’escucha-los-sonidos-de-saturno-captados-por-la-sonda-cassini-video’ display=’template-relacionadas.php’]

Hallazgos del Telescopio Espacial Hubble

The Astrophysical Journal Letters, informó recientemente sobre los nuevos hallazgos de Hubble en relación a las observaciones de Europa a partir de 2016, los cuales indican que al parecer existen columnas que resplandecen intermitentemente en la misma región.

Las investigaciones más actuales reportaron una probable columna de material que brota de la superficie de la luna y se eleva a unos 100 kilómetros (62 millas) de altura.  En 2014 el telescopio encontró en el mismo lugar evidencia de una columna de aproximadamente 50 kilómetros (30 millas) de altura.

Se encontró evidencia de una posible columna de gas Europa, en la misma región, en 2014 y 2016. Ésta fue detectada por Hubble y podría ser similar a la de Encelado. Crédito: NASA / ESA / STScI / USGS
Se encontró evidencia de una posible columna de gas Europa, en la misma región, en 2014 y 2016. Ésta fue detectada por Hubble y podría ser similar a la de Encelado. Crédito: NASA / ESA / STScI / USGS

 

Ambas se ubican en una región inusualmente cálida sobre la corteza helada de la luna, con características similares a grietas, vistas a finales de los años 90 por la nave espacial de la NASA, Galileo.

Los investigadores suponen que esta es una posible evidencia de erupción de agua desde el interior de Europa, como en el caso de Encelado.

William Sparks, del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial, en Baltimore, Maryland, quien dirigió los estudios de la  columna de Hubble, en 2014 y 2016, dijo que “las columnas de Encelado están asociadas con regiones más calientes, así que después de que Hubble capturara esta nueva columna en Europa, examinamos esa ubicación en el mapa térmico de Galileo. Descubrimos que la columna candidata de Europa está situada justo en la anomalía térmica “.

Los investigadores suponen que esta es una posible evidencia de erupción de agua desde el interior de la luna, como en el caso de Encelado. Además, dicen que si las columnas y el punto caliente están conectados, podría significar que el agua que sale debajo de la corteza helada de la luna está calentando la superficie circundante.

Como señala la agencia, otra posibilidad es que “el agua eyectada por la columna cae sobre la superficie como un fino rocío, cambiando la estructura de los granos de superficie y permitiéndoles retener el calor por más tiempo que el paisaje circundante”.

[insert page=’un-asteroide-rebelde-enfrenta-a-jupiter’ display=’template-relacionadas.php’]

El futuro de Europa Clipper

Sin duda, los nuevos descubrimientos han incrementado el interés de los científico en  estos y otros “mundos oceánicos” en nuestro sistema solar y más allá de él.

Gracias a los esfuerzos del equipo de investigación de ambas misiones, Hubble y Cassini, se han establecido las bases para la misión Europa Clipper de la NASA, cuyo lanzamiento se ha previsto para la década de 2020.

 

“Si hay columnas en Europa, como ahora sospechamos, con Europa Clipper estaremos listos para ellos”, dijo Jim Green, Director de Ciencia Planetaria, en la oficina central de la NASA.

La posible existencia de una columna con actividad persistente e intermitente en Europa constituye un objetivo de gran interés para la misión que contará con un poderoso set de instrumentos científicos.

Los expertos están preparando para esta misión una potente cámara que hará mediciones similares a las de Hubble, pero miles de veces más cerca.

Por otra parte, la NASA anunció que los miembros del equipo Cassini INMS están desarrollando para Europa Clipper la siguiente generación de su instrumento para el vuelo, una versión “exquisitamente sensible”.

La pregunta ahora es: ¿habrá que esperar hasta entonces para conocer nuevas evidencias de vida en otros mundos oceánicos? Esperemos que no sea así y los científicos nos sorprendan con algo más en un futuro cercano.

[insert page=’final-sonda-cassini-saturno’ display=’template-relacionadas.php’]

TE RECOMENDAMOS