Las líneas de Nazca podrían ser “huellas de peregrinaciones”

Por Anastasia Gubin
30 de Septiembre de 2019
Actualizado: 02 de Octubre de 2019

Investigadores de la Universidad de Yamagata en Japón creen que las líneas de Nazca, una serie de geoglifos fantásticos grabados en el desierto en Perú, fueron creadas por dos grupos diversos de personas que realizaban peregrinaciones, de acuerdo a una presentación de estudios en la reunión anual número 80 de la Sociedad para la Arqueología Americana en abril de 2015.

Las principales líneas fueron realizadas hasta el año 200. Al quitar la tierra y piedras de la superficie se revela una capa más clara que sobresale con su color.

“Las primeras líneas de Nazca fueron seguramente hechas por los peregrinos, que así podían ver las marcas a lo largo de una ruta procesional”, dijeron los investigadores, según el medio LiveScience. Las personas rompieron macetas de cerámica en el suelo donde las líneas se cruzaban, seguramente como parte de un antiguo rito religioso.

En las diferentes rutas, la investigación japonesa encontró al menos cuatro estilos distintos de figuras que se agrupaban a lo largo de las rutas que conducen al gran templo Cahuachi, hacia donde los peregrinos llevaban ofrendas, agrega el reporte de LiveScience.

Imágenes de animales como el cóndor y camélidos fueron encontradas a lo largo del Valle Ingenio, y este tipo de diseño también está a lo largo de la ruta del templo Cahuachi.

El otro estilo corresponde a imágenes sobrenaturales concentradas en el valle de Nazca, que al igual que el anterior, tenía su ruta al templo. Probablemente lo hizo un grupo diferente, dicen los investigadores japoneses.

En cambio, entre ambas zonas hay un tercer grupo de geoglifos, que se cree los hicieron ambos grupos en conjunto.

“Nuestra investigación reveló que los geoglifos se colocaron para ser vistos desde los caminos rituales, mientras que las del período Nazca temprano, fueron utilizados como lugares de actividades rituales por las destrucciones intencionales de vasijas de cerámica encontradas”, dijo el investigador Masako Sakai a LiveScience.

A los largo del tiempo las líneas se siguieron creando por nuevos pobladores, todo el tiempo. “Incluso después de la caída del templo de Cahuachi, trapecios y líneas rectas continuaron siendo fabricadas y utilizadas”, dijo Sakai.

La Universidad de Yamagata ha informado que participa desde 2004 en el proyecto de investigación liderado por Sakai, profesor de la Facultad de Letras y Ciencias Sociales, y que “ha estado descubriendo continuamente dibujos de gran tamaño”. Durante este período fundó en 2012 el Instituto de la Universidad de Yamagata en Nazca.

Además señaló, que acordaron cooperar con el gobierno peruano para proteger los geoglifos de Nazca de daños causados ​​por los movimientos telúricos, tales como la construcción de viviendas.

“Es el único grupo de investigación en el mundo al que el gobierno peruano le otorgó un permiso para realizar estudios de campo en el lugar en el largo plazo”, destacó la Universidad. “Yamagata ha jugado un papel central en la realización de investigaciones de colaboración internacional con el grupo de especialistas en antropología, arqueología, geografía, psicología, ciencias de la información, ciencia de la conservación, la zoología y la cronología”.

En el año 2006 los académicos de Japón anunciaron el descubrimiento de unas 100 figuras nuevas en Nazca, lo que significó una controversia con los arqueólogos peruanos por la falta de un catálogo completo de imágenes, según el medio Chicago Tribune.

En dicha oportunidad el investigador italiano Giuseppe Orefici, del Centro Italiano de Estudios Arqueológicos precolombinos e Investigación, destacó que había reunido un tesoro de artefactos y conocimientos sobre las construcciones de adobe y la pirámide anaranjada de Cahuachi (Estudio).

Para Orefici, “las líneas de Nazca son interesantes porque crean sueños”. El italiano que ha estudiado en el Perú durante décadas, dijo que “Esto es lo que quiere la gente”.

Tras una exposición realizada en el Museo Nacional de Tokio en 2006, los visitantes pudieron apreciar algo más que las líneas de Nazca. Por ejemplo, una valiosa cerámica de esta cultura, como vasijas decoradas con diseños de agricultores, músicos, aves y animales, de colores generalmente rojo y café muy claros, con más de 2000 años de antigüedad, de acuerdo a un citado reporte de Daily Yomiuri.

Los japoneses describieron sus diseños como “audaces”, y se refirieron al plato con dibujos de peces en el borde: como queriendo salir a nadar afuera.

“Creaciones textiles también dan testimonio de las habilidades del tejido de la gente de Nazca. El uso de patrones que se repiten y diseños ingeniosos, bordes en capas, se iluminan con descripciones vívidas de aves, ballenas o flores”, escribe el medio japonés.

La cultura Nazca siempre seguirá sorprendiendo. Entre las costumbres misteriosas de sus pobladores está la deformación del cráneo, y un barbárico hábito de llevarse a casa la cabeza de los enemigos caídos en batalla.

Mira el video a continuación:

Ampliación del crucero Braemar

¿Te gustó esta historia? Entonces compártela con tus contactos y haz que las buenas noticias lleguen a todo el mundo.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS