¿Necesita enseñarle a sus hijos sobre finanzas personales? Aquí algunas formas divertidas de empezar

Por SAM BOCETTA
15 de Octubre de 2020
Actualizado: 15 de Octubre de 2020

Una de las habilidades más importantes que los padres pueden transmitir a sus hijos es la forma correcta y responsable de manejar el dinero.

Considerando la importancia de las habilidades financieras para navegar por la vida, es sorprendente que no se enseñen de forma general en las escuelas. Esto también hace que sea aún más importante que, como padre, imparta estas habilidades cruciales para la vida. El entorno familiar también es ideal para enseñar a los niños sobre temas —como las deudas y las tarjetas de créditos— que pueden ser delicados. Por encima de todo, hablar de dinero con sus hijos desde una edad temprana fomenta una actitud abierta que es uno de los impactos positivos más importantes de los núcleos familiares.

Nunca es demasiado pronto para empezar, tampoco. Niños tan pequeños como de 4 años pueden empezar a entender los conceptos financieros. La clave es hacer que esas lecciones sean apropiadas para la edad. Los grupos de educación económica están apoyando a las familias para que impartan lecciones financieras a sus hijos con asesoramiento y recursos gratuitos. Este artículo analizará las formas en que las familias pueden enseñar a sus hijos sobre finanzas y a manejar el dinero de forma segura.

Por qué es importante la educación financiera

La educación financiera es una de las habilidades más importantes para construir una vida exitosa, pero desafortunadamente, muchos adultos no la poseen. Beth Kobliner, autora del libro de mayor venta “Get a Financial Life” e integrante del Consejo Asesor del Presidente de Estados Unidos sobre Capacidad Financiera, señala que la crisis hipotecaria de los últimos años muestra el poco conocimiento financiero que tienen la mayoría de los estadounidenses.

Esto se refleja en el impactante estado de las finanzas personales de los adultos en Estados Unidos hoy en día. Casi la mitad de todos los estadounidenses viven de sueldo a sueldo. Solo el 46 por ciento de los estadounidenses han reservado algún dinero para un fondo para días difíciles. El saldo promedio de las tarjetas de crédito de un estadounidense es de más de 6000 dólares.

¿Realmente quiere que sus hijos cometan estos mismos errores y tengan cargas financieras por el resto de sus vidas? Si usted es como la mayoría de los padres, puede responder con un firme no, pero también puede argumentar que en vez de eso las escuelas deberían enseñar conocimientos financieros a los estudiantes. Desafortunadamente, las escuelas y el sistema educativo en su conjunto tampoco le harán ningún favor a sus hijos.

Como hemos señalado anteriormente, el principal problema de la educación estadounidense no es la financiación, sino los temas en los que se centran las escuelas. La educación financiera es una gran deficiencia en nuestro sistema escolar público. Esto significa que si quiere que sus hijos crezcan para tener éxito, lo más probable es que tenga que enseñarles usted mismo o defender la educación financiera en la escuela de su hijo.

Imagen ilustrativa. (Andrea_Piacquadio/Pexels

¿Qué edad es demasiado joven?

Puede empezar a enseñarle a sus hijos a manejar sus finanzas de manera responsable desde una edad muy temprana. La clave es hacer que estas lecciones sean apropiadas para su nivel de desarrollo intelectual. Mientras que un niño de 3 años puede que no entienda la complejidad de los derivados financieros, ciertamente puede entender que si le da un dólar, tendrá la opción de elegir qué tipo de fruta puede comprar.

La investigación también indica que hay un beneficio real al empezar de joven cuando se trata de crear buenos hábitos de dinero. Los hábitos monetarios de un niño se pueden formar desde los 7 años.

Cómo enseñarle a sus hijos sobre finanzas

El principio más importante para enseñarle a sus hijos sobre finanzas es tomarlo con calma, y hacer que sus lecciones sean relevantes para sus vidas diarias. Esto significa que las lecciones variarán según la edad de sus hijos.

A continuación, veremos las lecciones clave que debería enseñar a los niños de varias edades, y cómo hacerlo.

Edades de 3 a 5 años

La mejor lección para empezar, y una que incluso muchos adultos aún no han aprendido, es esta: Tiene que ahorrar y esperar para comprar lo que quiera.

Esta es una lección clave para que los niños aprendan a una edad muy temprana, y pueden comenzar este proceso cuando aún tienen 3 años. Los niños pequeños pueden tener una asociación problemática entre entrar en una tienda y que usted les compre regalos.

Por lo tanto, es importante señalarles que los juguetes cuestan dinero, y que el dinero no es ilimitado. Cuando vaya de compras, puede explicarles que está en la tienda por un artículo en particular, y por lo tanto no le comprará regalos.

Además de esta lección básica, hay algunas actividades que puede realizar, incluso con niños muy pequeños:

Crear tres frascos con etiquetas que digan “ahorrar”, “gastar” y “compartir”. Cada vez que su hijo reciba dinero, incluso un par de dólares, puede decidir en qué frasco lo pondrá. El frasco para “gastar” puede ser para comprar dulces y otros artículos pequeños, y el frasco para “compartir” es para donaciones a organizaciones benéficas o regalos para amigos. El frasco de “ahorros” es para artículos más importantes.

También puede hacer que su hijo se fije una meta de ahorro, como comprar un juguete en particular, solo asegúrese que esté siendo razonable con la cantidad que quiere ahorrar. Deberían lograr pagar su regalo en unas pocas semanas, no en un año.

Edades de 6 a 10 años

A medida que sus hijos empiecen a crecer, puede ampliar estas lecciones. Entre los 6 y los 10 años, puede continuar con el “sistema del tarro” que explicamos anteriormente, y quizá pueda empezar a darles un poco más en su asignación. Solo asegúrese de supervisar sus objetivos de ahorro, para que no se vuelvan demasiado ambiciosos y empiecen a tener asociaciones negativas con el ahorro.

A esta edad, también es importante empezar a incluir a sus hijos en sus decisiones financieras, para que aprendan lo que significa tomar decisiones con dinero. Por ejemplo:

  1. Puede incluir a sus hijos en pequeñas decisiones financieras, como la compra de productos en Internet. La persona promedio ya pasa cinco horas a la semana comprando por Internet, por lo que debería haber amplias oportunidades regulares en su vida para incluir a sus hijos en el proceso de compra y adquisición. Puede explicar que ciertos productos ofrecen una mejor relación calidad-precio, o la importancia de aprovechar las ofertas.
  2. También puede empezar a darle a su hijo un poco más de autonomía a esta edad. Por ejemplo, cuando necesite ir a comprar zapatos nuevos, puede darle dinero a su hijo y dejarlo elegir los zapatos que quiera dentro de ese rango de precio.

Edades entre 11 y 13 años

En esta edad se puede empezar a pasar de los objetivos de ahorro a corto plazo a los objetivos a largo plazo. Cuando llegan a los 11 años, la mayoría de los niños tendrán una apreciación de cuánto dura un mes, y pueden empezar a conceptualizar cuánto tiempo tendrán que ahorrar para poder pagar algo.

Por lo tanto, los niños de esta edad pueden empezar a tener una comprensión básica de cómo funciona el dinero y las finanzas en el mundo real. Por ejemplo, los niños en este rango de edad pueden empezar a entender conceptos como el interés compuesto, cómo funcionan las tarjetas de crédito, los préstamos, las deudas y los ingresos.

Un tema de importancia crítica que usted querrá introducir a un niño de esta edad es cómo hacer un seguimiento del flujo de efectivo, además de enseñar términos como línea de crédito, flujo de efectivo operativo y capital de trabajo.

Otra lección muy útil a esta edad es enseñar a su hijo sobre el interés compuesto. Esto puede sonar complicado para un niño de 11 años, pero la mayoría de los niños comprenderá el concepto con mucha facilidad. Usted también les puede ayudar:

  1. Describiendo la idea del interés compuesto con números reales, y no de forma abstracta. La investigación muestra que esto hace que la idea sea mucho más fácil de entender.
  2. También puede mostrarle a su hijo cómo hacer algunos cálculos de interés compuesto en Investor.gov. Aquí, puede ver cuánto dinero ganarán si invierten una cierta cantidad y ésta crece con una cierta tasa de interés.

A medida que sus hijos se acercan a la edad adulta, las lecciones que les imparta pueden ser más complejas. Una de las discusiones más importantes que hay que empezar a tener con ellos a esta edad es sobre el costo de una educación universitaria.

La mayoría de las universidades ofrecen una “calculadora de precio neto” que permite calcular el costo total de ir a determinadas universidades, y debería comenzar a tener esta discusión cuando sus hijos estén en noveno grado. Puede comparar cuánto cuesta cada universidad, cuáles son las perspectivas de empleo de los graduados y cuánta deuda de préstamos estudiantiles podría afectar el estilo de vida de su hijo después de la graduación si asiste a esa universidad.

Otra lección clave para los adolescentes, especialmente a medida que se acercan a los 18 años, cuando se convertirán en adultos, es comenzar a hablar seriamente sobre las inversiones y sus objetivos financieros a largo plazo. Si ha logrado cultivar el hábito de ahorrar en ellas, ahora es el momento de explicarles cómo empezar a invertir en el mercado de valores de forma segura. Las aplicaciones móviles para el comercio bursátil, como Robinhood, han sido estupendas para hacer que la inversión sea más accesible para los jóvenes, gracias a los mínimos de cuenta cero y al comercio sin comisiones.

A esta edad, también puede empezar a tener discusiones con ellos sobre la forma en que las finanzas impactan nuestra sociedad y política. Es importante que enseñe a sus hijos no solo se trata de las finanzas personales, sino también sobre cómo funciona el dinero en nuestra economía.

Una gran manera de iniciar la educación financiera en su adolescente, ya sea en casa o en el aula, es el seminario web gratuito de FEE, Educación Financiera: Lo que necesita saber sobre el dinero antes de los 20 años.

Empiece ahora

Nunca es demasiado pronto para iniciar a sus hijos en el camino del éxito, y eso incluye enseñarles sobre el dinero y las finanzas. El ambiente familiar es muy bueno para impartir lecciones que la escuela de su hijo pasa por alto, pero también tiene otras ventajas.

Hablar de dinero con sus hijos desde una edad temprana no solo les dará los hábitos y conocimientos necesarios para manejarlo con éxito en el futuro, sino que también cultivará una apertura que hará que el dinero sea mucho menos probable que sea una fuente de tensión familiar.

Sam Bocetta es un contratista de defensa retirado de la Marina de EE. UU. y un periodista independiente. Se especializa en encontrar soluciones a problemas de ingeniería balística aparentemente imposibles. Sam escribe de forma independiente para un grupo de publicaciones de seguridad, informando sobre las tendencias del comercio internacional, InfoSec, criptografía, guerra cibernética y defensa cibernética. Este artículo fue publicado originalmente en FEE.org.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


¿Sabía?

Este dictador de 92 años tiene 209,000 demandas judiciales en su contra y sus crímenes continúan

TE RECOMENDAMOS