Newsom dice que no debió ir a una cena mientras instaba a los californianos a quedarse en casa

Por Zachary Stieber
14 de Noviembre de 2020
Actualizado: 14 de Noviembre de 2020

El gobernador de California Gavin Newsom dijo el viernes que no debió haberse unido a otras familias para una cena mientras instaba a la gente a quedarse en casa en medio de la pandemia del COVID-19.

“Aunque nuestra familia siguió los protocolos de salud del restaurante y tomó precauciones de seguridad, debimos haber inspirado un mejor comportamiento y no unirnos a la cena”, dijo el demócrata en una declaración publicada por su oficina.

De acuerdo al San Francisco Chronicle, Newsom asistió a una cena el 6 de noviembre en Frech Laundry en el que participaron al menos 12 personas, entre ellas su esposa.

Las directrices de salud de California actualmente prohíben a la gente participar en reuniones con más de tres hogares diferentes.

Un portavoz de Newsom defendió inicialmente la cena, diciendo que era al aire libre. Más tarde, la oficina emitió la declaración del gobernador.

Las directrices anteriores requerían que todas las reuniones se celebraran al aire libre. El viernes se actualizaron para permitir reuniones dentro, manteniendo el límite a tres hogares.

Las personas llegan a la Union Station de Los Ángeles, California, el 13 de noviembre de 2020, para hacerse una prueba del COVID-19. (Frederic J. Brown/AFP vía Getty Images)

El COVID-19 es una enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), un nuevo coronavirus.

Newsom exhortó en repetidas ocasiones a la gente a quedarse en casa durante la pandemia y en una rueda de prensa el lunes dijo que la información de rastreo de contactos apuntaba a las reuniones sociales como fuente de transmisión del virus.

El Partido Republicano (GOP) de California dijo a través de un comunicado que el gobernador “parece estar hablando por ambos lados de su boca”.

El viernes, el secretario de Salud de California, Mark Ghaly, se negó a responder a una pregunta sobre la decisión de Newsom.

Por otro lado, Newsom se unió a los gobernadores de Oregón y Washington para recomendar una cuarentena de dos semanas a las personas que viajen a otros estados y regresen, o que viajen a uno de los estados de la costa oeste desde otro lugar.

“California acaba de sobrepasar un umbral aleccionador—un millón de casos de COVID-19—sin signos de que el virus se esté desacelerando”, dijo Newsom en un comunicado.

“El aumento de casos está añadiendo presión a nuestros sistemas hospitalarios y amenazando las vidas de los ancianos, los trabajadores esenciales y los californianos vulnerables. Los viajes aumentan el riesgo de propagación de COVID-19 y todos debemos aumentar colectivamente nuestros esfuerzos en este momento para mantener el virus controlado y salvar vidas”.

La gobernadora de Oregón, la demócrata Kate Brown, anunció una “congelación de dos semanas”, que incluye la limitación de que los restaurantes solo sirvan comida para llevar y hacer que las tiendas de retail, las tiendas de comestibles y las farmacias limiten su capacidad al 75 por ciento, al tiempo que se obliga a cerrar los gimnasios, las organizaciones de fitness y los lugares que albergan eventos en interiores.

“También estoy pidiendo a los habitantes de Oregón que usen una mascarilla en todo momento, excepto cuando coman y beban”, dijo Brown a los periodistas durante una conferencia de prensa. “Ya sea que ustedes estén en el interior o en el exterior, la evidencia es muy, muy clara de que las mascarillas salvan vidas”.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

TE RECOMENDAMOS