Nicaragua podría ser el segundo país que sufra bloqueo económico de EE.UU., dicen empresarios

Por Pachi Valencia
08 de Agosto de 2019 Actualizado: 08 de Agosto de 2019

Empresarios nicaragüenses advirtieron al régimen de Daniel Ortega que se tomara en serio las advertencias de Estados Unidos sobre imponer al país centroamericano un bloqueo económico similar al de Venezuela.

Luego de que Trump emitiera una orden ejecutiva el 5 de agosto donde bloquea las propiedades del régimen venezolano, el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, dijo una frase en la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela, que se llevó a cabo en Lima el 6 de agosto, que podría indicar que el régimen de Nicaragua sería el próximo en recibir sanciones:

“Funcionó en Panamá, funcionó en Nicaragua una vez, y va a funcionar allí [en Nicaragua] otra vez, y va a funcionar en Venezuela y Cuba”, expresó Bolton durante su discurso, al referirse a los regímenes anteriores sobre los que Estados Unidos impuso bloqueos económicos anteriormente.

Mario Arana, presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAM), y José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), afirmaron que Bolton habría mandado un claro mensaje político para el régimen orteguista de que su alianza con Maduro es una gran amenaza para la estabilidad de Nicaragua, según el medio nicaragüense La Prensa.

Daniel Ortega, en La Habana, Cuba el 14 de diciembre de 2018. (YAMIL LAGE/AFP/Getty Images)

“Es una advertencia política y se hizo de dos maneras porque [Bolton] mencionó que ya Nicaragua fue sujeta de embargo en 1985 y en algunos documentos [entre el Gobierno de EE.UU.] ha circulado que es un tema que se puede aplicar nuevamente”, dijo Aguerri a La Prensa.

Así mismo, esta posible medida no resulta sorprendente para los empresarios y opositores del régimen, quienes dijeron que estuvieron advirtiendo que “por negarse [Nicaragua] a dialogar una salida política a la crisis, se van a intensificar las presiones internacionales, y de eso el único responsable es Ortega quien se está aferrando al poder a costa de sacrificar la economía y a todos los nicaragüenses”, sentenció Arana.

Durante la conferencia en Perú, Bolton también lanzó una advertencia a terceras partes que insistan en hacer negocios con el régimen venezolano.

“Procedan con extrema cautela, no hay necesidad de arriesgar su interés de negocios en EE. UU. por el propósito de obtener ganancias de un régimen corrupto y moribundo”, dijo Bolton.

Aguerri también dio que a pesar de que no se puede confirmar que Estados Unidos ponga en marcha un bloqueo a Nicaragua, “la incertidumbre y desconfianza de los empresarios ya existe”, y aumentará mientras “Ortega entienda que más temprano que tarde deberá regresar a la mesa de negociación”.

El primer embargo de Estados Unidos contra Nicaragua ocurrió el 1 de mayo de 1985, también bajo el régimen de Ortega, cuando el entonces presidente Ronald Reagan anunció su decisión de imponer sanciones económicas contra Nicaragua.

“Las acciones y políticas del gobierno de Nicaragua representan una amenaza extraordinaria contra la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, fueron las palabras que Reagan usó contra el régimen al negarse ir a elecciones transparentes.

Dicho embargo prohibía la importación de productos fabricados en Estados Unidos y países aliados a Nicaragua.

Siete meses después del anuncio de Reagan, el 90% de las industrias textiles, alimentarias, de calzado y de cuero se desplomaron por el corte en el suministro de materias primas.

El presidente estadounidense Ronald Reagan, al lado de Jerry Parr, justo antes de que le dispararan fuera de un hotel de Washington el 30 de marzo de 1981. (enwikipedia.org)

En febrero de 1990, la administración de George W. Bush anunció el fin del embargo y se reanudó la importación y exportación de productos entre ambos países, así como el restablecimiento del tráfico aéreo y marítimo entre EE.UU. y Nicaragua.

La orden ejecutiva firmada por el presidente Trump el pasado martes indica que “todas las propiedades e intereses en la propiedad del Gobierno de Venezuela que se encuentren en los Estados Unidos (…) serán bloqueadas y no podrán ser transferidos, pagados, exportados, retirados o tratados de otra manera”.

“He determinado que es necesario bloquear la propiedad del Gobierno de Venezuela a la luz de la continua usurpación del poder por parte del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro”, dice una carta en la que Trump comunica su decisión a la presidente de la Cámara de Representantes y el presidente del Senado.

El mandatario dijo que la orden también se basó en “los abusos de los derechos humanos del régimen, el arresto y la detención arbitraria de ciudadanos venezolanos, la restricción de la libertad de prensa y los continuos intentos de socavar al Presidente interino Juan Guaidó de Venezuela y a la Asamblea Nacional venezolana elegida democráticamente”.

Video relacionado

Los valores conservadores ganan terreno en Venezuela

TE RECOMENDAMOS