NIH renueva a EcoHealth controvertida subvención para estudiar coronavirus en murciélagos

Por Mark Tapscott
09 de Mayo de 2023 8:09 AM Actualizado: 09 de Mayo de 2023 8:09 AM

Funcionarios del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos reactivaron una subvención federal de USD 576,290 a EcoHealth Alliance para estudiar cómo los brotes de virus mortales como SARS, MERS y ahora COVID-19 se originan en la fauna salvaje y se transfieren a los humanos.

La medida llevó a un legislador republicano a exigir que el Instituto Nacional de Salud (NIH) explique la decisión que calificó de “absolutamente imprudente”.

“La mayoría de los virus humanos emergentes proceden de la fauna salvaje, y los coronavirus en particular representan una amenaza significativa para la salud pública y la bioseguridad en Estados Unidos y en todo el mundo, como demostraron los brotes de SARS, MERS y COVID-19”, es como NIH describe el propósito de la subvención renovada.

La subvención renovada se administrará a través del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de los NIH, la rama de investigación dirigida durante varias décadas por el Dr. Anthony Fauci, recientemente jubilado. La descripción fue revelada al público por el representante Morgan Griffith (R-Va.), presidente del Subcomité de Supervisión e Investigaciones del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes.

“Este proyecto trata de entender qué factores permiten a los coronavirus de origen en el murciélago, incluidos los parientes cercanos al SARS, saltar a la población humana mediante el estudio de su diversidad evolutiva, los patrones de propagación en personas que viven en comunidades de alto riesgo y el análisis de las características de los coronavirus de murciélago que podrían permitir su aparición”, añade la descripción de la subvención.

EcoHealth emitió una declaración celebrando que la decisión de los NIH “refleja una reversión de la terminación y suspensión anteriores de una [subvención] otorgada en 2019, pero retenida en abril de 2020 debido a preocupaciones sobre mantener la investigación de laboratorio colaborativa con el Instituto de Virología de Wuhan (WIH)”.

Varias agencias estadounidenses y científicos independientes concluyeron que una filtración desde el interior del laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan sería la fuente más probable de la pandemia de COVID-19, que hasta la fecha ha causado la muerte a más de 1,1 millones de estadounidenses desde enero de 2020 y a más de seis millones de personas en todo el mundo.

El Dr. Anthony Fauci, director de los Institutos Nacionales de Alergias y Enfermedades Infecciosas, testifica en el Capitolio, el 14 de septiembre de 2022. (Drew Angerer/Getty Images)

Los defensores de EcoHealth, incluido Fauci, han argumentado que el origen más probable del virus COVID-19 es a través de una transferencia de murciélagos a humanos mediante la venta de carne de estas criaturas en un mercado cercano al Instituto de Virología de Wuhan (WIH).

El laboratorio WIH ha sido escenario de una amplia investigación de ganancia de función por parte de científicos chinos, gran parte de ella financiada total o parcialmente antes de la pandemia por subvenciones de los NIH a través de EcoHealth. Los NIH han concedido siete subvenciones por un total de más de USD 4.1 millones de dólares a EcoHealth para estudiar diversos aspectos del SRAS, el MERS y otras enfermedades causadas por coronavirus.

Fig. 1. Arriesgada metodología de investigación utilizada por EcoHealth Alliance, WIV y sus colaboradores para intentar crear vacunas contra los murciélagos. No hay forma de saber de antemano el potencial pandémico de los virus quiméricos no naturales similares al SARS creados en este flujo de trabajo.

EcoHealth dijo en su declaración que su acuerdo con los NIH exige que los investigadores realicen todos sus estudios fuera de China y en colaboración con un centro sanitario con sede en Singapur, así como otras medidas destinadas a abordar las preocupaciones sobre la falta de procedimientos de seguridad adecuados en el WIH y su conexión con el ejército chino.

“Los objetivos específicos se han revisado en consulta con el personal del NIAID y de los NIH, y responden a las preocupaciones actuales, eliminando todo el trabajo sobre el terreno en China y todos los experimentos de cultivo o infección de virus recombinantes. También hemos aceptado todos los mecanismos de supervisión adicionales aplicados por los NIH”, declaró EcoHealth.

“El trabajo renovado implicará la colaboración únicamente entre EcoHealth Alliance y la Facultad de Medicina Duke-Universidad Nacional de Singapur, con los siguientes objetivos específicos (1) identificar las secuencias de alto riesgo de propagación del SARSr-CoV en el sur de China y evaluar los factores de recombinación; (2) llevar a cabo una vigilancia basada en la comunidad y la clínica de muestras humanas archivadas pre-COVID-19 para identificar los eventos de propagación del SARSr-CoV, las vías de exposición y las posibles consecuencias para la salud pública; y (3) caracterizar la unión del SARSr-CoV, la capacidad de evadir las terapias/vacunas y la identificación de los puntos candentes de propagación”, agrega la declaración de EcoHealth.

Personal de seguridad hace guardia fuera del Instituto de Virología de Wuhan mientras los miembros del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que investigan los orígenes del coronavirus COVID-19, realizan una visita al instituto en Wuhan, en la provincia central china de Hubei, el 3 de febrero de 2021. (Hector Retamal/AFP vía Getty Images)

Es posible que estas revisiones no satisfagan a los críticos del Congreso con la década de financiación por parte de los NIH de este tipo de investigaciones de EcoHealth.

“Es absolutamente imprudente que los NIH hayan renovado una subvención a EcoHealth Alliance, dada su negligencia y el incumplimiento de su contrato con los NIH sobre la investigación del coronavirus realizada en el Instituto de Virología de Wuhan. Ahora se cree probable que COVID-19 fuera el resultado de un incidente de laboratorio en el Instituto de Wuhan”, dijo Griffith el 8 de mayo, a través de una declaración.

“Según mis observaciones, EcoHealth Alliance no se ha arrepentido de sus errores, y lo que es peor, se han negado a cooperar con el Congreso en nuestros intentos de obtener información sobre la investigación que estaban llevando a cabo en el Instituto de Wuhan”, afirmó Griffith.

LEER MÁS
Expertos en seguridad nacional critican en una carta abierta a los medios y a los científicos que descartaron la teoría de la filtración del laboratorio COVID-19

“Hasta que puedan demostrar su voluntad de trabajar con el Congreso para resolver las cuestiones pendientes y cumplir con todos los términos de sus contratos federales, pagados con dólares de los contribuyentes estadounidenses, toda la financiación debe permanecer suspendida, y no se deben conceder nuevos contratos”, dijo el representante.

Griffith, junto con la presidenta de la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, Cathy McMorris Rodgers (R-Wash.), y el presidente de la Subcomisión de Salud, Brett Guthrie (R-Ky.), presionaron a los NIH el 25 de abril de 2022 con una carta de dirigida al director en funciones Lawrence Tabak para que investigaran al presidente de EcoHealth, Peter Daszak, por múltiples presuntos incumplimientos de las normativas y estipulaciones federales sobre subvenciones.

Peter Daszak, miembro del equipo de la Organización Mundial de la Salud que investiga los orígenes de COVID-19, habla con los medios de comunicación a su llegada al Instituto de Virología de Wuhan, en Wuhan, en la provincia central china de Hubei, el 3 de febrero de 2021. (Hector Retamal/AFP a través de Getty Images)

“Nuestra revisión de los informes de EcoHealth Alliance sobre sus experimentos con ratones humanizados en el Instituto de Virología de Wuhan (WIV) utilizando fondos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) muestra discrepancias generalizadas, inconsistencias y omisiones en sus informes de progreso y solicitud de renovación que plantean serias dudas sobre mala conducta científica y ética, violaciones de las políticas y regulaciones de los NIH, y posibles declaraciones falsas y fraude”, dice la carta.

Un portavoz de los NIH no respondió a la solicitud de comentarios de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.