Niña de 9 años halla enorme diente de tiburón de megalodón de 50 pies de largo y 15 millones de años

Por Louise Chambers
25 de Enero de 2023 2:18 PM Actualizado: 25 de Enero de 2023 2:18 PM

Una cazadora de fósiles de 9 años de Maryland se topó con un hallazgo único en la vida mientras buscaba tesoros en la costa del condado de Calvert, en la bahía de Chesapeake: un enorme diente de megalodón de 15 millones de años.

El 25 de diciembre, Molly Sampson, una niña de cuarto curso del sur de Maryland, salió a buscar fósiles con su hermana mayor, Natalie. Molly estaba envuelta en capas de ropa —ya que fuera hacía una sensación térmica de 10 grados Fahrenheit— y sus nuevos vadeadores que le regalaron por Navidad.

“Me alejaba de la playa con el agua hasta las rodillas, buscando en una zona que antes no podía ver hasta que tuve los vadeadores”, contó a The Epoch Times. “Miré hacia abajo y vi [el diente] sentado en el fondo y pensé que estaba soñando”.

Molly al encontrar su diente de megalodón. (Cortesía de @fossilgirls_md y www.thefossilgirls.com)

A Molly le pareció un poco increíble, ya que estaba justo en la arena bajo el agua.

“Intenté recogerlo con mi colador de arena, pero era demasiado grande, así que metí las manos en el agua helada para agarrarlo porque estaba muy emocionada”, dijo.

Molly estaba segura de que tenía en sus manos un diente de megalodón, ya que había encontrado algunos antes, pero ninguno como éste. El megalodón es una especie extinta de tiburón caballa que vivió hace aproximadamente entre 23 y 3.6 millones de años. El padre de Molly, Bruce Sampson, de 43 años, calculista de estructuras de acero, dijo a su hija que el increíble diente de 5 pulgadas era un hallazgo “único en la vida”.

Bruce dijo: “Caminaba detrás de las niñas, viéndolas buscar fósiles con sus nuevos vadeadores… Oí a Molly gritar delante de mí y supe que había encontrado algo bueno, pero no me lo podía creer cuando me lo enseñó. Me alegré tanto por ella que no puedo expresarlo con palabras”.

Molly con su hermana mayor Natalie y su padre, Bruce. (Cortesía de @fossilgirls_md y www.thefossilgirls.com)

Bruce dijo que conoce la emoción de encontrar algo así aunque su hallazgo es un poco más pequeño.

“Puedo decirte lo que no estaba pensando: ¡que compartiríamos esta historia con millones de personas!”, dijo.

La madre de Molly, Alicia Sampson, profesora particular de violín de 42 años, estaba sentada junto al fuego en casa “tomando café, entrando en calor”, cuando su marido le envió fotos del hallazgo de su hija. “Pensé que me estaba haciendo una broma”, dijo Alicia.

La familia se puso rápidamente en contacto con un contacto de confianza, el Dr. Stephen Godfrey, conservador de paleontología del Museo Marino Calvert, y le enviaron una foto del diente por correo electrónico. Incluso le dijeron que querían enseñarle el hallazgo en persona.

“En cuanto regresó al museo, entramos y nos confirmó que era un diente de Megalodon”, dijo Alicia. “El doctor Godfrey calcula que tiene unos 15 millones de años”.

Molly en el Museo Marino Calvert. (Cortesía de @fossilgirls_md y www.thefossilgirls.com)

A principios de enero, el Museo Marino Calvert compartió fotos en Facebook del enorme diente de Megalodon.

El diente procedía de la mandíbula superior izquierda de un otodus megalodon, dijo Godfrey, tal vez el mayor macrópredador marino que el mundo haya conocido. El tiburón, dijo, medía probablemente entre 45 y 50 pies de largo.

“La enorme raíz habría anclado este diente firmemente a la mandíbula, permitiendo al megalodón morder a través de cualquier ballena o delfín que pudiera atrapar”, dijo Godfrey a CBS News. “Sabemos que era un depredador activo, porque de vez en cuando encontramos huesos fosilizados de ballenas y delfines que conservan marcas de gubias de dientes hechas por el megalodón”.

Los dientes de tiburón más grandes y más pequeños de Molly. (Cortesía de @fossilgirls_md y www.thefossilgirls.com)

Molly guarda por ahora su último hallazgo en un estuche con el resto de sus dientes grandes. Ha recogido más de 400 dientes en total. Bruce planea construir una caja de sombra para que su hija pueda exhibirla en la pared de su dormitorio.

Para los padres de Molly, su hallazgo de fósiles fue la guinda del pastel de una actividad ya de por sí enriquecedora.

“Esto es algo que yo crecí haciendo, y verles compartir el mismo entusiasmo es muy gratificante”, dijo Bruce a The Epoch Times.

“Les decimos a las niñas todo el tiempo cuando encuentran un diente nuevo: ‘¡Eres la única persona del planeta que ha tenido ese diente en la mano, y ha estado ahí durante millones de años esperando a que lo recogieras!”. dice Alicia.

A los padres les maravilla que la historia de Molly llegue a millones de personas.

La increíble colección de dientes de tiburón de Molly. (Cortesía de @fossilgirls_md y www.thefossilgirls.com)

“En una época en la que todos estamos tan envueltos en dispositivos electrónicos, creo que es importante experimentar el mundo de primera mano”, dijo Alicia. “No hace falta hacer un descubrimiento único en la vida para asombrarse de los tesoros que se esconden en la playa, o dondequiera que vayas”.

Molly, que estudia en casa junto a su hermana, nunca ha estado lejos de la bahía de Chesapeake y dice que el lugar es “uno de los mejores del mundo para buscar dientes fósiles de tiburón”.

A Molly le encantan las clases de ciencias y tocar el violín. De mayor quiere ser profesora de violín, como su madre, o paleontóloga.

Molly con su familia. (Cortesía de @fossilgirls_md y www.thefossilgirls.com)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.