Niña mexicana de 8 años inventa un calentador de agua ganando un prestigioso premio de ciencias

Por Li Yen
23 de Agosto de 2019 Actualizado: 23 de Agosto de 2019

A primera vista, Xóchitl Guadalupe Cruz López, de San Cristóbal, Chiapas, al sur de México, se ve como cualquiera otra niña típica de 10 años. Sin embargo, la niña, que tiene afición por el fútbol y las matemáticas, es en realidad una genio infantil que se convirtió en la primera niña en ganar un distinguido premio de ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México por su ingenioso invento.

El viaje de Xóchitl como inventora comenzó cuando tenía solo 4 años. Se unió a las clases del Programa Adopta un Talento de la UNAM, y desde entonces, ha estado ingresando sus inventos en concursos de ciencias, obteniendo varios premios en ferias de ciencias.

Cuando tenía 7 años, desarrolló un perfume llamado La Esencia de Xochil. “Gané la Feria Estatal y fui a la Ciudad de México por primera vez”, dijo la niña, en un discurso dirigido al entonces presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, en el 2018, según Latina Republic.

A la tierna edad de 8 años, Xóchitl diseñó un dispositivo solar de bajo costo llamado Baño Calentito para calentar agua.

El clima frío en su pueblo natal, San Cristóbal, fue lo que inspiró a Xóchitl a desarrollar el proyecto.

“En San Cristóbal hace mucho frío la mayor parte del año, así que si la gente se ducha con agua fría puede contraer enfermedades respiratorias y tener que ir constantemente al médico”, dijo la científica en formación, reportó el diario Mexico News Daily.

“Quiero ayudar con mis conocimientos porque hay mucha gente pobre aquí”, dijo.

Por sus notables logros científicos, Xóchitl recibió un premio científico del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el 2018.

Xóchitl, una estudiante de la Escuela Primaria Josefa Ortiz de Domínguez, hizo historia al ser la primera niña en recibir un prestigioso “Reconocimiento ICN para Mujeres”, que generalmente se otorga para elogiar los logros de las mujeres adultas en la ciencia.

La niña inteligente construyó su calentador solar de agua en la azotea de su familia utilizando materiales reciclados, que incluyen una manguera negra de 15 metros, 10 botellas de PET, una base de madera, nylon negro, así como vidrio reciclado.

Con algo de ayuda de su padre y el apoyo del Programa Adopte un Talento de la UNAM, terminó exitosamente su proyecto para ayudar a los indígenas de bajos ingresos en su comunidad rural. El dispositivo de calefacción solar responde a sus necesidades de calentar el agua sin cortar árboles para leña.

La niña genio dijo a El Universal: “Son personas de bajos ingresos que no tienen la posibilidad de comprar estos calentadores, así que lo que hacen es cortar los árboles para obtener leña”.

La niña tiene su propio invento instalado en el techo de su familia. El aparato de vidrio y madera tipo caja con cubos de conexión de manguera y tanque de agua puede calentar 10 litros de agua a entre 35 y 45 grados centígrados.

Con el objetivo de construir calentadores más grandes con paneles solares, Xóchitl ha buscado apoyo financiero de universidades e investigadores.

“Mi hermano y yo queremos mejorar el calentador”, dijo.

“Quiero hacer la tercera fase de mi proyecto: instalar mi calentador solar en las casas de las comunidades indígenas de Chiapas para que la gente ya no se enferme de las enfermedades respiratorias porque se bañan con agua fría. Sé que mi proyecto es caro, pero lo intentaré”, explicó.

Sin duda alguna, el calentador de agua alimentado por la luz solar hará la vida más fácil a las comunidades indígenas de su ciudad natal. Sus vidas mejorarán con un acceso más conveniente al agua caliente.

Con Xóchitl inventando algo que beneficia a la humanidad, sus padres están tan orgullosos de ella.

“Es un gran honor saber todo lo que ha hecho”, dijo la madre de Xóchitl, Alma López Gómez, según Offsite Solar.

Mientras que su padre, Lucio Guadalupe, un maestro de preescolar, dijo: “Estoy muy orgulloso de mi hija porque aquí en Chiapas es muy difícil sobresalir en ciencias”. Añadió que las familias deben “apoyar a los pequeños, que son el futuro”.

Xóchitl expresó gratitud a sus padres y a su hermano por su apoyo. “Estoy muy contenta por los premios. Nunca imaginé que llegaría aquí. Es algo que no puedo describir”, dijo.

No reconocer el talento es un error que las autoridades de México cometieron. Jesús Iradier Santiago, coordinador estatal del Programa Adopta un Talento (PAUTA) de la UNAM, destaca que hay muchos niños como Xóchitl, que han demostrado un gran potencial en la ciencia. Desafortunadamente, estos niños no recibieron el apoyo y el reconocimiento adecuado por parte de las autoridades y sus familias.

Ser capaz de lograr tanto a una edad tan temprana, el cielo es el límite de lo que puede lograr. ¡Sigue cambiando vidas a través de tus brillantes inventos, Xóchitl!

Mira el vídeo a continuación:

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Unos pescadores descubrieron algo completamente inesperado dentro de una red de pesca

TE RECOMENDAMOS