Niña de 2 años muere al ahogarse con un grano de palomitas de maíz, familia advierte del peligro

Por Chris Ford
11 de Julio de 2019 Actualizado: 11 de Julio de 2019

Uno nunca pensaría que una bolsa de palomitas de maíz, que a los niños les encanta comer, podría tener peligros ocultos acechando en ella. Trágicamente, una familia se enteró demasiado tarde y esperan advertir a otros.

Mirranda Grace Lawson, del condado de Fauquier, Virginia, era solo una bebé de brazos, cuando a los 2 años de edad, el 11 de mayo del 2016, comenzó a ahogarse después de que un grano de palomitas de maíz se alojó en su tráquea. Era el cumpleaños de su madre, Alison, y había decidido celebrarlo en casa con su marido, Patrick, y sus cuatro hijos. Patrick había tomado el día libre para sorprender a su esposa, y la familia pasó el día celebrando.

En una página de GoFundMe, sus familiares contaron: “Al final del cumpleaños de Alison, Mirranda corrió a la sala de estar. Con los ojos bien abiertos y sin sonido. El tiempo se detuvo. Esos fueron los últimos momentos que compartieron antes de que Mirranda cayera al suelo; barrieron su boca, nada; Pat comenzó la reanimación cardiopulmonar. La ambulancia llegó, el corazón de Mirranda se detuvo”.

Mirranda había inhalado un pedazo de palomitas de maíz, que estaba alojado en su garganta y bloqueaba sus vías respiratorias.

“Entonces… había esperanza. El corazón de Mirranda empezó a latir, fue intubada y colocada en un ventilador y transferida al Hospital de Niños de la VCU”.

Los médicos declararon que su cerebro estaba muerto y querían realizarle una prueba de apnea, que implicaría sacarla del soporte vital para ver si podía respirar por sí misma.

Sin embargo, sus padres se negaron y llevaron la pelea a los tribunales, argumentando que su hija solo necesitaba tiempo para recuperarse, reportó NBC. Las semanas pasaron lentamente y, finalmente, el juez dictaminó que el hospital debía proceder con la prueba. Una vez más, la familia apeló el fallo, pero lamentablemente, la pequeña Mirranda falleció durante la apelación.

La familia publicó una actualización en GoFundMe: “Este viaje ha sido muy inesperado y difícil. Mirranda luchó con fuerza y al final Dios decidió llamar a su ángel de vuelta a casa a principios de noviembre. Aunque su tiempo en la tierra fue corto, ella hizo una diferencia en las vidas de muchos. Compartir su historia con otras familias ha ayudado a crear conciencia sobre los sorprendentes peligros de asfixia que nos rodean todos los días. Muchos de ustedes compartieron su historia, y probablemente salvaron una vida”.

La asfixia es una de las tres causas principales de muerte en niños menores de 3 años de edad.

Para prevenir la asfixia infantil, según la clínica Mayo:

  • Espera el tiempo justo para la introducción de alimentos sólidos. Introducirle a tu bebé alimentos sólidos antes de que él o ella tenga las habilidades motoras para tragarlos puede llevar a que el bebé se ahogue. Espera hasta que tu bebé tenga por lo menos 4 meses para introducir los alimentos sólidos en puré.
  • No ofrezcas alimentos de alto riesgo. No le des a los bebés o niños pequeñas salchichas, trozos de carne o queso, uvas, verduras crudas o trozos de fruta, a menos que estén cortados en trozos pequeños. No le des a los bebés o niños pequeños alimentos duros, como semillas, nueces, palomitas de maíz y caramelos duros, que no se pueden cambiar para que sean opciones seguras. Otros alimentos de alto riesgo incluyen mantequilla de maní, malvaviscos y goma de mascar.
  • Supervisar la hora de comer. A medida que tu hijo crezca, no le permitas jugar, caminar o correr mientras come. Recuérdele a tu hijo que mastique y trague su comida antes de hablar. No permitas que tu hijo arroje alimentos al aire y se los meta en la boca, ni que se meta grandes cantidades de alimentos en la boca.
  • Evalúa cuidadosamente los juguetes de tu hijo. No permitas que tu bebé o niño pequeño juegue con globos de látex, que representan un peligro cuando no están inflados y se rompen, pelotas pequeñas, canicas, juguetes que contienen partes pequeñas o juguetes destinados a niños mayores. Busca las pautas de edad cuando compres juguetes y examínalos regularmente para asegurarte de que estén en buenas condiciones.
  • Manten los objetos peligrosos fuera del alcance de los niños. Los artículos domésticos comunes que pueden representar un peligro de asfixia incluyen monedas, pilas de botón, dados y tapas de bolígrafos.

Para estar preparados en caso de emergencia, toma una clase de reanimación cardiopulmonar (RCP) y primeros auxilios en caso de asfixia para niños. Anima a todos los que se preocupan por su hijo a hacer lo mismo.

¡Se nota que están muy emocionados con salir y conocer el mundo!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS