Una niña que no puede hablar intenta hacerlo al escuchar a un hombre sin hogar cantar con el corazón

Por La Gran Época
22 de Febrero de 2019 Actualizado: 23 de Febrero de 2019

Las acciones dicen más que las palabras, así es como lo menciona el viejo refrán y las acciones de una dulce niña de Columbia, Carolina del Sur, fueron especialmente notables.

Neveah Phillips tiene 8 años y padece síndrome de Down. Su madre, Kimberly, dijo a WECT que su hija es ” básicamente no verbal “, por lo que la estimulación no verbal y las interacciones no verbales significan mucho para la niña, que todavía tiene una gran curiosidad por el mundo.


Kimberly la había llevado a la iglesia de Neveah a un evento de caridad que proveía comida para personas desamparadas. Entre muchos otros, un vagabundo asistió y se dirigió a las mesas para cantar una versión sincera de “I Understand” de Smokie Norful.

Neveah, fascinada se arrimó a los brazos del hombre y él le cantó.

Su mamá conmovida por el vínculo con el hombre, filmó su interacción y capturó varios momentos cuando Neveah intentaba cantar abriendo su boca. Ella conocía la canción y la conmovedora interpretación del vagabundo la inspiró a cantar unas pocas palabras con él, que era la forma en que Neveah hacía una conexión.

El hombre cantó, “A veces me dan ganas de rendirme… Parece que lo mejor que tengo no es suficiente”. Entonces Neveah se quedó con él en solidaridad.

Kimberly comentó con orgullo, “Sus acciones hablan más fuerte que las palabras”. “El amor la llevó a hacerlo”.

No hace falta decir que el video fue recibido con entusiasmo en Internet, tocando los corazones de más de un millón de espectadores.

Ella no pudo resistirse a buscar al dulce hombre que había cantado en la iglesia para compartir el impacto que el video había tenido.


Expresó, “Estaba en shock”. “¡Leía los comentarios con una gran sonrisa en la cara! … Se inclinó hacia Nevaeh y dijo: ‘mira lo que hicimos'”.

La dulce Neveah se conmovió por la difícil situación del hombre y su voz conmovedora, no por clase social. Kimberly espera que el ejemplo de su hija nos haga reflexionar a todos, menos juicios y más acción.

Y más que nada, amor.

Además agregó, “Si no derribamos estos muros, nunca se hará nada”. Esperamos que el ejemplo de la dulce Neveah inspire a otros a seguir sus pasos y disminuir sus dudas cuando se trata de interactuar con miembros de su propia comunidad.


“La gente se siente intimidada por su personalidad”, dijo Kimberly, resplandeciente de orgullo por su hija Neveah. “Así es como todos deberíamos amar a los demás.”

¿Qué piensas del gesto de amor y de no juzgar de Neveah? Asegúrate de poner me guste, compartir y comentar esta extraordinaria historia.

Mira el video a continuación:

Niño con las cuerdas vocales paralizadas habla por primera vez

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS