Niño chino de 5 años contrae leucemia y muere por culpa del tratamiento y el mal diagnóstico

El menor pudo haber sido utilizado como conejillo de indias para un ensayo clínico y sus padres no fueron informados.
Por Olivia Li
05 de Septiembre de 2019 Actualizado: 05 de Septiembre de 2019

Un niño que había contraído leucemia recibió un trasplante de médula ósea y una inmunoterapia basada en células T en el Hospital Boren de Beijing el año pasado. Unos meses más tarde, sufrió de rechazo inmunológico e insuficiencia orgánica, y tuvo que ser trasladado a otro hospital para una operación de trasplante de pulmón. Murió en mayo de este año como resultado de un fallo orgánico múltiple.

Cuando la madre del niño revisó su historial de tratamiento, descubrió que los médicos del Hospital Boren le realizaron diagnósticos contradictorios y recomendaciones de tratamiento. El hospital había utilizado al niño como conejillo de indias para la inmunoterapia con células T sin informar a los padres. Actualmente, estas terapias no están aprobadas para tratamiento clínico en China.

Los tratamientos

Fan Yuzhe, de cinco años de edad, de la provincia de Jiangsu, en el este de China, fue diagnosticado con leucemia cuando era un niño pequeño en 2015. Por recomendación de un médico en Shangai, sus padres lo llevaron al Hospital Boren, donde primero recibió la terapia de células T CAR y después un trasplante de médula ósea. Su padre fue el donante de médula ósea. La operación de trasplante se realizó en agosto de 2017 y se consideró exitosa.

Una célula T es un tipo de célula del sistema inmunitario que se desarrolla en la glándula del timo y desempeña un papel central en la respuesta inmunitaria. CAR T-Cell Therapy significa terapia de células T del receptor de antígeno quimérico, un tipo de inmunoterapia que utiliza la células T modificadas genéticamente del propio paciente para encontrar y eliminar el cáncer.

Siendo más específicos, se supone que las células T tomadas de la sangre del paciente pueden identificar y atacar a las células cancerosas después de haber pasado por modificaciones genéticas en el laboratorio. Estas células T se inyectan de nuevo en el cuerpo del paciente para el tratamiento del cáncer.

En agosto de 2018, Yuzhe contrajo el virus de Epstein-Barr (EBV) debido a su baja inmunidad. Luego se sometió a la terapia de infusión celular EBV-CTL dos veces en el Hospital Boren.

Epstein-Barr es el virus que causa la mononucleosis, apodado “mono”, y a menudo se caracteriza por un sarpullido, glándulas inflamadas en el cuello y falta de apetito. Muchas personas sanas portan el EBV sin ningún síntoma porque está inactivo en la mayoría de las personas. Sin embargo, para los receptores de un trasplante de médula ósea, el EBV puede desencadenar un trastorno linfoproliferativo asociado al EBV (EBV-LPD). Los pacientes con leucemia que desarrollan EBV-LPD podrían morir en un par de meses.

La terapia de infusión de células EBV-CTL es también una inmunoterapia basada en células T que está diseñada para combatir específicamente el EBV.

Después del tratamiento, el niño experimentó una amplia gama de reacciones inmunológicas -rechazos que se manifestaron en la piel, el hígado, los ojos y las uñas-, lo que indica que las células inmunitarias de la médula y el plasma de su padre estaban atacando sus células normales. Tosía día y noche debido a un severo rechazo inmunológico en los pulmones, y tuvo que depender de un respirador para mantener su vida. Los médicos entonces recomendaron un trasplante doble de pulmón.

El 11 de febrero de este año, Yuzhe fue transferido al Hospital de la Amistad China-Japón en Beijing, donde recibió el transplante. Aunque fue exitoso, falleció por insuficiencia de múltiples órganos en mayo.

Los padres del niño gastaron más de 4 millones de yuanes (557.000 dólares) de su bolsillo en tratamiento médico para Yuzhe. Vendieron su apartamento y sus autos, y ahora se están ahogando en deudas.

Resultados contradictorios de los análisis sanguíneos

Al sospechar que su hijo había sido tratado en exceso o maltratado en el Hospital Boren, Li Xia, la madre de Yuzhe, hizo copias de todos sus registros médicos en el hospital. Cuando los revisó, descubrió que los médicos del niño tenían declaraciones completamente opuestas sobre sus condiciones de salud.

Por ejemplo, un “Informe de ADN microbiano patógeno” del 23 de agosto de 2018 concluyó que la prueba EBV del niño fue negativa. Sin embargo, un médico de apellido Tan escribió en su informe de inspección del pabellón el mismo día que “EBV dio positivo” y sugirió planes de tratamiento en consecuencia. Al día siguiente, otros dos médicos de guardia, los doctores Tong y Wu, escribieron en su expediente de inspección de planta que “el resultado de la prueba EBV del paciente Yuzhe fue negativo basado en el análisis de plasma”.

El 30 de septiembre de 2018, el hospital hizo otro análisis de sangre, el cual concluyó que Yuzhe dio positivo en EBV. Pero ese mismo día, los doctores Wu y Liu indicaron en su registro de inspección de planta que “Tanto el citomegalovirus como el EBV dieron negativo en el análisis de plasma”. El doctor Wu sugirió un plan de tratamiento basado en resultados “negativos”.

Uso indebido de los ensayos clínicos

Cuando el niño recibió tratamiento para la infección por EBV, había un formulario llamado “Check-list para la infusión de células EBV-CTL” fechado el 10 de septiembre de 2018. Li notó que el formulario indicaba que su hijo estaba en la lista de “receptores de ensayos clínicos”.

Después de consultar a varios hospitales, Li se enteró de que para cualquier receptor de un ensayo clínico, el hospital debe informar a los miembros de la familia y obtener un acuerdo firmado con ellos antes de aplicar el tratamiento. Además, los medicamentos utilizados en el ensayo deben ser gratuitos. Pero el Hospital de Boren no siguió ninguna de estas reglas.

La familia Yuzhe presentó una queja ante la Comisión de Salud del Distrito de Fengtai y la Oficina de Administración Médica del Distrito de Fengtai el 11 de julio.

Li también se enteró por su abogada Nie Xue, a quien contrató para representar el caso de su familia contra el hospital, que de acuerdo con las regulaciones estipuladas por la Comisión Nacional de Planificación de Salud de China en 2016, las terapias inmunológicas basadas en células T solo se pueden utilizar en ensayos clínicos y no se deben aplicar en tratamientos clínicos.

El periódico en chino de La Gran Época trató de comunicarse por teléfono con el Director Wu del Departamento de Enfermedades de la Sangre del Hospital Boren el 27 de agosto y la operadora le dijo que todos los médicos estaban fuera del trabajo. Cuando le preguntaron por el número directo de Wu, la operadora dijo que no lo sabía.

El 29 de agosto, La Gran época llamó al hospital cinco veces más, pero nadie contestó.

*****

Descubre:

El macabro negocio multimillonario que está financiando al régimen comunista en China

TE RECOMENDAMOS