Niño etíope cuyos raros y asombrosos ojos azules lo hacen absolutamente único dice que Messi es como él

Por DAKSHA DEVNANI Y SIMONE JONKER
11 de Agosto de 2019 Actualizado: 11 de Agosto de 2019

Esta es la historia de un niño en Etiopía. El color de sus ojos realmente se destaca, ya que es extremadamente raro encontrar a un niño de ojos azules en Etiopía.

Abushe es de Jinka, al sur de Etiopía. Su piel oscura acentúa sus impactantes ojos azules y su mirada ha capturado la imaginación del mundo. El joven nació con una afección conocida como síndrome de Waardenburg, que es una mutación del gen de la melanina que afecta al pigmento en el desarrollo del color de los ojos.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, esta afección es muy rara y afecta a aproximadamente 1 de cada 40,000 personas.

De esta forma, Abushe nació con los ojos azules más sorprendentes.

Cuando los padres de Abushe vieron sus ojos, se sorprendieron y temían que fuera ciego; pero como eran muy pobres, no podían pagar los servicios médicos para un diagnóstico y tratamiento. Finalmente, llegaron a la conclusión que su rara condición era un “regalo de Dios”.

Cuando el fotógrafo francés Eric Lafforgue conoció a Abushe a principios de 2016, el niño vivía con sus abuelos en una pequeña cabaña hecha de escotilla y madera. Pudo asistir a la escuela, y la comida fue provista por los generosos clientes del restaurante frente al barrio donde vive. Lamentablemente, se produjo un incendio. Él y su abuela escaparon sin mayores heridas, excepto por una quemadura en la frente de Abushe.

El fuego destruyó las pocas posesiones que tenía la familia, pero afortunadamente, Abushe pudo salvar algo extremadamente valioso. Un balón de fútbol rojo es el mundo entero de Abushe. Su sueño es jugar fútbol algún día con famosas estrellas del fútbol.

El equipo favorito del niño es el Barcelona, y ve los partidos siempre que puede. Es un ávido fanático del delantero Lionel Messi. Según el niño, “Messi es como yo. ¡No es como los demás!”.

La vida de Abushe no es fácil, a menudo sus compañeros se burlan de él y lo llaman cruelmente con nombres como “ojos de plástico” y “monstruo”. A veces incluso le pegan.

Pero Abushe no deja que eso lo deprima; tiene talento y es una gran promesa para convertirse en un jugador de fútbol de renombre. Lo que quiere es jugar en el Barcelona. Posee la pasión y su aspiración es mantener a su familia algún día.

En octubre de 2016, Mike, un bloguero y fotógrafo de viajes y aventuras que vive en Ciudad del Cabo, estaba en una expedición de 13 días con Kingsley Holgate y su equipo de aventureros cuando se encontró con Abushe, quien se subió a las barandillas de su vehículo y quedó encantado con su sonrisa radiante y sus profundos ojos azules.

Al describir el momento, Mike escribió en su blog : “¡Tenía unos ojos azules como nunca había visto en mi vida! Eran como dos pequeños planetas, con la cara más amigable acompañándolos.

Mike también conversó con él y tomó algunas fotos del niño. Antes de irse, Mike pidió a los traductores que le recordaran al niño: “Dígale a Abushe que no importa lo que digan de sus ojos o sobre si no es normal, siempre debe recordar que es realmente especial y que sus ojos son un regalo”.

El chico de ojos azules no ha sido olvidado. Eric compartió una imagen de Abushe en su cuenta de Instagram el 15 de febrero de 2019 y escribió : “Nadie le prestaría atención a Abushe, pero si vislumbras sus ojos, su increíble color magnético te detendrá en seco”.

La imagen obtuvo más de 6,000 me gusta y cautivó la atención de los usuarios de las redes sociales.

Esto es lo que pasa cuando papá se queda a cargo de los niños

TE RECOMENDAMOS