Niño murió con evidencia de inflamación del corazón tras haber sido vacunado contra el COVID-19: CDC

Por Zachary Stieber
20 de Mayo de 2022 8:05 PM Actualizado: 20 de Mayo de 2022 8:05 PM

Un niño murió después de recibir la vacuna COVID-19 de Pfizer y se encontraron pruebas de que el niño sufría de inflamación cardíaca, revelaron los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) el 19 de mayo.

El niño experimentó fiebre 12 días después de recibir la dosis, que era la primera. Un día después, experimentó dolor abdominal y vómitos. Murió ese mismo día.

“Este paciente tuvo un curso clínico rápido. Desde el momento en que empezó a experimentar su dolor abdominal el día 13 después de la primera dosis hasta el momento en que fue llevado al [departamento de emergencia] y posteriormente murió, fue del orden de un par de horas”, dijo el Dr. Tom Shimabukuro, analista de vacunas de los CDC, dijo durante una reunión virtual.

“La evidencia histopatológica de la miocarditis estaba presente en la autopsia, y se determinó que era la causa de la muerte”, agregó.

Anteriormente se determinó que dos adolescentes habían muerto poco después de recibir la vacuna de Pfizer.

La fecha y el lugar de la reciente muerte reportada no estaban claros, además de que ocurrió entre el otoño de 2021 y el 24 de abril de 2022. El niño que murió tenía entre 5 y 11 años.

La muerte se notificó al Sistema de Informes de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés), que es coadministrado por los CDC, y fue verificada por los CDC a través de una entrevista con el proveedor de atención médica que trabajó en el caso y/o una revisión de los registros médicos.

Las pruebas realizadas al niño, que incluyeron pruebas realizadas por la rama de patología de enfermedades infecciosas de los CDC, “no encontraron pruebas de infección viral al momento de la muerte”, dijo Shimabukuro. Los CDC continúan revisando el caso.

Shimabukuro hizo su presentación durante una reunión del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización, un grupo que asesora a los CDC sobre las vacunas.

Posteriormente, los ponentes recomendaron que todos los niños de 5 a 11 años recibieran una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer, y los CDC aceptaron rápidamente la recomendación.

Ninguno de los panelistas preguntó sobre la muerte.

Pfizer no respondió a una solicitud de comentarios.

Algunos estudios indican que algunos niños, en particular los hombres, corren un mayor riesgo de inflamación cardíaca por la vacunación contra el COVID-19 que por el propio COVID-19, incluido un artículo publicado en febrero.

Los investigadores de los CDC en un estudio publicado por la cuasi-revista de la agencia en abril concluyeron lo contrario.

“Demostramos que para todos los grupos de edad y todos los sexos, el riesgo de sufrir complicaciones cardíacas es ciertamente mayor con la infección por COVID-19 que cuando se vacuna”, dijo a los panelistas el Dr. Matthew Oster, uno de los investigadores.

“Ese es un punto importante que el público en general debe reconocer y volver a enfatizar, que el riesgo de estas complicaciones es mayor con la enfermedad que con la vacunación”, dijo el Dr. Jamie Loehr, propietario de Cayuga Family Medicine y uno de los miembros del panel, respondieron.

Los críticos dijeron que el estudio de los CDC no era confiable porque su denominador excluía las infecciones detectadas por pruebas en hogares, escuelas, sitios comunitarios y farmacias.

Shimabukuro también dijo que los CDC han verificado otros 19 informes de miocarditis posteriores a la vacunación, y 16 de esos pacientes requieren atención hospitalaria. De ellos, 14 se habían recuperado cuando se informaron los síntomas a VAERS.

La tasa de miocarditis por millón de dosis administradas en varones de 5 a 11 años fue de 2.7, superior a la esperada pero muy inferior a las 74 por millón de dosis administradas entre varones de 16 y 17 años. Las mujeres tienen tasas más bajas.

Los CDC dijeron que se presentaron 64 informes de miocarditis hasta el 24 de abril para el grupo de edad. Hasta el 20 de mayo, se habían notificado al VAERS 767 informes de miocarditis o pericarditis, otra forma de inflamación del corazón, tras la vacunación con Pfizer.

Los CDC alegaron que los beneficios de una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer superaban los riesgos de la inyección, apuntando principalmente a la protección de la vacuna contra enfermedades graves. Esto llevó a los asesores a recomendar el refuerzo.

Tanto la protección contra la infección—que se vuelve negativa con el tiempo— como contra la enfermedad grave disminuye con el tiempo para la serie primaria de Pfizer, y los estudios indican lo mismo para las vacunas de refuerzo.

COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Según los datos de los CDC, durante el período en que la variante ómicron del virus era dominante, los niños no vacunados de 5 a 11 años tenían tasas de infección solo 1.3 veces superiores y tasas de hospitalización solo dos veces superiores. Durante el mes de marzo, entre los niños de 12 a 17 años, los no vacunados tuvieron tasas de hospitalización 2.5 veces más altas que los que recibieron una serie primaria y un refuerzo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.