Niño pone en venta sus juguetes favoritos para comprar una tablet y poder conectarse a clases

Por Romina Garcia
29 de Septiembre de 2020
Actualizado: 03 de Octubre de 2020

Un niño de Ciudad Madero, México, que con gran responsabilidad quería cumplir con sus tareas escolares, conmovió a las redes sociales con su decisión de vender sus juguetes para poder comprar una tablet que le permita poder asistir a sus clases virtuales y hacer las tareas que la maestra le envía a través de internet.

Mario, de once años, que vive en la colonia Primero de Mayo, en dicha ciudad, no podía presentarse a sus clases virtuales debido a los obstáculos de la pandemia del virus del PCCh (coronavirus) y por no tener una computadora para conectarse desde su hogar.

Al principio, Mario, que cursa el sexto grado de primaria, usaba el teléfono de su mamá, Prudencia Lara, quien trabaja vendiendo baguettes integrales y zapatos deportivos, por lo que necesita llevarse el celular.

(Pexels /CCO)

“Se lo prestaba al inicio, pero el celular me ayuda mucho al trabajo. Le ayudo a una persona a vender tenis y también así me piden baguets”, explicó Lara a Milenio.

Mario pensó en la manera de conseguir una tablet sin molestar a su mamá, y así fue  como surgió la idea de vender sus juguetes. El niño decidió desprenderse de sus preciadas posesiones, lo que todo niño valora y necesita para jugar, por algo tan importante como su educación.

Entonces, Mario instalo su improvisado puesto de venta de juguetes. Él colocó una mesa plástica donde acomodó sus figuras más preciadas de acción: Max Steel, Batman, Spiderman, Guasón, figuras de Star Wars, Monster Inc, algunas pistolas y autos. Incluso ofrecía su figura favorita: Elementor Tierra, de Max Steel.

El niño preparó un cartel para la venta con una cartulina en la que con ayuda de sus padres escribió: “Vendo mis juguetes. Necesito una tablet o un celular para mis clases, ayúdame con tu compra”.

(Pxhere/CCO)

Debido a los cierres por el virus del PCCh, muchas ventas se realizan a través las redes sociales, por lo que Mario publicó sus juguetes en Facebook, llamando la atención de los internautas, según el mismo medio.

La crisis económica por la pandemia afectó a la familia de Mario haciendo que su mamá perdiera parte de las ventas de baguets integrales que realizaba en las escuelas CBTis 103, CETis 109 y en uno de los campus del ICEST, cuando el distanciamiento social y el cierre de las escuelas se produjo, el 17 de marzo pasado.

“Ya no pude trabajar, eso cambió todo. Al principio le prestaba el teléfono al niño, pero si quiero ganar algo vendiendo lo necesito”, manifestó la señora a Milenio.

El papá de Mario, que es mecánico, también sufrió los efectos de la pandemia en su trabajo. Además, padece de  graves problemas de salud. “Mi esposo tiene problemas en los dos ojos, entonces por mucho tiempo no se tuvo el recurso para las operaciones que necesita y ahora con todo esto, se complicó mucho más”, dijo Lara.

Finalmente, Mario tuvo la tablet que tanto necesitaba y sin vender sus juguetes. La Fundación Movimiento Benito, que encabeza Jackeline Montesinos, le hizo el amable obsequio. Eduardo Smith y Gerardo Smith, dos miembros activos de la Fundación contactaron a Lara.

(GemmaMM/Pixabay)

Mario recibió la emocionante sorpresa en una caja envuelta en papel de regalo. Al abrirla, encontró lo que tanto anhelaba. “Me siento muy contento, muchas gracias”, dijo Mario muy emocionado a Milenio.

Lara también estaba conmovida y no paró de agradecer a los activistas y a la Fundación Movimiento Benito, que también ayudó recientemente a otros dos niños en la misma situación que Mario.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Película documental: Cuando llega la plaga

TE RECOMENDAMOS