Niño regala los zapatos que su maestra le dio y crea avalancha de milagros: “Ella los necesita más”

Por Blanca Téllez - La Gran Época
05 de Agosto de 2022 9:57 PM Actualizado: 05 de Agosto de 2022 9:57 PM

Todo sucedió gracias a la profesora Valeria y un par de zapatillas para su alumno. El niño de una familia humilde que asistía a clases con zapatos rotos recibió un nuevo par de su profesora, pero ella se sorprendió cuando su alumno regresó con el mismo calzado viejo al colegio, y la respuesta que le dio el niño la conmovió tanto que quiso difundir el buen acto del jovencito, lo que comenzó una inesperada avalancha de “milagros”.

Ciro, un niño de 13 años que asiste a la escuela Tierra de Huarpes en Mendoza, Argentina, llegaba a clases con los zapatos en tal mal estado en plena temporada de frío invernal, que su profesora buscó cómo ayudarlo y le consiguió un calzado nuevo.

“Mi alumno llegó a la escuela con sus zapatillas rotas. Al llegar al aula me percato de la situación, lo llamo aparte y le comento que tengo un par de zapatillas para él. Se las prueba y le quedan perfectas”, compartió su profesora, Valeria Juri, por correo electrónico a The Epoch Times.

La escuela Tierra de Huarpes donde Juri enseña en una zona rural de Guaymallén ―que en huarpe significa “tierra de ciénagas”―, alcanza bajas temperaturas en invierno y los habitantes humildes viven poco protegidos. Como docente durante décadas en zonas humildes, ella sabe bien “que la pobreza duele…, el frío duele…, la desigualdad duele”, agregó.

Por ello, “cada año, frente al inicio de las heladas, comenzamos otro trabajo: el de las colectas interminables de zapatillas, buzos y camperas”, dijo la profesora del niño al medio Los Andes.

Ciro. (Cortesía de Valeria Juri)

“Las maestras siempre miramos los pies de nuestros niños y Ciro llegó al aula con zapatillas muy rotas”, explicó la profesora, y agregó: “Enseguida me puse en campaña porque sé que siempre que pido ayuda la recibo y es mucha la gente solidaria y comprometida”.

La docente obtuvo los zapatos para Ciro de las donaciones de ropa y calzado para los niños necesitados de su escuela. Pero al día siguiente notó algo en el chico que la desconcertó.

“Al otro día (…) observo que tiene las viejas zapatillas”, dijo a The Epoch Times.

En cuanto pudo hablar con su alumno, este le explicó que “prefirió dárselas a ‘su mamá del corazón’ porque ella lo quiere, le lava su ropa, le da de comer”.

“¿Qué me dijo? Que su mamá necesitaba el calzado más que él”, declaró Valeria a Los Andes, que informó cómo el chico y sus hermanos viven en una humilde casa con su padre y su esposa, a quien el niño llama “mamá”, mientras las autoridades resuelven la tutela materna.

Ante el altruismo de Ciro, la profesora buscó reponer sus zapatos.

“Vuelvo a buscar un calzado ya que hay mucha gente generosa y compasiva con el prójimo”.

Ciro y su “mamá del corazón”. (Cortesía de Valeria Juri)

Fue tal el impacto del generoso acto del niño, que Juri lo comentó con una amiga quien a su vez lo difundió a un medio informativo local, abriendo así una avalancha de “milagros”.

“Le comento esta situación vivida a una amiga y esta, a su vez, se lo relata a una periodista de un diario mendocino y así, comienzan a suceder verdaderos milagros”, compartió Valeria con The Epoch Times.

“Apareció gente donando ropa, calzado, celular para Ciro”, agregó la profesora.

“Y eso no queda ahí”, añadió, en referencia al comienzo de lo que llegaría después para su alumno y su familia.

“Aviso en una entrevista radial que el niño vivía en una ‘casa’ hecha de nylon y cartón; [y] llegaron ladrillos, cemento, machimbre, tejas”, detalló Valeria sobre el apoyo que la gente generosa comenzó a dar a Ciro y a su familia.

Y a las donaciones de materiales de construcción se ha sumado también el trabajo para que esta familia tenga una mejor vivienda.

Ciro. (Cortesía de Valeria Juri)
La profesora Valeria Juri, recibiendo donaciones. (Cortesía de Valeria Juri)

“El papá de Ciro, junto con otros vecinos que ayudan, está levantando su casa en la villita”, agregó la profesora.

“Todo esto sucedió gracias a ‘un par de zapatillas’”, dijo la profesora Valeria, quien reflexionó acerca del apoyo a los necesitados como Ciro y su familia:

“Deseo que la gente ablande su corazón y tenga una mirada más compasiva para con el que la está pasando mal, porque, como siempre digo, CUESTA CERO PESOS SER BUENA PERSONA”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.