Niños con vacunas contra COVID de ARNm tienen más riesgo de enfermedades, dice estudio sobre los ensayos

Por Zachary Stieber
11 de Diciembre de 2023 12:39 PM Actualizado: 11 de Diciembre de 2023 12:39 PM

Los niños que recibieron la vacuna contra COVID-19 de Moderna o Pfizer en ensayos clínicos presentan un mayor riesgo de padecer algunas enfermedades, según un nuevo estudio.

En comparación con los receptores de un placebo, los niños que recibieron una de las vacunas basadas en ácido ribonucleico mensajero (ARNm) modificado presentaron un mayor riesgo de sufrir acontecimientos adversos graves o infecciones de las vías respiratorias, reveló la Dra. Christine Stabell Benn y otros investigadores.

La Dra. Benn dirigió un grupo que analizó los datos de los ensayos de fase 3 realizados con las vacunas de ARNm en niños menores de 18 años.

El grupo se centró en averiguar si las vacunas podían tener efectos no deseados más allá de COVID-19.

Ellos examinaron los datos de los ensayos procedentes de los sitios web de las agencias reguladoras y otras fuentes, y concluyeron con seis estudios que abarcaron a 25,549 personas, de las cuales aproximadamente el 68% recibió una vacuna. El resto recibió un placebo.

Los ensayos de Moderna y Pfizer dividieron a los niños en grupos de edad ligeramente diferentes. Moderna a menudo agrupaba a niños de 6 meses a 11 años de edad, mientras que Pfizer lo hacía para niños de 5 meses a 11 años. Los investigadores observaron los resultados de todos los niños y también después de estratificar a los menores en niños más pequeños y niños mayores.

El riesgo de acontecimientos adversos graves, o acontecimientos que provocan la muerte o la hospitalización, fue peor para los receptores más jóvenes y niños de más edad, pero no para los niños de menor edad. Los menores de 12 a 17 años también se enfrentaron a un mayor riesgo de acontecimientos adversos graves, es decir, acontecimientos considerados importantes desde el punto de vista médico, pero que no suponen una amenaza inmediata para la vida. Ese mayor riesgo no fue estadísticamente significativo en el grupo de niños de menor edad, con un riesgo que fue menor en el grupo de los más pequeños.

Sin embargo, los niños más pequeños presentaron un mayor riesgo de infecciones de las vías respiratorias, como bronquitis y virus respiratorio sincitial.

Los investigadores también encontraron que los niños vacunados también tenían un mayor riesgo de sufrir trastornos de la piel y los tejidos.

El análisis sí arrojó una conclusión favorable a la hora de prevenir el propio COVID-19. Las vacunas redujeron el riesgo de infección, aunque cuando se estratificó por edad, la disminución del riesgo solo fue estadísticamente significativa para los niños de 2 a 5 años que recibieron la vacuna Moderna.

“El hallazgo más importante es que cuando compilamos los datos de los ensayos de fase 3, surgen algunas señales claras —las vacunas redujeron el riesgo de COVID-19, pero al mismo tiempo aumentaron el riesgo de eventos adversos graves, particularmente en los niños mayores que también recibieron las dosis más altas de la vacuna, y aumentaron el riesgo de infecciones del tracto respiratorio inferior en los niños más pequeños para quienes se recopiló esta información”, dijo la Dra. Benn a The Epoch Times en un correo electrónico.

La Dra. Benn y otros investigadores informaron anteriormente que las vacunas de Pfizer y Moderna previnieron muertes entre los adultos, pero que los receptores vacunados tenían más probabilidades de morir por problemas cardiovasculares.

El nuevo estudio se publicó antes de la revisión por pares en el servidor medRxiv. Pfizer y Moderna no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Ehud Qimron, profesor de microbiología clínica e inmunología en la Universidad de Tel Aviv, dijo que el nuevo artículo “subraya las posibles preocupaciones de seguridad en torno a las vacunas basadas en ARNm [contra COVID-19]”.

“Los hallazgos de este estudio merecen una consideración seria y exigen un escrutinio inmediato”, dijo a The Epoch Times en un correo electrónico el Sr. Qimron, quien no participó en la investigación.

Estimación riesgo-beneficio

Las autoridades de Estados Unidos y de otros lugares han estimado que las vacunas contra COVID-19 ofrecen más beneficios que riesgos, incluso para los niños, pero los investigadores del nuevo estudio dijeron que se necesitarían entre 37 y 103 niños que recibieran la vacuna para obtener un beneficio.

A la luz del mayor riesgo de problemas, “ninguna de las vacunas de ARNm tuvo un efecto beneficioso sobre la salud general”, escribieron los autores, quienes pidieron “una evaluación renovada del valor de la vacunación contra COVID-19 en niños y adolescentes”.

El estudio fue financiado por la Fundación Bluebell. Los autores declararon no tener conflictos de intereses.

Entre las limitaciones, los ensayos no están incluyendo a muchos niños, especialmente al comparar con los practicados en adultos, y está la dificultad para comparar los eventos adversos entre los ensayos debido a “inconsistencias en el número informado de eventos entre los textos principales, los datos complementarios y los informes de los ensayos”, dijeron los investigadores.

Lo ideal sería realizar nuevos ensayos controlados aleatorios (ECA), pero “sinceramente, no encontraría que sea justificado vacunar a los niños con vacunas contra la COVID-19”, dijo la Dra. Benn, quien está trabajando en más investigaciones en el área.

“Es difícil estudiar los efectos generales y no específicos una vez que se recomienda una vacuna, porque comparar vacunados y no vacunados es un poco como comparar manzanas y plátanos; pueden diferir en muchos otros aspectos, además de la recepción de la vacuna”, dijo la Dra. Benn. “Pero actualmente estamos realizando estudios de este tipo en niños en Dinamarca, porque las vacunas contra el COVID-19 solo se recomendaron a los niños daneses durante un período corto, y muchos padres nunca aceptaron la vacuna, por lo que tenemos alrededor de 5050 que recibieron o no la vacuna, así que podemos controlar una amplia gama de posibles factores de confusión, por lo que creemos que podemos obtener algunas estimaciones de efectos bastante confiables”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas
noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.