Niños continúan con problemas de salud tras escándalo de leche contaminada ocurrido hace una década

Por Frank Fang
14 de Septiembre de 2020
Actualizado: 14 de Septiembre de 2020

Para algunos padres en China continental, el 11 de septiembre es un aniversario traumatizante, ya que marca el escándalo de seguridad alimentaria más infame de China: en 2008, se descubrió que un importante fabricante había producido leche en polvo contaminada con una sustancia química tóxica.

Hasta el día de hoy, los niños que consumieron leche en polvo adulterada cuando eran bebés continúan presentando problemas de salud.

“Mi hija tiene 13 años ahora y no está en buenas condiciones”, dijo la señora Wang Hong (un alias) en una entrevista reciente con The Epoch Times en idioma chino. Dijo que su hija desarrolló cálculos renales después de beber la leche contaminada.

Cuando tenía unos seis años, las piedras desaparecieron, pero surgieron otras implicaciones para su salud y más tarde le diagnosticaron trastornos del crecimiento, dijo Wang. Su hija era más baja y delgada en comparación con otros niños de su edad. También sufría de inflamación en los ganglios linfáticos, así como funciones anormales del hígado y los riñones.

“Más tarde tuvo epilepsia… y ahora tiene retraso mental. Los médicos dijeron que tiene la inteligencia de una niña de primer o segundo grado. Ella debería estar en la escuela secundaria ahora. Pero solo puede recibir educación en el hogar”, agregó Wang.

Ella explicó: “Le enseñé a hacer huevos de tomate fritos y a escribir huevos [en chino], pero le cuesta memorizarlo. Su papá le preguntó cuál es la suma de cincuenta y cincuenta, y ella dijo sesenta”.

El 11 de septiembre de 2008, el fabricante chino de leche en polvo, Sanlu Group, anunció el retiro del mercado de algunos de sus productos porque estaban contaminados con melamina, un compuesto químico venenoso.

El mismo día, se informó que un bebé había muerto en la provincia de Gansu, centro-norte de China, y de 59 casos de bebés que desarrollaron cálculos renales después de consumir leche en polvo de Sanlu.

La melamina es un compuesto sintético con muchas aplicaciones industriales. Según la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA), el compuesto está aprobado para ser utilizado en la fabricación de algunos utensilios de cocina, papel, revestimientos industriales, entre otras cosas. Sin embargo, no está aprobado para ser un aditivo directo agregado a la alimentación humana o animal.

Sanlu agregó melamina para inflar el contenido proteínico de su leche en polvo, ya que el compuesto sintético es rico en nitrógeno.

Es difícil evaluar el número real de niños afectados, dado el patrón de encubrimiento de escándalos de China, pero el exprimer ministro chino, Wen Jiabao, dijo más tarde, en 2010 durante una entrevista con los medios estatales, que al menos 30 millones de niños se vieron afectados por la leche en polvo contaminada.

Los medios estatales chinos informaron que el régimen chino reservaría 2000 millones de yuanes (USD 292 millones) para compensar a las víctimas. Sin embargo, muchos padres se han quejado de no haber sido compensados, y cuando intentaron presentar una petición a las autoridades en busca de justicia para sus hijos, fueron silenciados.

Wang dijo que su familia tiene problemas económicos y que las autoridades chinas no están ayudando lo suficiente.

“Mi hija comenzó a tomar medicamentos antiepilépticos cuando tenía cinco años, lo que nos cuesta casi 1000 yuanes (146 dólares) al mes”, dijo Wang.

Como persona con discapacidad, Wang dijo que su hija recibía alrededor de 200 yuanes (USD 29) de la seguridad social y 60 yuanes (USD 8,7) cada mes de los beneficios por discapacidad del gobierno.

“Los niños son la esperanza de cualquier familia. Después de que se enfermó y luego de que le diagnosticaran retraso mental, ha sido un gran golpe psicológico para mí y para mi esposo”, dijo Wang.

Otro padre, Jin Ning (un alias), dijo que su hija en la escuela secundaria es extrovertida y le va bien académicamente. Sin embargo, a menudo se queja de dolor en los riñones y también tiene algunos problemas de salud con la vejiga.

Jin dijo que, si bien cada año en Estados Unidos se conmemoran los ataques terroristas del 11 de septiembre, el pueblo chino se olvida lentamente de lo que sucedió en China el 11 de septiembre, hace más de una década.

Jin agregó que las víctimas a veces llevaban camisetas con las palabras “Recordando el 11 de septiembre de China”, y las autoridades locales se preguntaban por qué llevaban puesta la camiseta.

“No te olvides del 911 de China”, instó Jin.

Xiang Yu (un alias) dijo que tuvo suerte porque su hijo resultó sano, a pesar de haber consumido la leche en polvo contaminada.

“La compensación ofrecida por el gobierno fue injusta. Mi hijo tenía síntomas leves y no estaba calificado para recibir ninguna compensación. Presenté una demanda en la corte y la corte rechazó mi caso”, dijo Xiang.

Xiang dijo que se enteró por los grupos de chat de las redes sociales, creadas por los familiares de las víctimas, que las compañías de seguros locales hicieron la vista gorda cuando algunos padres trataron de pedirles una compensación.

Debido a que las autoridades chinas cerraron muchos de los grupos de chat y las víctimas perdieron lentamente el contacto entre sí, Xiang dijo que siente que el país se está olvidando de este incidente.

Zhao Lianhai, fundador del grupo de defensa “Hogar para Bebés con Cálculos Renales”, tiene un hijo que se enfermó después de beber leche contaminada. En 2010 Zhao fue condenado a dos años y medio de prisión por “alterar el orden social” después de aceptar entrevistas con los medios y ayudar a organizar una reunión en Beijing con los padres de las víctimas.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Mujer en EE.UU. recibe desesperada nota de SOS de un chino encarcelado en campo de trabajo forzado

TE RECOMENDAMOS