No se formularon advertencias sobre el secuestrador de la sinagoga de Texas: Casa Blanca

Por Zachary Stieber
19 de Enero de 2022 1:10 PM Actualizado: 19 de Enero de 2022 1:10 PM

El hombre acusado de tomar rehenes en una sinagoga de Texas el fin de semana fue examinado antes de entrar a Estados Unidos, pero el examen no determinó ninguna advertencia, según la Casa Blanca.

“Entendemos —y, obviamente, nosotros seguimos investigando— que él fue cotejado con las bases de datos del gobierno de Estados Unidos en múltiples ocasiones antes de entrar en el país y el gobierno de Estados Unidos no tenía ninguna información de conducta derogatoria por parte del individuo en nuestros sistemas en el momento de la entrada”, dijo el martes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, a los periodistas en Washington.

El hombre armado que acabó muerto después de que las autoridades estadounidenses entraran en la Congregación Beth Israel de Colleyville el sábado fue identificado por las fuerzas de seguridad como Malik Faisal Akram, de 44 años.

Malik Akram, de nacionalidad británica, estaba en la lista de vigilancia del servicio de seguridad británico MI5, informaron los medios de comunicación del Reino Unido. El MI5 lo investigó como posible amenaza terrorista en 2020, pero la investigación se cerró después de que los funcionarios determinaran que no era una amenaza, indicaron los medios.

Gulbar Akram, hermano del fallecido, declaró a los medios de prensa que cree que nunca se debería haber permitido a su hermano obtener una visa, citando los problemas de salud mental del hombre que, según él, eran ampliamente conocidos.

Malik Akram “nunca debería haber podido pasar por inmigración”, dijo su hermano a Sky News. “Alguien le ayudó. No debería haber podido subir a un avión sin ningún control estricto”.

“¿Cómo entró en Estados Unidos?”, añadió Gulbar Akram al medio New York Times. “¿Por qué se le concedió una visa? ¿Cómo aterrizó en el aeropuerto J.F.K. y no fue detenido ni un segundo?”.

Miembros del equipo SWAT se despliegan cerca de la Sinagoga Congregación Beth Israel en Colleyville, Texas, a unos 40 kilómetros al oeste de Dallas, el 15 de enero de 2022. (Foto de ANDY JACOBSOHN/AFP a través de Getty Images)

Asif Mahmud, un organizador comunitario y amigo de la familia, también dijo que Malik Akram tenía evidentes problemas de salud mental desde hacía varios años.

El ministerio del Interior británico y el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos no devolvieron las solicitudes de comentarios y la Casa Blanca no proporcionó más información.

“Ciertamente estamos revisando hacia atrás, como he referido, sobre lo que ocurrió para aprender todas las lecciones posibles que podamos para prevenir ataques como éste en el futuro”, dijo Psaki.

También el martes, las autoridades británicas liberaron a dos adolescentes que fueron detenidos en Inglaterra tras el enfrentamiento de horas de duración en Texas.

El par de liberados, al parecer parientes de Malik Akram, no recibieron cargos, dijeron las autoridades antiterroristas.

Dominic Scally, uno de los funcionarios, dijo que las fuerzas de seguridad británicas habían estado en contacto durante la noche con sus homólogos estadounidenses.

Los funcionarios británicos prometieron apoyar a las autoridades estadounidenses en su investigación y seguir participando en la investigación local.

Las autoridades estadounidenses dieron pocos detalles sobre el asunto, aunque funcionarios del FBI dijeron el domingo que estaba investigando el incidente como un “asunto relacionado con el terrorismo” y que Malik Akram había exigido la liberación de Aafia Siddiqui, una neurocientífica que está cumpliendo una condena de 86 años de prisión tras ser condenada por intentar asesinar y agredir a estadounidenses en Afganistán.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.