“No se puede escapar de sus garras”: Cómo Beijing persigue a estudiantes en EE.UU. – Parte 1

El régimen chino utiliza los campus estadounidenses para imponer control sobre estudiantes que ejercen su libertad de expresión

Por Terri Wu
13 de Febrero de 2024 8:47 PM Actualizado: 13 de Febrero de 2024 8:47 PM

WASHINGTON— El acoso del régimen chino hacia los familiares en China de un estudiante de la Universidad Georgetown envió un mensaje claro: Debe abstenerse de hablar en contra de Beijing.

“A principios de julio, agentes de seguridad nacional llamaron a la puerta de mis padres y se llevaron a mi padre frente a mi aterrorizada madre para interrogarlo”, dijo Zhang Jinrui, estudiante de derecho, en una audiencia en el Congreso de EE.UU. sobre la represión transnacional por parte del Partido Comunista Chino (PCCh). La audiencia se llevó a cabo en diciembre de 2023.

“Le preguntaron a mi padre extensamente sobre mis convicciones políticas y finalmente lo dejaron marchar con la condición de que él me hiciera ‘amar al país y amar al Partido’ con la amenaza de: ‘O si no…’”.

Lo que las autoridades chinas le habían dicho a su hermana y a su padre hizo que el Sr. Zhang se diera cuenta que estaba en el punto de mira porque el PCCh sospechaba que era miembro de un grupo de estudiantes chinos pro-democracia en Washington.

Después de contar su historia a los medios, su familia fue acosada dos veces más. La ocasión más reciente fue a finales de noviembre de 2023, cuando un funcionario del PCCh le mostró a su padre una copia impresa de los mensajes de texto del Sr. Zhang con su madre y su hermana en WeChat, una plataforma de redes sociales china, y lo acusó de apoyar la democracia.

Durante estos interrogatorios, el Sr. Zhang dijo que su padre estaba “bajo una tremenda presión”.

“El interrogatorio es un proceso diseñado para desgastarte, desgastar tu resistencia mental y también para romper el tipo de sentido de unidad que existe entre los familiares y los disidentes”, les dijo a los legisladores en la audiencia.

Cuando se le preguntó si el PCCh obligó a su padre a contarle sobre el sufrimiento psicológico para disuadirlo de hablar en contra del Partido, el Sr. Zhang le dijo a The Epoch Times: “En este momento, no puedo decirlo”.

“No puedo decir qué parte es forzada o voluntaria. No lo sé, porque todos hablamos a través de las plataformas de llamadas en Internet de China, y eso también está censurado. Así que nunca lo sabré hasta que tal vez algún día me encuentre con él de alguna manera”.

A través de grupos en internet en Washington, Zhang se enteró de que estaba entre una docena de estudiantes chinos en el área de Washington cuyas familias fueron acosadas en 2023. La mayoría de ellos estudian en la Universidad George Washington (GWU), donde los estudiantes chinos pro-democrcia se han enfrentado con miembros de la Asociación de Estudiantes y Académicos Chinos (CSSA), una entidad pro-PCCh.

Jinrui Zhang, estudiante de derecho en la Universidad de Georgetown, testifica durante una audiencia en la Cámara sobre “Represión transnacional del PCCh: El esfuerzo del partido para silenciar y coaccionar a los críticos en el extranjero”, en Washington, el 13 de diciembre de 2023. (Alex Wong/Getty Images)

Finalmente, los estudiantes pro-democracia formaron el Sindicato Independiente de Estudiantes Chinos (ICSU) en la GWU, en marzo de 2023. El nombre chino de la organización es “Torch on the Potomac” (Antorcha en el Potomac), que se refiere al río que atraviesa la capital del país.

El PCCh sospechaba que el Sr. Zhang era miembro de Torch on the Potomac, aunque no lo era.

Todavía está desconcertado acerca de cómo fue identificado como miembro. Dijo que no asistió a ningún evento organizado por el grupo, pero que casualmente se unió a un evento en el que también participaron algunos miembros del ICSU.

El pasado mes de junio, dos meses después de que el ICSU de la GWU anunciara su fundación en la plataforma X, antes conocida como Twitter, la hermana de Zhang le envió un mensaje por WeChat. Le contó que un agente de policía la había llamado preguntando por él.

“¿Está en Washington? ¿Participó o creó la organización Torch on the Potomac? Hemos aprendido que él es un miembro central”, le dijo el oficial a su hermana.

Varios días después, agentes de seguridad nacional visitaron a su padre y le pidieron que hiciera que el Sr. Zhang “amara al país y al Partido”.

Al comparar notas con otros cuyas familias también fueron acosadas, Zhang resumió un “proceso de represión sistematizado” que compartió con los legisladores.

“A partir de relatos orales, podemos ver cómo el PCCh tiene un sistema sofisticado para reprimir a las personas que están fuera de China”, dijo en la audiencia.

El Sr. Zhang identificó 2 tipos de represión llevadas a cabo por las autoridades chinas: Informal y formal.

Respecto a la represión formal, dijo que “hay equipos de redes sociales, equipos para detectar posibles alborotadores, equipos de enlace que envían órdenes a los departamentos de policía locales para obtener las direcciones de las familias de las personas, y hay equipos que son enviados para hacer los interrogatorios y cumplir las amenazas”.

Healy Hall, el edificio insignia del campus principal de la Universidad de Georgetown, en Washington, el 30 de septiembre de 2011. (Mladen Antonov/AFP vía Getty Images)

Según el Sr. Zhang, la represión informal “la llevan a cabo orgánicamente partidarios del PCCh que están envalentonados por el PCCh”.

El Sr. Zhang experimentó una represión informal a finales de 2022 cuando distribuyó folletos contra la política cero COVID de Beijing en el campus principal de Georgetown.

La política que implicaba cierres estrictos había cobrado decenas de vidas en un incendio en la región china de Xinjiang en noviembre de 2022; el cierre bloqueó el acceso de un camión de bomberos a las víctimas. La tragedia desató protestas a nivel nacional en las que la gente levantó una hoja de papel en blanco, representando todo lo que querían decir, pero no podían.

Los estudiantes chinos en Estados Unidos, incluido el Sr. Zhang, emprendieron sus propios esfuerzos para crear conciencia y mostrar solidaridad.

A los 40 minutos de distribuir el volante, un estudiante chino lo reprendió por ser un “traidor” y “escoria de la Tierra” y lo acusó de aceptar dinero del gobierno de Estados Unidos para distribuir los materiales.

Dijo que el estudiante chino estaba hablando por teléfono, pero le enfocó la cámara del teléfono y le dijo a la persona al otro lado de la llamada que lo denunciara a la policía china, diciendo: “Esta es una persona antigobierno”.

El FBI considera la experiencia del Sr. Zhang como “represión transnacional”.

El representante Mike Gallagher (R-Wis.), presidente del Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre el PCCh, explicó el modus operandi del régimen.

“El PCCh en realidad busca vigilar, influenciar, castigar y coaccionar a personas de todo el mundo. Quieren silenciar a sus críticos, controlar la política y vigilar el pensamiento mucho más allá de las fronteras de China”, dijo el congresista en la audiencia de diciembre de 2023.

“Y uno de sus objetivos más codiciados son las universidades estadounidenses”.

La gente sostiene hojas de papel en blanco para protestar contra los estrictos cierres de COVID-19 del régimen chino, en Beijing, el 27 de noviembre de 2022. (Kevin Frayer/Getty Images)

Condenan a un estudiante chino

Cuando los legisladores le preguntaron al Sr. Zhang sobre el caso estudiantil más grave del que había oído hablar, mencionó a un estudiante prodemocracia en Boston que fue acosado y amenazado por publicar un trozo de papel en una ventana cerca del campus que decía: “Apoyemos al pueblo chino”, “Queremos libertad” y “Queremos democracia”.

El estudiante, Zooey, que utilizó un seudónimo, fue posteriormente amenazado en un chat de 300 miembros por Wu Xiaolei, un estudiante del Berklee College of Music de Boston, según documentos judiciales.

“Ya llamé a la línea de denuncia del país; la agencia de seguridad pública irá a saludar a su familia”, escribió el Sr. Wu en el chat.

“Si publicas más, te cortaré las [improperio] manos”.

Los fiscales dijeron que Wu publicó en Internet el correo electrónico y la dirección particular de Zooey. En una audiencia el 23 de enero, Zooey dijo que pensaba que el Sr. Wu había hecho pública su información para alentar a otros a que lo golpearan.

“Sigo aterrorizado hasta el día de hoy”, dijo.

El 25 de enero, el Sr. Wu fue declarado culpable de acoso cibernético y también de transmisiones interestatales de comunicaciones amenazantes, delitos que conllevan hasta cinco años de prisión y una multa de USD 250,000. Su audiencia de sentencia está programada para abril.

Los fiscales, al ver que el Sr. Wu corría riesgo de fuga, pidieron al juez que lo detuviera hasta la sentencia, citando información del FBI que decía que las autoridades chinas habían expresado interés en el caso en múltiples ocasiones.

Cuando el juez rechazó esa solicitud, los fiscales solicitaron que se pusiera al Sr. Wu bajo vigilancia con una pulsera en el tobillo y que sus viajes se limitaran al estado. El juez aprobó la restricción de viajes.

Xiaolei Wu (der.) y sus abogados abandonan el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Massachusetts, en Boston, el 25 de enero de 2024. La audiencia de sentencia del Sr. Wu está programada para abril. (Estudiante Liu/The Epoch Times)

El Sr. Wu no reaccionó cuando se anunció el veredicto del jurado. Su abogada, Jessica Hedges, le dio una palmada en la espalda como gesto de consuelo. No pareció disuadido por el fallo; afuera de la corte, señaló a los periodistas con el dedo medio al salir.

Berklee le confirmó a The Epoch Times que el Sr. Wu ya no está matriculado en la escuela.

“Sus acciones son contrarias a los principios y valores fundamentales de Berklee. Berklee apoya el derecho de todos a expresar sus opiniones sobre asuntos de interés público y no tolera el comportamiento amenazante por parte de nadie”, escribió un portavoz de la universidad en un correo electrónico.

“Nadie en este país debería ser sometido jamás a amenazas de violencia o a una campaña de acoso cibernético por expresar sus opiniones políticas”, dijo Joshua S. Levy, fiscal federal interino para el distrito de Massachusetts, en una declaración el día de la condena al Sr. Wu.

“El Sr. Wu es ahora un delincuente condenado por sus esfuerzos ilegales para reprimir la expresión de un compañero de la Escuela de Música Berklee que criticaba al gobierno de China. Este tipo de conducta nunca será tolerada”.

Grupos de estudiantes chinos como representantes del PCCh

Un incidente clave que provocó la formación de la GWU ICSU fue una campaña de concientización llevada a cabo al inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022.

El 3 de febrero de 2022, el día antes de que comenzaran los Juegos, los estudiantes publicaron en el campus obras de arte que exponían los abusos a los derechos humanos de los tibetanos, uigures y hongkoneses por parte del PCCh y la política de cero COVID de Beijing.

En 24 horas, la CSSA de la GWU respondió afirmando que los carteles tenían “graves visiones racistas” y que eran “un ataque descarado a la nación china”. El mensaje pedía a los demás que ayudaran a presionar a la escuela para forzar una disculpa pública por parte de los estudiantes implicados e instaba a la escuela a “castigarlos severamente”.

Manifestantes marchan exponiendo los numerosos abusos contra los derechos humanos cometidos por el régimen chino y piden un boicot a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, en San Francisco, el 3 de febrero de 2022. (Josh Edelson/AFP vía Getty Images)

En un correo electrónico en respuesta a la queja de un estudiante chino sobre los carteles, el entonces presidente interino de GWU, Mark Wrighton, respondió que estaba “personalmente ofendido” por los carteles y “entristecido por este terrible suceso”. Prometió “hacer un esfuerzo para determinar quién es el responsable”.

Días después, bajo el escrutinio de los medios y las protestas de las organizaciones de derechos humanos, Wrighton emitió una declaración reconociendo que su respuesta inicial fue un error. Dijo que la escuela no investigaría a los estudiantes que exhibieron los carteles ni tomaría medidas contra ellos.

Sarah McLaughlin, académica de la Fundación para los Derechos y la Expresión Individual, una organización sin fines de lucro para la libertad en la educación, dijo que, aunque GWU abandonó su investigación, todavía tenía el poder de revisar las cintas de seguridad para identificar a los estudiantes críticos con China.

Después de hablar con algunos estudiantes involucrados, escribió un informe detallando el incidente en la GWU.

“Cuán aterradora es para los estudiantes la idea de que, en Estados Unidos, en un campus donde sus derechos de expresión deberían estar protegidos, tengan que preguntarse: ‘¿Soy realmente libre?’”, le dijo a The Epoch Times.

Los miembros de la CSSA son conocidos por actuar como representantes del PCCh en el campus.

Un informe de 2018 de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad entre Estados Unidos y China, una agencia independiente del gobierno de Estados Unidos, nombró a las CSSA como un ejemplo de entidades cuasi oficiales en la red del PCCh para “influir en las comunidades chinas en el extranjero, los gobiernos extranjeros y otros actores para tomar acciones o adoptar posiciones que apoyen las políticas preferidas de Beijing”.

El informe anual de 2023 de la Comisión afirma que los miembros de la CSSA podrían ser utilizados como informantes para vigilar a los disidentes chinos en las universidades.

Hay alrededor de 150 capítulos de la CSSA en todo Estados Unidos; muchos de los cuales obtienen financiación de la embajada china o sus consulados. La CSSA de la Universidad Georgetown obtuvo aproximadamente la mitad de su presupuesto anual de la Embajada de China en Washington, según un informe de Foreign Policy.

La Sra. McLaughlin dijo que la estrecha alineación entre los consulados chinos y los capítulos de la CSSA genera una preocupación importante.

Dijo que el mayor temor de los estudiantes internacionales chinos es: “He cruzado países y océanos para llegar aquí. Pero, ¿qué tan lejos estoy realmente del gobierno chino y de la gente que podría estar observando muy de cerca lo que estoy haciendo?

La Sra. McLaughlin dijo que la censura nos afecta a todos.

“Le digo a la gente que deben entender que cuando una persona no puede hablar, eso también les afecta a ellos”, dijo. “El discurso no se trata solo de lo que alguien puede decir; también se trata de lo que alguien puede oír”.

“Porque lo que hace el gobierno chino, lo que hace el país de China, es una parte realmente grande del mundo en el que todos vivimos”.

En octubre pasado, en un discurso ante 70 rectores de universidades, Gallagher dijo que el Congreso debería detener las operaciones de grupos de estudiantes que reciben orientación o dinero de gobiernos extranjeros.

……………….

No se pierda la segunda parte de este informe especial: Persecución exportada a EE.UU. y un financiamiento con condiciones


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.