¿Quién es el estadounidense detenido que Corea del Norte podría usar como “moneda de cambio”?

03 de Mayo de 2017 Actualizado: 03 de Mayo de 2017

El ciudadano estadounidense (de etnia coreana) Kim Sang-Duk, también llamado Tony Kim fue detenido el 22 de abril en el aeropuerto de Pyongyang por haber “cometido actos criminales hostiles destinados a derrocar a la RPDC” (República Popular Democrática de Corea) confirmó este miércoles la agencia oficial norcoreana KCNA.

Tony Kim –de 50 años- ejerció como profesor de contabilidad en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Yanbian (prefectura china limítrofe con Corea del Norte) y se encontraba en el país para trabajar en programas de cooperación, según recogió Univisión.

El director del Centro Internacional de Seúl de Investigación sobre Corea del Norte, Ahn Chan-il señaló a la agencia surcoreana Yonhap que Tony Kim  podría ser utilizado por Corea del Norte como “moneda de cambio” en negociaciones con EE.UU. en el actual contexto de tensión “nuclear” entre ambos países.

Según Yonhap, los expertos señalan que Corea del Norte ha utilizado previamente a estadounidenses detenidos para influir a EE.UU. con el objetivo de abrir negociaciones.

Una fuente familiar con los asuntos norcoreanos dijo que Kim estuvo involucrado en proyectos de asistencia y desarrollo en Corea del Norte, subrayando que él no habría realizado actividades antinorcoreanas.

Su caso se suma a los otros dos estadounidenses actualmente encarcelados por el régimen norcoreano: Kim Dong-chul -de 60 años y origen surcoreano- capturado en una zona fronteriza con China y el estudiante universitario Otto Frederick Warmbier, que presuntamente trató de robar un cartel de propaganda en el hotel en el que se alojaba como turista.

[insert page=’noticias-news-49′ display=’template-relacionadas.php’]

Ambos ciudadanos estadounidenses fueron condenados en 2017 a 10 y 15 años de trabajos forzados respectivamente.

Los campos de trabajo forzado de Corea del Norte tienen casi la misma reputación que los de China, otro régimen comunista: torturas, privación del sueño, abusos sexuales, lavado de cerebro, etc. Sin embargo, la mayoría de los encarcelados extranjeros no va a parar a estos sitios nefastos, debido a que –en el caso de Corea del Norte- su líder Kim Jong-un no permitiría que ellos vean y comprueben la existencia y las condiciones de esos lugares, porque podría enfrentarse a serias sanciones internacionales.

En el pasado, otros extranjeros condenados a penas similares- casi todos estadounidenses- fueron liberados al cabo de varios meses tras la mediación de algún alto diplomático e incluso la visita de antiguos presidentes, como Jimmy Carter o Bill Clinton.

En 2009, Bill Clinton viajó hasta Corea del Norte para entrevistarse con Kim Jong-il, dictador fallecido padre de Kim Jong-un, para conseguir la liberación de las periodistas Laura Ling y Euna Lee, condenadas a 12 años de trabajos forzados por cruzar ilegalmente la frontera de Corea del Norte con China.

Si bien aún se desconoce qué sucederá con los tres estadounidenses detenidos ahora en Corea del Norte, en julio de 2016, el régimen asiático declaró que puede tratar con los estadounidenses detenidos según la ley marcial del país, sin dar a conocer los detalles.

TE RECOMENDAMOS