Nueva película profundiza en el papel que las minorías desempeñan en el Colegio Electoral

Por Masooma Haq
17 de Octubre de 2020
Actualizado: 17 de Octubre de 2020

Matt Taylor, el director de la nueva película Safeguard: An Electoral College Story, dice que si Estados Unidos cambiara del sistema de colegio electoral al sistema de voto popular nacional, el presidente podría ser elegido sin ningún tipo de votos minoritarios.

Respondiendo a las recientes afirmaciones de que el sistema de colegio electorale es racista, Taylor dijo a The Epoch Times: “Si se optara por un sistema de voto popular nacional, se necesitarían cero minorías para ganar la presidencia. Por eso es importante el colegio electoral, podrías ganar la presidencia solo con gente blanca”.

El Colegio Electoral es un método escrito en la Constitución de Estados Unidos para seleccionar al presidente. El número de electores coincide con el número de delegados del Congreso que tiene cada estado. En este proceso, cada estado celebra su propia elección, otorgando los electores de su estado al candidato que haya ganado la mayoría de los votos en su estado. Para ganar la elección presidencial, el candidato necesita 270 votos electorales.

“Virginia es 20 por ciento afroamericana. Por lo tanto, si su estado se divide en 47,47, de repente, su voz minoritaria se convierte en un punto de inflexión de ese estado, lo que significa que ha amplificado su voz de una minoría diminuta a que realmente importa más que todos los demás. Porque eres el punto de inflexión en esos estados. Eres el punto de inflexión en Michigan, eres el punto de inflexión en Nueva York, eres el punto de inflexión en Georgia”, dijo Taylor.

En 2016, el presidente Donald Trump recibió 304 votos electorales y Hilary Clinton 227, pero Clinton ganó el voto popular por poco más de la mitad del total de votos.

Taylor subrayó que Estados Unidos nunca ha sido una democracia pura, sino que, por el contrario, hay sistemas democráticos en toda la Constitución. Estados Unidos está bajo un sistema federalista, en el que los estados hacen sus propias leyes y tienen soberanía y el gobierno federal hace algunas leyes que unen a los 50 estados.

“Los estados tienen muchos derechos en cuanto a la forma en que eligen a sus electores y cómo llevan a cabo sus actividades”, dijo Taylor.

En el sistema establecido por los fundadores de la república estadounidense, hay leyes que no pueden ser cambiadas por la mayoría del proceso democrático debido a la Carta de Derechos.

El activista Scott Strzelcyzk mira una copia enmarcada de la Constitución de EE.UU. en su casa de New Windsor, Maryland, el 22 de noviembre de 2013. (FABIENNE FAUR/AFP a través de Getty Images)

“Tenemos derechos fundamentales, la Carta de Derechos es la parte más antidemocrática de la Constitución porque dice, no importa cuánto se quiera una iglesia nacional, no se puede tener una, no importa cuánto se quiera prohibir la libertad de expresión, estos son derechos que son fundamentalmente tuyos, eso no depende de un voto democrático”, dijo Taylor.

“Y hace que cualquiera en esta sala ahora mismo pueda ser el punto de inflexión. Por lo tanto, el candidato no sabe quién será el punto de inflexión. Por lo tanto, el candidato necesita hablar con todos nosotros y tratar de atraer a todos nosotros, por lo tanto, moderarse y convertirse en un unificador y no en un divisor”, añadió.

El presidente John F. Kennedy ganó su presidencia con un resultado de 303 a 219 en el Colegio Electoral, pero ganó el voto popular nacional por solo 112,827, un margen de 0.17 por ciento, y algunos argumentan que Richard Nixon debería haber obtenido el voto popular debido a los resultados ambiguos en Alabama.

“No siempre es perfecto. Pero en última instancia, en términos generales, funciona”, dijo Taylor. También dijo que si el público quiere cambiar o abolir el colegio electoral debe hacerlo abiertamente con una enmienda a la Constitución.

El intento del Pacto Interestatal por el Voto Popular Nacional casi ha logrado anular silenciosamente el sistema de colegio electoral y hacer que el presidente sea elegido por el voto popular. El pacto está siendo adoptado por muchos estados y, según el sitio web de este intento, “El proyecto de ley entrará en vigor cuando lo promulguen los estados con 74 votos electorales más”.

Una vez que el proyecto de ley sea promulgado por suficientes estados, “Todo este grupo de más de 270 electores presidenciales serán partidarios del candidato que recibió la mayoría de los votos populares en los 50 estados y el DC, haciendo así a ese candidato presidente”.

Según Taylor, si se adopta el Pacto Interestatal de Voto Popular Nacional, la mayoría o “multitud” ganaría cada vez y no protegería los derechos individuales ni las ideas y sistemas democráticos. Si la mayoría siempre gana con un poco más de la mitad de la población de votantes, entonces los grupos minoritarios se quedarán fuera.

Early Voting Begins In Minnesota
Un votante se va después de llenar su boleta en el edificio de la Administración del Condado de Beltrami en Bemidji, Minnesota, el 18 de septiembre de 2020. (Stephen Maturen/Getty Images)

Taylor también argumenta que el colegio electoral impide que los políticos con una visión extrema ganen porque tienen que apelar a todos los votantes en la mayoría de los estados para ganar, no solo al 51 por ciento de un grupo homogéneo.

“Es la construcción constante de coaliciones, están constantemente tratando de trabajar juntos y están constantemente diversificados. Y ese es un sistema brillante y hermoso que unifica a todo el país, a diferencia de una región geográfica o una ideología”, dijo Taylor.

Añadió que el sistema de colegio electoral también mantiene el fraude de los votantes limitado por el estado, en lugar de hacer que toda la nación haga un recuento, un estado o condado solo tendría que hacer el recuento en una disputa.

Con información de Jan Jekielek.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Pompeo impulsa una ‘Nueva Alianza de Democracias’ para contrarrestar a la China comunista

TE RECOMENDAMOS