Nuevo brote de ébola en el Congo alarma a la OMS

Por JACK PHILLIPS
23 de Agosto de 2020 6:22 PM Actualizado: 23 de Agosto de 2020 6:22 PM

Un nuevo brote del virus del ébola infectó a 100 personas y causó varias docenas de muertes en la República Democrática del Congo en zonas de la provincia de Ecuador, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El brote epidémico se declaró por primera vez el 1 de junio, con un primer grupo de casos en Mbandaka, la capital de la provincia.

“El brote se propagó desde entonces a 11 de las 17 zonas sanitarias de la provincia. De los 100 casos notificados hasta ahora, 96 están confirmados y cuatro son probables”, informó la organización.

Unas 43 personas fallecieron a causa del mortal virus que causa la fiebre hemorrágica.

“El brote presenta importantes desafíos logísticos, ya que las comunidades afectadas abarcan grandes distancias en zonas remotas de la provincia con bosques densos, que se extienden por ambos lados de Ecuador”, añade la OMS. “En sus puntos más amplios, el brote se extiende a lo largo de cerca 200 millas, tanto de este a oeste como de norte a sur”.

Proporcionar ayuda a las poblaciones afectadas puede llevar días, según la organización. Los suministros y los socorristas tienen que viajar por zonas que no tienen carreteras y pueden tener que depender de los viajes en bote por el río, según la OMS.

Trabajadores de la salud tratan a un paciente de ébola no confirmado, dentro de un Centro de Tratamiento del Ébola apoyado por MSF (Médicos sin Fronteras) el 3 de noviembre de 2018 en Butembo, República Democrática del Congo. (JOHN WESSELS/AFP vía Getty Images)

En la misma provincia, en mayo de 2018 se produjo otro brote de ébola que causó la muerte de al menos 33 personas.

“Con 100 casos de ébola en menos de 100 días, el brote en la provincia de Ecuador está evolucionando de manera preocupante”, dijo el Dr. Matshidiso Moeti, de la OMS. “El virus se está propagando por un terreno amplio y accidentado que requiere intervenciones costosas y con COVID-19 agotando los recursos y la atención, es difícil ampliar las operaciones”.

A principios de agosto, los trabajadores sanitarios de ébola en el país protestaron por los salarios no recibidos.

El ministro de salud provincial, Bruno Efoloko, declaró que el gobernador había concluido el lunes por la tarde las negociaciones con los trabajadores en huelga. Ellos estaban protestando contra la reciente publicación por parte del Ministerio de Salud de sus escalas salariales, que consideraban demasiado bajas, y por el fracaso del gobierno en pagarles desde el comienzo de la nueva epidemia, dijo Keita.

“Las negociaciones fueron exitosas. El laboratorio ahora se puede operar”, dijo Efoloko a Reuters, añadiendo que algunos técnicos de laboratorio habían vuelto a trabajar después de las conversaciones. “El ministerio de salud nacional prometió examinar sus reclamaciones”, dijo a continuación. “Continuaremos enseñando a otros para una efectiva reanudación de las actividades”.

En junio, Congo celebró el final de otro brote aislado de ébola en el este del país, el segundo peor del que se tiene constancia, y que causó la muerte de más de 2200 personas en dos años.

La OMS informó durante el fin de semana que la respuesta al nuevo brote necesita financiación.

“Sin apoyo adicional, los equipos sobre el terreno tendrán más dificultades para adelantarse al virus”, dijo el Dr. Moeti. “COVID-19 no es la única emergencia que necesita un apoyo sólido. Como sabemos por nuestra historia reciente, ignoramos el ébola bajo nuestro propio riesgo”, añadió refiriéndose a la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Con información de Reuters.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El nazismo, el fascismo y el socialismo tienen sus raíces en el comunismo

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.