Nuevo estudio muestra que inmigrantes víctimas de delitos no tienen miedo de informar a la policía

Por Mark Tapscott
14 de Octubre de 2021
Actualizado: 14 de Octubre de 2021

Nuevos datos compilados por la Oficina del Censo para el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) muestran que los inmigrantes no ciudadanos son significativamente más propensos a denunciar delitos violentos graves que los residentes que son ciudadanos.

El 59% de los no ciudadanos que respondieron a la Encuesta Nacional de Victimización por Delitos (NCVS) entre 2017 y 2019 informaron de los delitos violentos graves que experimentaron a los funcionarios locales de la ley, en comparación con el 49% de los ciudadanos, según un análisis de los datos realizado por el Centro de Estudios de Inmigración (CIS).

La encuesta también encontró que, con un 65 por ciento, los inmigrantes hispanos, tanto los que son ciudadanos como los que no lo son, son los más propensos a reportar haber experimentado delitos violentos graves, seguidos por todos los inmigrantes, ciudadanos y no ciudadanos, con un 61 por ciento.

Cuando se excluyen las respuestas relativas a agresiones simples, los resultados siguen siendo los mismos, ya que el 64% de los inmigrantes hispanos, tanto ciudadanos como no ciudadanos, dicen haber sido víctimas, en comparación con el 48% de los ciudadanos nacidos en Estados Unidos. La cifra para todos los no ciudadanos fue del 59 por ciento.

La encuesta hace un seguimiento durante varios años de aproximadamente 2700 encuestados individuales que deben tener 12 años o más. Los inmigrantes nacidos en el extranjero representan aproximadamente el 14% de la población estadounidense.

“Se trata de la primera muestra verdaderamente representativa de las víctimas reales (…) es básicamente el criterio de referencia para medir las victimizaciones”, dijo el director de investigación del CIS, Steven Camarota, durante una mesa redonda televisada sobre el análisis el jueves.

La encuesta definió los delitos violentos graves como las violaciones y las agresiones, pero no incluyó el asesinato. La NCVS no preguntaba a los encuestados víctimas de delitos antes de 2017 si eran ciudadanos, por lo que los datos actuales analizados por el CIS son los primeros que reflejan con alta confianza la opinión real de los inmigrantes sobre el tema.

Los defensores de las “ciudades santuario”, como San Francisco, que protegen a los inmigrantes ilegales de las autoridades federales encargadas de hacer cumplir la ley, especialmente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), han argumentado durante mucho tiempo que los inmigrantes, especialmente los que se encuentran en el país de forma ilegal, son menos propensos a denunciar los delitos por miedo a ser deportados.

Tales afirmaciones cobraron protagonismo en el debate nacional sobre la inmigración en 2008, cuando ICE puso en marcha su programa 287G, que proporcionaba formación a la policía local en materia de leyes y reglamentos de inmigración, además de delegarle la autoridad para aplicarlos, según explicó Jessica Vaughn, directora de estudios políticos del CIS, durante un panel virtual sobre el estudio celebrado el jueves.

“Fue entonces cuando empezamos a ver este argumento como una preocupación. Se empezó a escuchar a los defensores de la inmigración afirmar que ‘bueno, miren, los inmigrantes son naturalmente más cautelosos con la policía y por lo tanto no denunciarán los delitos porque tenían miedo de la policía en sus países de origen'”, dijo Vaughn al panel.

“Por tanto, si las fuerzas de seguridad locales cooperan con el ICE y comparten información, se producirá un efecto disuasorio en la denuncia de delitos por parte de los inmigrantes y algunos llegarán a afirmar que los delitos contra los inmigrantes nunca se resolverán porque no se denunciarán”, continuó Vaughn.

La afirmación del efecto inhibidor persiste a pesar de que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley niegan haber visto pruebas de ello y la falta de investigaciones académicas creíbles sobre la probabilidad de que los inmigrantes denuncien, dijo Vaughn. Aun así, dijo, la gran mayoría de los organismos policiales locales cooperan con el ICE.

Los portavoces del Centro Nacional de Derecho de Inmigración (NILC) y del Centro Nacional de Justicia de Inmigración (NIJC) no respondieron inmediatamente a las solicitudes de The Epoch Times para comentar el estudio del CIS.

Otras conclusiones del análisis del CIS son las siguientes:

  • Solo alrededor del 1 por ciento de las víctimas inmigrantes que no denunciaron el delito en cada categoría dijeron que la razón por la que no lo denunciaron fue porque la policía sería parcial, les acosaría o les causaría problemas, o porque les aconsejaron que no lo denunciaran. Estas son las respuestas de la encuesta que más probablemente indican un temor a la deportación.
  • Más del 80% de todas las victimizaciones denunciadas a la policía fueron denunciadas por la víctima o por un miembro del hogar de la víctima.
  • El 65% de los delitos violentos graves contra mujeres inmigrantes fueron denunciados a la policía, al igual que el 67% contra mujeres no ciudadanas, en comparación con el 48% de las mujeres nacidas en el país.
  • Entre los no ciudadanos hispanos, un grupo que incluye a muchos extranjeros ilegales, la denuncia de delitos graves y violentos suele ser igual o superior a la denuncia de delitos contra los nativos. Si hubiera una diferencia importante en los índices de denuncia de delitos entre los inmigrantes ilegales en particular, lo más probable es que se reflejara en los índices de denuncia de este grupo, pero la encuesta no revela esa diferencia significativa.
  • Los delitos contra la propiedad (el tipo de delito más común) contra los inmigrantes se denuncian en porcentajes similares a los de las víctimas nacidas en el país: 34%. Entre los no ciudadanos, la tasa fue del 32%, lo que no es estadísticamente diferente de los otros grupos.
  • Considerando todos los delitos, incluidos los actos violentos y contra la propiedad, la NCVS muestra que el 39 por ciento de todas las victimizaciones de inmigrantes y el 38 por ciento de todas las victimizaciones de no ciudadanos fueron denunciadas a la policía, en comparación con el 37 por ciento de todos los delitos contra los nativos, lo que indica que no hay una diferencia estadísticamente significativa entre las denuncias de los dos grupos.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS