Nuevo proyecto de ley de EE.UU. pide suspender la financiación federal destinada a la OMS

Por Frank Fang
09 de Abril de 2020
Actualizado: 09 de Abril de 2020

El representante de Estados Unidos, Guy Reschenthaler (R-Pa.) ha presentado un nuevo proyecto de ley para retener la financiación federal destinada a la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta que su actual director general, Tedros Ghebreyesus, renuncie.

“La OMS ayudó al Partido Comunista Chino a que ocultara al mundo la amenaza del COVID-19 y ahora más de 10,000 estadounidenses han muerto, una cifra que se espera que aumente drásticamente en las próximas semanas”, dijo Reschenthaler en un comunicado de prensa desde su oficina.

El proyecto de ley, presentado el 7 de abril, pidió la dimisión de Ghebreyesus y la creación de una comisión internacional para investigar a la OMS, antes de que se reanuden los fondos del Congreso.

El legislador estadounidense dijo que las autoridades chinas encubrieron las pruebas de la transmisión de humano a humano, las cuales aparecieron a inicios de diciembre de 2019.

Inicialmente, la OMS repitió la afirmación de Beijing de que no había “ninguna evidencia clara de transmisión de humano a humano” por el virus.

Reschenthaler añadió que la OMS retrasó la declaración de una “emergencia de salud pública de interés internacional” hasta el 30 de enero, cuando el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus, ya se había propagado a varios países desde hacía más de una semana.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


La propagación de la pandemia comenzó en Wuhan, la capital de la provincia de Hubei. Desde entonces, el virus se ha extendido a más de 200 países y territorios, y ha matado a más de 85,600 personas fuera de China continental.

Reschenthaler dijo que la OMS fue cómplice del encubrimiento de Beijing. “En lugar de trabajar para salvar vidas en todo el mundo, la OMS se mantuvo al margen y restó importancia a la gravedad del virus para no ofender a los funcionarios chinos”.

El legislador también explicó que Estados Unidos es el mayor contribuyente de la OMS, ya que constituye “el 22% de los fondos estimados por la OMS de los países miembros”, según datos de la OMS. Estados Unidos también proporciona fondos voluntarios a la OMS a través de programas de salud mundial y cuentas humanitarias asignadas por el Congreso.

El miércoles, el presidente estadounidense Donald Trump señaló la diferencia entre las contribuciones de Estados Unidos y China a la OMS. Según las estadísticas del Departamento de Estado, las contribuciones de EE.UU. superaron los 400 millones de dólares, mientras que China proporcionó 44 millones de dólares, en 2019.

Reschenthaler dijo que creía que el dinero ya no debería ir a la OMS, ya que “no es correcto que los dólares de los impuestos ganados con esfuerzo por los estadounidenses se utilicen para propagar las mentiras de China y ocultar información que podría haber salvado vidas”.

El proyecto de ley tiene el respaldo de más de 20 representantes, entre ellos Liz Cheney (R-Wy.), Scott Perry (R-Pa.), Brian Babin (R-Texas), Paul Gosar (R-Ariz.), Greg Steube (R-Fla.), Jim Banks (R-Ind.), y Matt Gaetz (R-Fla).

“Espero que mis colegas se unan a mí para que la OMS se responsabilice de jugar con la política en lugar de centrarse en su misión de coordinar los esfuerzos mundiales en crisis de salud pública como la que estamos experimentando actualmente”, concluyó Reschenthaler.

Trump dijo en una reunión informativa el martes por la noche que Estados Unidos detendría la financiación para la OMS.

Más temprano ese día, Trump tuiteó: “La OMS realmente se equivocó. Por alguna razón, financiado en gran parte por Estados Unidos, pero muy centrado en China. Vamos a estar investigando eso”.

El presidente añadió: “Afortunadamente rechacé su consejo de mantener nuestras fronteras abiertas a China desde el principio. ¿Por qué nos dieron una recomendación tan equivocada?”

El 31 de enero Estados Unidos prohibió la entrada de viajeros provenientes de China.

Ese mismo día, la OMS dijo que los países debían mantener abiertas sus fronteras con China.

El Dr. Bruce Aylward, asesor superior de Ghebreyesus, defendió en febrero las recomendaciones de la OMS de mantener las fronteras abiertas, diciendo que China había trabajado “muy duro” para identificar y detectar los primeros casos así como sus contactos y asegurarse de que no viajaran.

David Heymann, profesor de epidemiología de enfermedades infecciosas en London School of Hygiene & Tropical Medicine, dijo a Reuters que cualquier recorte en la financiación de EE.UU. sería un gran golpe para la organización.

“Si la OMS pierde su financiación no puede seguir haciendo su trabajo. Ya trabaja con un presupuesto [bastante reducido]”, dijo Heymann.

Reuters contribuyó a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El virus del PCCh sigue los vínculos con la China comunista

TE RECOMENDAMOS