Almagro invocó Carta Democrática de OEA por crisis en Venezuela

31 de Mayo de 2016 Actualizado: 31 de Mayo de 2016

CARACAS, 31 mayo (Reuters) – El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, solicitó el martes que se convoque a una sesión urgente del Consejo Permanente de los estados miembros de la OEA, para votar la activación de la Carta Democrática sobre Venezuela por la crisis política que vive el país petrolero.

Almagro, un ex canciller uruguayo, pidió la reunión extraordinaria del Consejo Permanente, con sede en Washington, entre el 10 y el 20 de junio para determinar si Venezuela ha sufrido una alteración del orden constitucional que afecta el orden democrático.

“Solicitar la convocatoria a una sesión urgente del Consejo Permanente de los Estados Miembros (…) para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente”, dijo Almagro es una misiva al Consejo Permanente.

“El Consejo Permanente, según la situación, podrá disponer la realización de las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática”, agregó el político uruguayo.

Con la activación de la Carta Democrática Interamericana se puede acordar la suspensión temporal de un Estado miembro del ejercicio de su derecho de participación en la OEA. Para que ello se materialice, se requiere del voto de dos tercios de los 34 países que conforman la organización.

Aunque se trata de una resolución y no de un tratado, la Carta Democrática puede poner presión internacional sobre Venezuela para que el presidente Nicolás Maduro cumpla con las exigencias de la oposición, como convocar a un referéndum revocatorio para acortar su mandato.

La intervención extranjera directa (Cascos azules u otras fuerzas) no está prevista en ninguno de los contenidos de la Carta Democrática. La OEA suspendió a Cuba entre 1962 y 2009.

La oposición venezolana señala a Maduro como el principal responsable de la crisis que vive Venezuela, que tiene la inflación más alta del mundo, una recesión económica y la escasez de bienes.

Por ello, la alianza de partidos de oposición busca llevar a cabo un referéndum revocatorio para acortar su mandato, pero denuncian que el árbitro electoral está dilatando el proceso.

Además, la oposición sostiene que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el máximo ente judicial, está bloqueando la labor de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Maduro, por su parte, asegura que una oposición con apoyo externo lleva a cabo una “guerra económica” con el fin de sembrar zozobra en el país petrolero y desbancarlo.

Y en la noche del lunes hizo un llamado para que la OEA salga de Venezuela.

“He llamado a levantar un poderoso movimiento en defensa de la paz, la independencia y contra el intervencionismo extranjero. ¡No a la OEA! ¡Fuera de Venezuela y de América!”, dijo el mandatario en un discurso ante un grupo de militantes.

TE RECOMENDAMOS