Oficial del Capitolio que mató a Ashli Babbitt revela su identidad en una entrevista televisiva

Por Zachary Stieber
27 de Agosto de 2021 11:15 AM Actualizado: 27 de Agosto de 2021 11:15 AM

El oficial de policía del Capitolio que disparó fatalmente contra una mujer desarmada dentro del Capitolio, el 6 de enero, se justificó el jueves, alegando que emitió advertencias verbales antes de abrir fuego.

El teniente de la policía del Capitolio, Michael Byrd, dijo que le disparó a Ashli Babbitt cuando intentaba trepar por una ventana rota hacía un pasillo del Capitolio, adyacente a la cámara de la Cámara, porque temía que ella y otras personas dentro del edificio entraran al hemiciclo, donde estaban los miembros del Congreso escondiéndose después de que inició la irrupción al Capitolio.

“Ella representaba una amenaza para la Cámara de Representantes de Estados Unidos”, dijo Byrd en NBC.

Byrd admitió que no sabía que Babbitt estaba desarmada.

“No pude ver sus manos por completo o lo que había en su mochila o cuáles eran sus intenciones”, dijo Byrd. “Pero se había mostrado violenta antes de ese punto”, agregó.

Esa declaración molestó a Aaron Babbitt, el esposo de Ashli Babbitt.

“Mi nivel de agitación está realmente por las nubes en este momento. Admitió que no le importaba realmente si ella estaba armada o desarmada”, dijo Aaron Babbitt en Fox News tras la emisión de la entrevista de Byrd.

Videos del momento de la irrupción mostraron a varios oficiales dentro de la habitación que se encuentra fuera de un Lobby del Congreso, así como a otros dentro del lobby con Byrd. Terrell Roberts, que representa a la familia Babbitt, le dijo a The Epoch Times que el asesinato fue “un caso bastante claro de disparo a una persona desarmada sin ninguna justificación legal”.

Byrd fue absuelto a principios de este año, tanto por el Departamento de Justicia como por la agencia para la que trabaja.

Un selfie en redes sociales muestra a Ashley Babbitt, en una foto sin fecha. (Ashli Babbitt/Twitter)

Las autoridades federales decidieron no presentar cargos contra Byrd porque, tras una investigación, determinaron que no había “pruebas suficientes” para respaldar un enjuiciamiento.

La Policía del Capitolio dijo que el oficial “potencialmente salvó a los miembros y a los empleados [del Capitolio] de lesiones graves o de morir por cuenta de una gran multitud de alborotadores que se abrieron paso hacia el Capitolio de EE.UU. y al hemiciclo, donde los miembros y los empleados estaban a unos pasos de distancia”.

Byrd dijo que no se arrepiente de lo que hizo.

“Sé que ese día salvé innumerables vidas”, dijo Byrd el jueves. “Sé que los miembros del Congreso, así como mis compañeros oficiales y empleados, estaban en peligro y en grave peligro. Y ese es mi trabajo”.

La identidad de Byrd había sido protegida por la policía del Capitolio, que dijo que no iba a publicar su nombre por motivos de seguridad. El abogado de Byrd había dicho que su cliente estaba recibiendo amenazas de muerte.

La familia de Babbitt había presentado una demanda para conocer la identidad de Byrd y planea demandarlo por violar los derechos constitucionales de Babbitt.

El abogado de Byrd no respondió a una solicitud de comentarios cuando se le preguntó por qué el oficial decidió revelar su propia identidad.

Byrd dijo que ha recibido amenazas de muerte. Aaron Babbitt dijo que también ha recibido amenazas.

“He recibido amenazas de muerte desde el 7 de enero, dos, tres, cinco, 10 por día, y todo lo que hice el 6 de enero fue quedarme viudo”, dijo Babbitt.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.