Oficiales de vida silvestre terminan con la vida de oso negro que no temía a humanos ni a sus selfies

Por Simon Veazey - La Gran Época
22 de Junio de 2019 Actualizado: 22 de Junio de 2019

Un joven oso negro fue asesinado por oficiales, en Oregon, después de que se convirtiera en una especie de celebridad local, permitiendo a las personas tomar selfies con él, en una popular rampa para botes.

Las autoridades dijeron que el oso se había acostumbrado peligrosamente a los humanos, después que la gente había dejado comida para él, en un parque recreativo en el condado de Washington.

Los oficiales de vida silvestre, trataron de alejar al oso de 45 kilos a la orilla del lago, donde se estaba acostumbrando a los admiradores y proveedores humanos, según el Salem Statesman Journal. Pero cuando regresaron al día siguiente, el oso había regresado a su lugar habitual, en la orilla en el lago, Henry Hagg, en el condado de Washington, un lugar popular para practicar ciclismo de montaña, pesca y senderismo.

“Nos acercamos al oso a menos de 6 metros de distancia”, comentó el biólogo, Burt License, a KGW. “No mostró ninguna reacción hacia nosotros, ninguna reacción a los coches que pasaban cerca y es un comportamiento antinatural estar cerca de la gente”.


“Estaba muy claro que el animal estaba demasiado habituado”, destacó Burt al periódico Statesman Journal. “Con esa información, era un riesgo para la salud y para la seguridad humana y tuvimos que eliminarlo”.

Los oficiales, en el condado de Washington, ya habían advertido al público, en mensajes en redes sociales, insistiendo a que dejaran de alimentar al oso, después de numerosos informes de personas, que se detenían por selfies.

“Los oficiales están trabajando para que este cachorro de oso cerca del lago Hagg vuelva al bosque…”, escribieron en un mensaje de Facebook, acompañado de tres fotos del oso. “Por favor, manténgase alejado de la zona cercana a la rampa para botes A”.

Se decía que el oso tenía entre 2 y 3 años.

Con la llegada del calor del verano, la popular rampa para botes donde el oso se había convertido en una especie de espectáculo local estaba preparada para volverse más concurrida y atraer a grandes multitudes.

“Nos entristece el resultado, pero lo dejamos en manos de los expertos cuando se trata de este tipo de decisiones difíciles”, aseguró la Oficina del Sheriff del Condado de Washington, en una declaración en Facebook.

Los biólogos encontraron que el oso comía mezcla de semillas de girasol, pedazos de maíz y otros alimentos que quedaban al lado de una intersección de la carretera, de acuerdo con una declaración del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de Oregon (ODFW).

La ODFW señaló que está contra las leyes estatales “dispensar alimentos, basura o cualquier otro atrayente para constituir a sabiendas un señuelo, atractivo para la vida silvestre potencialmente habituada”.


“Este es un ejemplo clásico de por qué imploramos al público que no alimente a los osos”, señaló Burt, en una declaración de la ODFW. “Aunque los individuos que le dieron de comer a este oso pueden haber tenido buenas intenciones, los osos no deben ser alimentados”.

“Son perfectamente capaces de valerse por sí mismos y siempre es mejor dejarlos solos y disfrutarlos desde una distancia segura”.

Algunos comentarios criticaron, incluyendo muchos en las redes sociales, expresaron que los funcionarios simplemente debieron haber reubicado al oso, en lugar de dispararle.

No te hagas el muerto

Sin embargo, la ODFW explicó que no reubica osos que se acostumbraron con los humanos” porque es mucho más probable que estos animales tengan interacciones peligrosas con los humanos en el futuro”.

Doug Cottam, biólogo del distrito de la ODFW, dijo al Salem Statesman Journal, que el simple hecho de hablar con los residentes resuelve la mayoría de los problemas de los osos. “Los ciudadanos no quieren ver a estos animales muertos”, agregó Doug. “La gente hace todo lo que puede para deshacerse del problema y no del oso”.

Dijo que, en el 2007, siete osos negros tuvieron que ser sacrificados solo en su distrito.

Oregon es el hogar de un estimado de entre 25.000 y 30.000 osos negros.

“Aunque los osos negros generalmente evitan a los humanos y no son agresivos, no hubo ni una sola muerte humana documentada causada por osos negros en el estado”, según el sitio web de Oregan Wild. “Los osos pueden habituarse a fuentes de alimento fácilmente accesibles que conducen a conflictos y a menudo, a la eliminación del “problema”. En 2011, veintidós osos fueron asesinados debido a amenazas a la seguridad humana”.

Un promedio de alrededor de tres personas mueren en los Estados Unidos cada año por ataques de osos, según KTU.

La ODFW aconseja lo siguiente si se encuentra con un oso negro:

PARE: Nunca se acerque a un oso en ningún momento, por ningún motivo. Si ves cachorros de oso abandona la zona.

DALE ESPACIO:  Deja que cualquier oso encuentre una manera de escapar. Sal del sendero y camina lentamente.

MANTENTE EN CALMA: No corras ni haga movimientos bruscos. Mira al oso y retrocede lentamente.

EVITA EL CONTACTO VISUAL: No hagas contacto visual con el oso.

NO CORRAS: Puedes animar al oso a perseguirte.

SI UN OSO TE ATACA:

DEFIÉNDETE: En el improbable caso de que seas atacado, lucha, grita, sé agresivo, usa piedras, palos y manos.

Este último consejo solo se aplica en el caso de los osos negros. Con ataques de oso pardo u oso marrones el consejo es hacerse el muerto.

Un hombre lava el pollo… con detergente

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS