Ohio presenta una demanda contra Google por “comportamiento anticompetitivo”

Por Joseph Lord
18 de Septiembre de 2021
Actualizado: 18 de Septiembre de 2021

El martes, el fiscal general de Ohio, Dave Yost, presentó una demanda contra Google, acusando al gigante tecnológico de “comportamiento discriminatorio y anticompetitivo”. La demanda pretende que Google sea declarada empresa de utilidad pública, sometiéndola a las juntas reguladoras del estado.

Aunque Google ya se ha enfrentado antes a un escrutinio a nivel federal y estatal, esta demanda es la primera que pide definitivamente que Google sea tratado como un servicio público.

El fiscal general de Ohio critica las prácticas monopólicas de Google y pide su regulación

El inicio del caso, Estado de Ohio contra Google (pdf), dice “La gran mayoría de los habitantes de Ohio utilizan internet. Y casi todos los que lo hacen utilizan la búsqueda de Google. Google es tan omnipresente que su nombre se ha convertido en un verbo”.

Esta amplia supremacía, prácticamente indiscutible, es un argumento clave para que el Estado lo considere de utilidad pública.

Como prueba adicional de ello, la demanda señala que “Google domina las búsquedas en internet, tanto a nivel mundial como nacional”. Este dominio está tan extendido que “casi el 90 [por ciento] de todas las búsquedas en internet se realizan a través de Google”. En los dispositivos móviles, dice, este dominio es aún más marcado, ya que Google controla el 95 por ciento de todas las búsquedas en internet.

Este dominio, continúa, es esencialmente imposible de romper debido a las altas barreras de entrada en el campo. Los algoritmos de los motores de búsqueda mejoran, señala, “con cada búsqueda sucesiva”. Con su larga trayectoria, Google ha tenido tiempo de mejorar su motor de búsqueda mucho más que los de la competencia.

La demanda dice que, aunque la declaración de la misión de Google es “organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible y útil”, el sitio “no revela a su[s] usuario[s] (…) que manipula su presentación de esa información para dar preferencia a sus propios servicios, arrojando resultados de búsqueda que benefician mejor a los intereses de Google”.

Aun así, la demanda señala que “esta demanda no busca una compensación por el dominio de Google en las búsquedas en internet”, ni tampoco “argumenta que el dominio de Google en las búsquedas en internet sea bueno o malo si se considera de forma aislada”. Esto, dice, “se deja para ser resuelto en otra parte”.

Esta sección de la demanda concluye diciendo que Google “como transportista común y servicio público (…) no puede autopreferirse en sus páginas de resultados”.

La demanda también señala que la acción legal y sus recursos solicitados “se basan en las leyes positivas estatutarias, comunes y/o decisorias de Ohio”. En otras palabras, si los tribunales de Ohio aprobaran la demanda contra Google, sus normas solo se aplicarían dentro de las fronteras de Ohio.

También rechaza la interferencia federal en los procedimientos legales del estado contra la corporación, diciendo que cualquier esfuerzo de este tipo “perturbaría indebidamente el equilibrio de las responsabilidades federales y estatales” y sería “sin base de derecho o de hecho”.

La demanda obtiene el apoyo de políticos y grupos de reflexión conservadores

Algunos políticos y organizaciones conservadoras salieron en apoyo de la demanda.

El representante Douglas Swearingen (R-Ohio), el aspirante a las primarias para el Senado de EE. UU. J.D. Vance, y el Centro de Jurisprudencia Constitucional (CCJ) del Instituto Claremont se unieron para presentar un informe amicus explicando por qué la demanda de Yost debía ser aceptada.

En un comunicado de prensa de Claremont, el fundador del CCJ, John Eastman, señala que “el objetivo del Instituto Claremont es proteger el discurso público y un mercado robusto de ideas, y por lo tanto tiene un interés real y sustancial en los planes del fiscal general para proteger la capacidad de los ciudadanos de Ohio para comunicarse y participar en un discurso democrático adecuado en la plaza pública de hoy: internet”.

La amplia preocupación por la censura en las redes sociales ha sido durante mucho tiempo una preocupación conservadora, lo que llevó al presidente Donald Trump a fundar una línea telefónica para permitir a la gente denunciar sus prohibiciones en las redes sociales al gobierno federal. Estas preocupaciones solo se intensificaron después de que Trump, siendo todavía el presidente en ejercicio de los Estados Unidos, fuera vetado de Twitter.

Incluso el senador Bernie Sanders (I-Vt.), un abierto crítico de Trump, encontró la prohibición preocupante. “¿Me siento especialmente cómodo con que el entonces presidente de Estados Unidos no pueda expresar sus opiniones en Twitter? No me siento cómodo con eso”, dijo Sanders en una entrevista con el New York Times.

Un tuit del equipo de prensa del aspirante al Senado, Vance, describió la demanda de Yost como un “esfuerzo por romper el dominio de las grandes empresas tecnológicas en la plaza pública”.

Vance dijo: “Dave Yost merece ser elogiado por esta demanda histórica que puede dar a Ohio la capacidad de proporcionar una supervisión adecuada y necesaria a las grandes empresas tecnológicas como Google”.

En un comunicado de prensa sobre la acción legal, Yost señala que “Ohio es el primer estado del país que presenta una demanda de este tipo”.

“En términos sencillos”, dice el comunicado, “los habitantes de Ohio se ven perjudicados por Google porque no pueden tomar las mejores decisiones si no reciben toda la información. Por ejemplo, si alguien busca un vuelo y Google devuelve su propia presentación de resultados de búsqueda para dirigir a la persona a Google Flights, ésta no ve las ofertas de competidores como Orbitz y Travelocity”.

Google ha solicitado que los tribunales rechacen la demanda, una moción que los redactores del informe amicus instaron al tribunal a denegar.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS