Olla a presión explota sobre la cara de un bebé convirtiendo una cena en pesadilla

Por Louise Bevan - La Gran Época
28 de Agosto de 2019 Actualizado: 28 de Agosto de 2019

La gasa quirúrgica blanca y la piel rosada y dolorida de la cara de Chayse Bodily hicieron imposible que el niño pequeño, o sus padres traumatizados, olviden su terrible experiencia.

La familia Bodily, de Burley, Idaho, decidió regalarse una cena asada después de una tarde de duro trabajo el 9 de septiembre de 2018. Acababan de instalar puertas francesas, así que la mamá Angela puso un trozo de carne en una olla a presión. Cuando estuvo cocida, se dispuso a retirar el asado de la estufa mientras se preparaba para hacer la salsa y añadirle patatas.

Su dulce hijo Chayse abrazó su pierna izquierda mientras trabajaba; ni la madre ni el bebé tenían idea del horror que estaba a punto de ocurrir.

Una burbuja que se había estado formando bajo la carne estalló de repente. El pequeño Chayse quedó cubierto de comida fundida y líquido hirviendo; sufrió quemaduras de segundo grado en más del 14 por ciento de su cuerpo. “Simplemente se disparó como un géiser”, exclamó Angela Bodily, según informó el Times-News. ” Yo estaba en shock y vi al bebé resbalándose”.

El esposo de Angela, Travis, fue testigo del repentino e impactante evento. Se apresuró a llevar a su hijo al baño y trató de lavar el líquido hirviente. “Pude ver cómo se le salía la piel”, reveló Angela, horrorizada. “Lo más aterrador que podrás ver es la piel de tu bebé desprendiéndose de su cuerpo”.

Travis hizo todo lo que pudo con un cubo de agua fría antes de que los aterrorizados padres llevaran a su hijo al hospital. La madre de Chayse apenas había notado sus propias heridas; afortunadamente, su piel ya madura se había escapado con solo dos ampollas en los pies.

Los médicos de emergencia llevaron a Chayse al Utah Burn Center con su madre. La cabeza de Chayse fue afeitada para que el personal médico pudiera limpiar y evaluar adecuadamente la extensión de las quemaduras, sus ojos estaban hinchados y casi cerrados.

Travis recibió un duro golpe al ver a su hijo pequeño indefenso y con dolor. “Me rompió el corazón verlo así”, dijo. Pero poco a poco, mientras el equipo médico seguía adelante, los padres de Chayse tomaron la decisión de pasar del miedo a la gratitud.

Podría haber sido mucho peor.

Illustration – Shutterstock | New Africa

“Te sientas y escuchas las historias de la gente”, compartió Angela, recordando haber conocido a otros pacientes en el centro de quemados. “A veces,” dijo, “solo necesitan que alguien les escuche”. Conmovidos, los Bodilys decidieron comprar 200 DVDs y donaron todo el material a los pacientes hospitalizados del centro de quemados.

Cuando su propio bebé, Chayse, regresó a casa, Angela y Travis se enfrentaron a un nuevo desafío: aprender a cambiar los apósitos y evitar que el tejido cicatrizal de Chayse se estrechara a través de una terapia física personalizada. Chayse incluso empezó a dormir mejor y a jugar en casa, según su padre.

Illustration – Shutterstock | Robie Online

“Ahora, tenemos que encontrar maneras creativas de conseguir que un niño de dos años haga cosas que no quiere hacer”, se lamentó Angela, después de despedirse de su trabajo como empleada de una tienda de delicatessen en Bobcat Corner para cuidar a su hijo. Sin embargo, las pesadillas de Chayse persistieron; el niño quedó plagado de recuerdos de su terrible experiencia y no se sabe cuánto tiempo tardarán en sanar estas cicatrices.

Sin saber si Chayse necesitará injertos de piel en el futuro, la familia abrió una cuenta en GoFundMe buscando ayuda para recaudar fondos para las facturas médicas. Hasta agosto de 2019, el fondo ha sumado más de 7000 dólares de una meta de 10.000.

Illustration – Shutterstock | SpeedKingz

Las ollas a presión deben manipularse siempre con sumo cuidado, especialmente cuando están cerca de niños. CNET dio cuatro sensatos consejos de seguridad para los usuarios de ollas a presión: llenarlas hasta el nivel recomendado, cerrar la tapa con llave, nunca abrir la tapa para mirar a hurtadillas y mantener siempre una distancia segura mientras se cocinan los alimentos.

Hablando con KSL-TV, Angela instó a otros padres a ser cautelosos. “Tienes prisa”, dijo Angela con empatía. “Estás tratando de hacer la cena; estás tratando de hacer varias tareas al mismo tiempo porque nuestras vidas están muy ocupadas”.

“Sé siempre consciente de dónde están tus hijos”.

*****

Te puede interesar:

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS