Orangután de Sumatra, amenazado por un proyecto chino de presa en Indonesia

Por Jesús de León – La Gran Época
05 de Marzo de 2019 Actualizado: 05 de Marzo de 2019

Una especie de orangután identificada recientemente en el norte de la isla de Sumatra se encuentra amenazada por un proyecto chino de construcción de una presa en Indonesia, según denunció la organización ecologista más grande del país después de que un tribunal respaldara la ejecución de la obra.

Una corte provincial rechazó el lunes las alegaciones de la oficina del Foro Indonesio para el Medioambiente (Walhi, en indonesio) en la provincia de Sumatra del Norte, que denunció que hubo errores de forma y de fondo en la evaluación de impacto medioambiental del proyecto hidroeléctrico de 510 megavatios.

Los activistas de Walhi adviertieron que la presa podría provocar la extinción de los cerca de 800 ejemplares del orangután de Tapanuli o “Pongo tapanuliensis”, una especie descubierta en noviembre del año 2017, y que solo habita en el bosque de Batang Toru en Sumatra del Norte.

Tapanuli Orangután. Foto Wikipedia.

Al anunciar la decisión de un panel de tres jueces, el juez Jimmy C. Pardede dijo que los testigos y los hechos presentados por el Foro Indonesio para el Medio Ambiente “eran irrelevantes”.

El asesor legal de Walhi, Golfrid Siregar, comentó sentirse decepcionado respecto a la decisión de los jueces.

“Nos sentimos decepcionados cuando el panel de jueces dijo que los testigos que presentamos era irrelevante, a pesar de que eran la gente de Batang Toru, donde se encontraba el objeto de la disputa en 3 subdistritos: Sipirok, Marancar y Batang Toru”, dijo Golfrid.

Para el grupo Walhi, los jueces consideraron el caso desde una perspectiva administrativa estrecha e ignoraron sus dimensiones ambientales y de conservación.

“Apelaremos a través de todas las opciones legales disponibles”, declaró el director de Walhi en Sumatra del Norte, Dana Prima Tarigan, en un comunicado, de acuerdo con EFE.

Ecosistema ya amenazado

El orangután de Tapanuli vive en un ecosistema ya amenazado por la fragmentación provocada por la construcción de carreteras e infraestructuras, y se considera que conforma la población de grandes simios con el mayor peligro de extinguirse en el mundo.

“Los expertos dicen que la presa alterará el hábitat de una especie de orangután que solo cuenta con unos 800 primates y probablemente hará imposible dar un paso crucial para asegurar que la especie sobreviva – reconectando bosques fragmentados a través de los cuales se extienden los primates”, según Washington Post.

Los científicos anunciaron el descubrimiento de una tercera especie de orangután, Pongo tapanuliensis, en noviembre, después de que un análisis de ADN y un estudio de campo revelaran características únicas.

Según un estudio del Gobierno realizado en 2017, en la isla de Borneo viven 57.350 orangutanes y en la isla de Sumatra otros 14.290, incluyendo el de Tapanuli.

Ambas poblaciones están en peligro, al igual que otras especies de elefantes, tigres o rinocerontes, como consecuencia de la deforestación que provoca la expansión de plantaciones de aceite de palma y, en menor medida, la industria papelera y minera.

National Geographic alertó en 2017 que, debido a su singularidad genética, esta población de Tapanuli debería ser objeto de un gran esfuerzo en la conservación animal.

Se cree que todos los orangutanes más al norte de Sumatra y aquellos en la vecina Borneo, bien pueden ser descendientes de esta población ancestral ahora mermada en gran medida, y de la cual solo quedan los orangutanes de Batang Toru.

Empresa china Sinohydro

La empresa estatal china Sinohydro está construyendo la presa en Indonesia, cuya inversión asimismo está financiada con préstamos chinos, según informó EFE.

Además de los riesgos que la construcción de la presa tiene para la sobrevivencia de los orangutanes, la contratación de la empresa china en sí misma puede también traer otros inconvenientes.

En el pasado la empresa Sinohydro fue señalada por “incumplimientos” y deficiencias en las condiciones laborales de sus contratos e inversiones, por lo que enfrentó 70 procesos judiciales entre el 2012 y el 2015 por reclamos presentados por algunos de sus exempleados.

En Ecuador, respecto a la represa Coca Codo Sinclair construida por Sinohydro, la Contraloría del Ecuador aprobó un informe a principios de febrero de 2019 que establece, dentro de sus primeros hallazgos, que el perjuicio económico por las fisuras existentes puede superar las decenas de millones de dólares.

“Contraloría identificó 7.648 fisuras en la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair”, informaron los medios locales.

Además, Contraloría señaló también que existe riesgo potencial de fallo en la casa de máquinas de la central hidroeléctrica, lo que puede multiplicar el daño económico.

En su informe, la Contraloría indicó que la presencia de fisuras en los distribuidores de la central hidroeléctrica “ocasionó un perjuicio de USD 10.088.551 por las ocho unidades y USD 83.789.614 por su instalación”, si se consideran los costos de la construcción, reportó BBC.

Gonzalo Uquillas (D), Gerente General de la empresa eléctrica estatal ecuatoriana CELEC, junto con otras autoridades ecuatorianas, recorre la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, antes de dar una conferencia de prensa en Napo, Ecuador, el 20 de noviembre de 2018. – (Foto de CRISTINA VEGA/AFP/Getty Images)

Un eventual colapso de la sala de máquinas podría significar pérdidas pueden superar los USD 1.000 millones, según el documento.

Está previsto que la construcción de la presa en Indonesia, que cuenta con la financiación del Banco de China, finalice en 2022 si supera los recursos legales que la organización ecologista planea interponer.

Los activistas lanzaron este mes una campaña de recogida de firmas y convocaron pequeñas protestas en Batang Toru y la capital provincial, Medan, para intentar detener el proyecto de la empresa estatal china Sinohydro que será operada por la empresa nacional PT North Sumatra Hydro Energy.

Los críticos del proyecto dicen que es parte de los planes de China concebidos dentro de la Iniciativa Cinturón y Ruta de la Seda (BRI, en inglés), dirigidos a tapizar Asia con infraestructura financiada por China y así extender su influencia económica y política.

*************************************************

A continuación:

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS