Oso de circo que pasó 30 años sufriendo en una jaula oxidada fue rescatado a un espacioso santuario

Por Louise Bevan
03 de Julio de 2020
Actualizado: 03 de Julio de 2020

Una osa parda siria llamada Fifi pasó los primeros 10 años de su vida haciendo trucos de circo para un zoológico ambulante en Pensilvania y pasó los siguientes 20 años encarcelada en una pequeña jaula oxidada después de que el zoológico quebrara.

Sin embargo, la triste historia de Fifi tuvo un final más feliz después de que la organización de bienestar animal (PETA) la rescató y la liberó en un santuario seguro en Colorado, donde el oso pardo sufrió una transformación impresionante.

Fifi en su pequeña jaula oxidada en el zoológico Big Bear Farm Park en Honesdale, Pennsylvania (Cortesía de PETA)

Cuando el Parque Zoológico de la Granja de Osos en Honesdale, Pensilvania, se cerró en 1995 por múltiples violaciones de la Ley de Bienestar Animal, los dueños dejaron a Fifi y a otros tres osos languidecer en sus estériles jaulas de metal, informó PETA. No fue hasta 2015 que un denunciante pidió ayuda.

La representante de la policía de animales en cautiverio de PETA, Brittany Peet, dijo a Inside Edition que el denunciante se refirió a un “anuncio sospechoso” que regalaba jaulas de metal gratis con la condición de que el destinatario también llevara a los osos que estaban dentro de las jaulas.

“Los osos están tan superpoblados en cautiverio que nadie los quiere”, dijo Peet. “Literalmente no se pueden regalar, especialmente cuando se trata de cuatro osos geriátricos”.

(Cortesía de PETA)
(Cortesía de PETA)

 

 

Fifi y los otros osos —Bruno, Pocahontas y Marsha— también se veían balanceándose de un lado a otro, informó El dodo, un mecanismo común de afrontamiento del estrés y el aburrimiento que se ve a menudo en los animales cautivos.

“Los 4 osos solo tenían pequeñas cajas de madera podrida donde yacer”, explicó el Santuario de Animales Salvajes de Colorado en Facebook, “pero no eran suficientemente grandes para que los osos encajaran completamente, ni tenían una pared al final para cerrar la caja contra la nieve y el frío del invierno”.

“Su dueño sintió que no debían hibernar y se aseguró de que se mantuvieran despiertos cada invierno por décadas (esto es extremadamente perjudicial para la salud y el bienestar de los osos)”, compartieron.

El equipo de rescate de PETA transportó a los cuatro osos al espacioso santuario de Colorado, con la esperanza de que tuvieran tiempo en su vida para recuperarse.

Afortunadamente, el espíritu de Fifi todavía tenía algo de vida, y logró recuperarse. “Sabíamos que su espíritu se iba a elevar muy rápidamente, [a pesar de que] su cuerpo iba a tardar un tiempo en alcanzarlo”, dijo Pat Craig, director ejecutivo del Santuario de Animales Salvajes, a Inside Edition.

(Cortesía de PETA)

Fifi floreció en su nuevo entorno, aprendiendo a correr, a buscar comida e incluso a jugar con agua. Rápidamente ganó peso, fuerza y el grueso abrigo de piel que le faltaba desde hacía mucho tiempo; gracias a su progreso, Fifi y sus compañeros pudieron finalmente hibernar durante el invierno.

PETA publicó imágenes de la extraordinaria transformación de Fifi en su nuevo santuario cinco meses después del rescate del oso pardo sirio. El video se hizo viral, acumulando millones de vistas y un gran apoyo de todas partes para los osos cautivos.

Lamentablemente, en marzo de 2019, Fifi falleció pacíficamente en el santuario tras haber alcanzado una edad saludable respecto a su especie.

“Ninguno de nosotros sabe adónde van los osos cuando mueren”, dijo la colaboradora de PETA Michelle Kretzer. “Pero esperamos que el espíritu de Fifi esté paseando por un bosque, nadando en un río, sintiendo el sol en su cara y disfrutando de la libertad de la que siempre tuvo derecho”.

Fifi prosperando en su nuevo hogar en Colorado (Cortesía de PETA)
Fifi siente el sol sobre su pelaje en su nuevo hogar en Colorado (Cortesía de PETA)

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mire a continuación

Navegando por el mar de la vida con la brújula mágica de ‘Verdad, Benevolencia y Tolerancia’

TE RECOMENDAMOS