Oveja no esquilada en 6 años pierde 37 libras de lana y no puede dejar de sonreír y dar saltitos

Por Louise Chambers
05 de Abril de 2023 3:54 PM Actualizado: 05 de Abril de 2023 3:54 PM

Una oveja abandonada y solitaria que no fue esquilada en sus seis años de vida ha recibido su primera esquila —y sus primeros amigos— en un santuario de animales de Illinois.

Cuando Laura Johnson, fundadora y directora de Harmony Hill Farm Sanctuary (HHFS) de Oregon, Illinois, recibió una llamada de un vecino sobre una oveja abandonada, se puso en contacto con el propietario. El propietario accedió a entregar la oveja al santuario a finales del año pasado.

“Como pueden imaginar, cuando a un propietario le preocupa que le denuncien por maltrato, puede resultar muy difícil renunciar a un animal abandonado”, explica Laura a The Epoch Times. “El propietario nos trajo a Ellie Mae en un remolque. Rechazaron nuestra oferta de transportarla, así que no conocemos los detalles de sus condiciones de vida anteriores.”

La oveja Ellie Mae estaba cubierta de 17 kilos (37,5 libras) de lana. (Cortesía de Harmony Hill Farm Sanctuary)
(Cortesía de Harmony Hill Farm Sanctuary)

Antes de ser rescatada, Ellie Mae vivió como una oveja solitaria sin nombre durante muchos años, después de que un coyote matara a su compañera de rebaño, y no tuvo contacto con otros animales ni con humanos, aparte de recibir heno y agua de su dueño.

Cuando Ellie Mae salió por primera vez del remolque y llegó a los terrenos del santuario, Laura se sintió “conmocionada y entristecida” por su estado. Esta oveja de 6 años, que nunca había sido esquilada, estaba tan abrumada por la pesada lana que apenas podía caminar. Medía al menos un metro de ancho, tenía el pelaje lleno de restos de años y la lana le había crecido hasta cubrirle los ojos.

“Era muy tímida y asustadiza. Era evidente que utilizaba el olfato para orientarse”, explica Laura, que dio nombre a la oveja.

“Como la lana también le colgaba del suelo, Ellie Mae no podía andar correctamente. Se adaptó cambiando su forma de andar para apartar la lana de sus pies y que no le tirara de la piel al pisarla. Con esto, sus piernas crecieron de forma inusual, y sigue caminando de forma anormal”.

Laura Johnson, fundadora de Harmony Hill Farm Sanctuary, con Ellie Mae. (Cortesía de Harmony Hill Farm Sanctuary)

La prioridad de Laura era deshacerse del exceso de lana de Ellie Mae. Con la ayuda de Cat Austin, subdirectora de la granja, quitó la lana de alrededor de los ojos de la oveja y notó un cambio inmediato en su personalidad.

“Se volvió curiosa y empezó a respondernos”, explica Laura.

Quitaron más capas de lana a mano con tijeras de granja, antes de que dos amigos del santuario, Jeanne y Jon Griffin, aportaran sus herramientas y experiencia para esquilar más. Tardaron unas dos horas en completar el trabajo.

(Cortesía de Harmony Hill Farm Sanctuary)

“Había que hacerlo con cuidado. No solo había muchos restos en la lana, sino que también era fundamental sujetar el peso de la lana para evitar tirones o desgarros en la piel de Ellie Mae. Ellie Mae permaneció quieta y paciente mientras terminábamos el esquileo. Era como si supiera que la estábamos ayudando”, dijo Laura.

A Ellie Mae le quitaron 37.5 libras (17 kg) de lana, dejando dos pulgadas de lana para mantenerla caliente durante el frío invierno de Illinois. Junto con las demás ovejas, alpacas y llamas del HHFS, Ellie Mae será esquilada por completo en primavera.

(Cortesía de Harmony Hill Farm Sanctuary)
La oveja Ellie Mae y Laura Johnson. (Cortesía de Harmony Hill Farm Sanctuary)


(Cortesía de Harmony Hill Farm Sanctuary)

Laura empezó a pasar tiempo con la oveja recién esquilada, sentándose a su lado y tocándola, y observando cómo se relajaba poco a poco.

A continuación, Ellie Mae hizo sus primeros amigos animales. Se unió a otras dos ovejas y a una alpaca hembra y, aunque al principio se mostró cautelosa, salió de su caparazón gracias al “saludo saltarín” de la oveja bebé del santuario, Bella, y a la tranquila presencia de la oveja mayor, Yammy.

“Inmediatamente, tras darse cuenta de que estaba libre del peso y de que sus patas ya no estaban atrapadas debajo de ella, empezó a corretear, y no solo a correr, sino a saltar, rebotar en el aire y aterrizar a cuatro patas… ¡saltos de alegría!”. dice Laura. “Empezó a interactuar con nosotros, a sentarnos con ella, a frotarle las orejas y a darle galletas de animalitos. Empezó a responder a su nombre, mirándonos y devolviéndonos el ‘baa-ing’. Empezaba a sentirse segura”.

En pocos días, las tres ovejas jugaban, comían y dormían juntas como si siempre hubieran sido familia. La transformación de Ellie Mae es total e increíble.

La feliz Ellie Mae. (Cortesía de Harmony Hill Farm Sanctuary)
Ellie Mae (I) con sus amigas del santuario Yammy (C) y Bella en abril de este año. (Cortesía de Harmony Hill Farm Sanctuary)

Laura, nativa de Wisconsin, se mudó a Oregon, Illinois, hace seis años después de comprar una granja de caballos de 11 acres para perseguir su sueño de dirigir un santuario de granja sin fines de lucro para animales descuidados, abandonados y sin hogar. Ella fundó HHFS en 2018 y se convirtió oficialmente en una organización sin fines de lucro en 2019, con licencia del estado de Illinois.

A Laura le gusta llamar “residentes” a los animales del santuario, ya que la granja es su hogar para siempre: un espacio de libertad y cariño donde pueden crecer y prosperar. Actualmente viven en el santuario 69 animales: alpacas, gatos, perros, gallinas, ovejas, pavos, una llama y una cabra.

“La historia de Ellie Mae no es única”, afirma. “Creemos que la vida de cada animal es preciosa. El HHFS alberga a muchos que han vivido un abandono muy traumático y horrible. Por desgracia, hay muchos más animales de granja ahí fuera que son desechados o tratados de forma inhumana. Ninguna criatura merece esto”.

Ellie Mae (I) con Bella (D) y otros amigos en el santuario. (Cortesía de Harmony Hill Farm Sanctuary)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.