Padre brasilero dilapida dinero para tratar enfermedad de su bebé en prostitutas, alcohol y drogas

Por Jesús de León
02 de Agosto de 2019 Actualizado: 02 de Agosto de 2019

Un padre brasilero robó miles de dólares de la cuenta bancaria destinada a comprar los medicamentos para su bebé gravemente enfermo, y los despifarró en prostitutas, alcohol y drogas.

Mateus Alves, un desempleado de 37 años, está acusado de robar más de 150.000 dólares de un fondo de 260.000 recaudado por familiares y amigos a través de crowdfunding, y donaciones para adquirir las caras medicinas que prolongarían la vida del pequeño João Miguel, de 19 meses, según informó The Daily Mail.

El caso conmocionó la comunidad del Conselheiro Lafaiete, ubicada en la región de Campos das Vertentes a 100 km de Belo Horizonte donde vive el niño, y tuvo repercusiones en todo el país.

El niño tiene Atrofia Muscular Espinal, una rara enfermedad neuromuscular degenerativa, y los fondos se destinaron a comprar tres dosis de Spinraza (también conocida como Nusinersen), medicamento aprobado para tratar el trastorno.

Cada dosis del tratamiento cuesta hasta 98.000 dólares, y el niño necesita seis rondas de la inyección administradas cerca de la médula espinal. El medicamento no está disponible en el servicio nacional de salud del país.

Cuando los agentes de la policía registraron la suite del ático del hotel en el que se alojaba, encontraron una colección de artículos caros, incluidos relojes, joyas, perfumes y ropa de diseño, junto con drogas y 800 dólares en efectivo.

Al denunciar la investigación policial, el delegado responsable del caso, Daniel Gomes, acusó a Matthew de los delitos de malversación, apropiación indebida de los valores de una persona con discapacidad, abandono material y falsa comunicación de un delito, según el medio local fatoreal.com.br.

El hombre, que es padre de dos hijos fue arrestado el 22 de julio en un hotel de cinco estrellas frente al mar en Salvador, en el noreste de Brasil.

Al parecer en ese lugar se escondió durante más de un mes mientras dilapidaba el dinero.

“En el momento de su arresto, Mateus afirmó que se había gastado el dinero en mujeres, bebidas y drogas”, afirmó el jefe de policía Daniel Gomes, según Daily Mail.

“También alegó que estaba siendo chantajeado por traficantes de drogas por el resto del dinero. Pero hasta ahora no tenemos pruebas que apoyen esta afirmación”, añadió Gomes.

De acuerdo con los investigadores también existen indicios de que Alves estaba planeando abrir un burdel en la ciudad con una compañera de negocios, dijo la Policía Civil de Minas Gerais, según el medio local Metrópoles.

Al parecer, había separado más de 13.000 dólares para reclutar mujeres para la empresa ilícita.

“Durante el interrogatorio, Mateus nos dijo que ya había invertido 13.000 dólares en un burdel en Salvador para convertirse en copropietario”, indicó Gomes.

Su papel sería traer mujeres de Belo Horizonte (sureste de Brasil) para trabajar en Salvador.

El apartamento en el que estaba viviendo tiene una bodega con vinos importados, un minibar, un comedor gourmet, una rockola y televisión por cable con películas para adultos.

El dormitorio cuenta también con un bar de baile en barra, jacuzzi e iluminación ambiental especial.

Podría ser condenado a más de 15 años de prisión

Las investigaciones muestran que a partir de mayo de este año Matthew se fue de su casa pero continuó con las campañas en las redes sociales, proporcionando los números de las cuentas bajo su responsabilidad, y también dejando a disposición su número de teléfono para recibir donaciones. Matthew recibió varias donaciones durante este período, según fatoreal.com.br.

Como el sospechoso continuó dando un destino diferente al dinero que reivindicaba en las redes sociales, a la vez que mantenía a las personas en el error con el fin de obtener una ventaja indebida, será responsable del delito de fraude, cuya pena varía de entre 1 a 5 años de prisión.

En cuanto a las donaciones obtenidas en los meses anteriores a mayo, Matthew comenzó a apropiarse de ellas y a desviar los recursos de su hijo discapacitado, lo que conlleva una pena de 1 a 4 años de prisión.

Además, Matthew será responsable del delito de abandono material, ya que abandonó a su esposa e hijos menores de edad quienes dependían de sus ingresos mensuales para pagar los gastos de la casa. La pena por ello puede llegar hasta los cuatro años de prisión.

Asimismo, según el delegado Daniel Gomes, los datos recogidos demuestran que Mateus mintió durante su interrogatorio cuando afirmó haber sido extorsionado por un narcotraficante, practicando así una falsa denuncia de delito, que conlleva una pena de 1 a 6 meses de prisión.

Túlio de Melo Silva, abogado del acusado, dijo que su cliente tiene un historial de abuso de drogas y depresión, y expresó su pesar por lo que se le acusa.

***

Historias de convicción:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS