Padre se toma fotos abusando de su hija pequeña y las envía a su madre como venganza

Por Daniel Holl - La Gran Época
22 de Abril de 2019 Actualizado: 22 de Abril de 2019

Un padre chino que se tomó fotos abusando de su hija de 20 meses podría quedar impune por la policía, según la madre.

La mujer, Xu Ting, dijo que su marido, Xu Qian, en un acto de venganza, le envió fotos y videos de su hija sufriendo diversas formas de abuso.

Las imágenes y las fotos, que incluyen a la niña llorando dentro de una jaula de perros y otra mostrando su cara siendo pisada por el hombre, fueron publicadas por amistades de Ting en Weibo, la versión china de Twitter, y desde entonces se han vuelto virales.

Las fotos fueron tomadas en la casa de Qian en la ciudad de Chaozhou, en la provincia de Guangdong, en el sur de China.

La niña dentro de una jaula. (Sohu.com)

Después de que las imágenes fueron publicadas, la policía local dijo que se estaba llevando a cabo una investigación, en un posteo publicado en su cuenta de Weibo el 18 de abril. Los hallazgos iniciales mostraron que la niña no tiene lesiones físicas y algunas de las fotos no son de la niña, dijo la policía.

Qian admitió ante la policía que envió las fotos, pero no explicó por qué lo hizo, añadió la policía.

La niña atada a una puerta. (Sohu.com)

Las imágenes incluyen a la niña encerrada en una jaula de metal, una foto de ella atada a la manija de una puerta y una foto que muestra el pie desnudo de un adulto en la cara de la niña mientras yace en un piso de baldosas.

Otras fotos muestran a la niña llorando y los brazos de un niño pequeño cubiertos de marcas rojas.

Las imágenes también incluían conversaciones entre Ting y sus amigas, en las que la madre dice que Qian a menudo también abusaba físicamente de ella.

“He informado de esto a la policía [antes], cada vez que me golpea, llamo a la policía”, escribió Ting a su amiga en los mensajes que compartió en Weibo. “Cada vez que viene la policía, todo lo que hacen es criticarlo, luego dicen que los hombres tienen mucho estrés, y las mujeres deben perdonar”.

Un pie sobre la cara de la niña. (Sohu.com)

En China, la crítica policial equivale a dejar que alguien salga con la suya luego de una advertencia.

Qian y Ting viven actualmente separados, con su hija viviendo en la casa de su padre. Aunque la pareja acordó divorciarse a finales de 2018, aún no lo han hecho.

“[Mi familia] tiene miedo de que si me divorcio, esto influya en la posibilidad de que mis hermanos y hermanas menores se casen”, escribió Ting en un mensaje.

“Los miembros de mi familia no se atreven a ayudarme”.

Ting ha intentado emprender acciones legales, pero sin éxito. “Le pregunté a un abogado, me dijo que como en las fotos no aparece la cara del padre, la ley no las reconocerá”, dijo Ting en otro mensaje. “Necesita ser un video para contar”.

La investigación policial está en curso, según el posteo de Weibo.

*******************

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS