Padres de NYC cuestionan las razones detrás de las reglas COVID-19 en escuelas

Por Petr Svab
15 de Septiembre de 2021
Actualizado: 15 de Septiembre de 2021

Dado que el año escolar apenas ha comenzado, los padres de la ciudad de Nueva York ya tienen problemas con las medidas que el estado ha implementado para mitigar la propagación de la COVID-19.

Basta que exista un caso positivo para que una clase entera sea enviada a casa durante 10 días. Algunos padres cuestionan el fundamento de la política, diciendo que los niños deberían poder permanecer en clase si dan negativo por COVID.

El 13 de septiembre fue el primer día de clases y la ciudad de Nueva York y otros distritos recibieron a los niños por primera vez desde que comenzó la pandemia en 2020.

Los gobiernos de la ciudad y el estado enfrentaron la presión de los padres para reabrir completamente las escuelas públicas de la ciudad para el aprendizaje en persona, a pesar de las objeciones de los sindicatos de maestros.

El plan se materializó con una larga lista de restricciones vigentes, incluido distanciamiento de tres pies cuando sea posible, el uso obligatorio de mascarillas, y no almorzar en el interior o hablar durante el almuerzo, así como la prohibición de actividades extracurriculares como deportes, banda, y coro. Un 10 por ciento al azar de los estudiantes cuyos padres dieron su consentimiento serán evaluados cada dos semanas.

El uso de mascarillas y algunos de los otros requisitos ya están siendo problemáticos para muchos padres que los ven como innecesarias, dada la baja probabilidad de que los niños se enfermen gravemente por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa el COVID-19.

Ahora, ellos ven que el aprendizaje en persona se convierte en un espejismo, ya que incluso si una persona da positivo para el virus entre los estudiantes, se debe relegar a todos sus “contactos cercanos” al aprendizaje virtual durante 10 días.

“Día 2 de escuela. Se descubrió un caso positivo en el salón de clases de mi hija. 25 niños ahora tienen escuela remota por 10 días”, escribió Jill Goldstein, quien tiene una hija en una de las escuelas de la ciudad, en un tuit del 14 de septiembre.

“Esto es inaceptable.”

En su opinión, cualquier “contacto cercano” debe ser examinado y, si es negativo, debería poder permanecer en la escuela.

Es probable que a la mayoría de los niños se les permita quedarse. Un estudio que analizó a más de 36,000 estudiantes de la Ciudad de Nueva York marcados como “contactos cercanos” el otoño pasado encontró que menos de 200 dieron positivo.

“Descubrimos que el aprendizaje en persona en las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York no se asoció con una mayor prevalencia o incidencia general de la infección por COVID-19 en comparación con la comunidad en general”, concluyó el estudio.

La política de “contacto cercano” es contraproducente, argumentó Goldstein, porque desalienta a los padres de permitir que sus hijos se hagan la prueba.

“Los padres anulan/no firman el consentimiento de la prueba. Muchos padres han acudido a mí en privado (…) para decirme que no evaluarán a sus hijos a menos que el niño tenga síntomas”, escribió en un hilo de Twitter el 15 de septiembre. “Básicamente, su política PROMUEVE menos pruebas para mantener las aulas abiertas. Los mismos niños cuyos padres dieron su consentimiento serán evaluados una y otra vez durante todo el año”.

Algunos padres dicen que las restricciones estrictas en escuelas contrastan con las reglas relativamente más indulgentes para los adultos.

“Los adultos en los Estados Unidos están avanzando en gran medida con sus vidas, yendo a partidos de fútbol, ​​conciertos y galas, mientras que a los niños se les trata como leprosos”, comentó la columnista del New York Post Karol Markowicz.

Un bromista online sugirió reemplazar los escritorios en las aulas con mesas de restaurante, sugiriendo que los niños podrían quitarse las mascarillas mientras están sentados, al igual que los adultos en los restaurantes.

Los departamentos de educación del estado de Nueva York y la ciudad de Nueva York no respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS