Padres del sur de California luchan contra las exigencias de mascarillas para los niños en las escuelas

Por Drew Van Voorhis
22 de Enero de 2022 12:47 PM Actualizado: 22 de Enero de 2022 12:47 PM

Los padres del sur de California están presentando demandas con el fin de luchar contra las normas de las escuelas sobre el COVID-19, que incluyen la obligación de usar mascarillas, la cuarentena y las pruebas, en las que alegan que se está perjudicando a los niños y se están violando sus derechos civiles.

Dos años después de que comenzara la pandemia —y después de que las escuelas de todo el estado estuvieran cerradas durante unos 18 meses— las escuelas de California siguen aplicando diversas medidas para contener el virus.

Y un número creciente de padres ya está harto.

La madre de Irvine, Tiffany Craft, dijo que acompañó a su hija de segundo grado a su aula de la escuela primaria Cypress Village el 14 de enero sin mascarilla en un acto de desobediencia civil.

La medida se tomó después de que la portavoz del distrito, Raianna Chavez, le dijera a Craft que ella y su hija podrían ser arrestadas por violar la orden.

“Violar la orden de la exigencia de mascarillas significaría importantes riesgos legales, financieros y de responsabilidad, por no hablar de la responsabilidad/los cargos civiles y penales por”, escribió Chavez a Craft en un correo electrónico del 10 de enero.

Epoch Times Photo
Una estudiante ajusta su mascarilla en la escuela católica St. Joseph en La Puente, California, el 16 de noviembre de 2020, donde los estudiantes de preescolar a segundo grado que necesitan servicios especiales volvieron a las aulas hoy para recibir clases en persona. (Frederic J. Brown/AFP vía Getty Images)

Desde entonces, un abogado de la familia Craft exigió a la escuela que abandonara la orden de las mascarillas o se enfrentara a demandas por violación de los derechos civiles personales.

Finalmente, a la hija de Craft no se le permitió entrar en el aula a pesar de que la madre explicó que el uso de la mascarilla tenía un impacto perjudicial en la salud y el bienestar de su hija al afectar a “su aprendizaje, su audición y su concentración”.

Craft trabaja ahora con The Gavel Project, una empresa de derechos civiles sin ánimo de lucro, que tiene previsto presentar una demanda contra el distrito en las próximas semanas.

“Su hija participó en una desobediencia civil pacífica activa al ejercer su derecho a la libertad de expresión al negarse a llevar una pieza de tela, y fue disciplinada por ello por el Distrito Escolar Unificado de Irvine, se le impidió entrar en clase y, por tanto, se le suspendió el derecho a la educación”, declaró Ryan Heath, fundador de The Gavel Project, a The Epoch Times.

Heath afirmó que los derechos de la alumna están protegidos por la Constitución de Estados Unidos y respaldados por la Corte Suprema del país.

“Cualquier ciudadano… tiene el derecho absoluto de negarse a cumplir las órdenes por el COVID-19 en general, porque el acto de negarse es un acto de libertad de expresión”, dijo Heath. “Es lo mismo que quemar una bandera estadounidense en el parque o negarse a ponerse de pie para el Juramento de Lealtad”.

Además, esta semana, el 18 de enero, algunos padres del distrito escolar de Placentia-Yorba Linda y otros simpatizantes protestaron contra sus órdenes de uso de mascarillas en la sede del distrito.

“Solo espero y rezo para que los padres continúen involucrándose. Y espero que hagan lo mejor para sus hijos”, dijo Linda Cone, una maestra veterana jubilada de otro distrito, durante la protesta. “Creo que sería mejor para los niños sentarse en casa y leer un libro que estar en una de estas aulas. Y si un número suficiente de ellos hace eso, quizá las cosas cambien”.

Jocelyn Brodowski, madre de dos niños que asisten a la escuela en el distrito, dijo que sentía que los directivos han estado coaccionando a su hija de 14 años, que no quiere usar una mascarilla, dijo, pero tiene la preocupación de “herir los sentimientos de su maestra”.

“Se trata de coerción, de coaccionar a los niños. [Mi hija] no quiere hacer sentir incómoda a su maestra. Se preocupa por no herir los sentimientos de su maestra, por lo que es una persona amable”, dijo Brodowski. “Pero eso no significa que no deba tener libertad médica”.

Epoch Times Photo
Padres y estudiantes se reúnen en protesta por la política del distrito escolar en las oficinas del Distrito Escolar Unificado de Placentia Yorba Linda en Placentia, California, el 18 de enero de 2022. (John Fredricks/The Epoch Times)

Durante la protesta del 19 de enero, los padres corearon: “¡No cumpliremos! ¡No cumpliremos!”, “¡2, 4, 6, 8, detengan la orden de las mascarillas!” y “¡Leones, no ovejas!”.

La noche siguiente, algunos esperaban hacer comentarios públicos en la reunión del consejo escolar del distrito, pero no pudieron hacerlo después de que la presidenta del consejo, Carrie Buck, diera por terminada abruptamente la reunión en los primeros cinco minutos porque algunos padres se negaron a usar mascarillas.

Esta es la segunda vez que Buck hace esto. El 11 de enero, puso fin a una reunión minutos después de su inicio en medio de un debate sobre las mascarillas de malla.

En el centro de esa cuestión se encuentra un alumno de sexto curso de la escuela Travis Ranch de Yorba Linda que, por razones de comodidad, quería llevar una mascarilla de malla en lugar de una de tela o quirúrgica.

A los pocos días, el alumno fue abordado por el subdirector de la escuela, que le ordenó cambiar la mascarilla y presentó a sus padres opciones de escolarización alternativas.

“Lo rechacé”, dijo previamente la madre Maggie Uvalle a The Epoch Times. “Ellos [los directivos de la escuela] dicen que si viene a la escuela con esa mascarilla una vez más no será matriculado”.

Su hijo no ha ido a la escuela desde hace unas dos semanas, dijo a The Epoch Times el 21 de enero, y la disputa por la mascarilla de malla es ahora objeto de una demanda contra el distrito.

Epoch Times Photo
Estudiantes y padres llegan con mascarillas para el primer día del año escolar en la escuela primaria Grant en Los Ángeles, el 16 de agosto de 2021. (Robyn Beck/AFP vía Getty Images)

Las juntas escolares de todo el estado están violando los derechos de los estudiantes al imponer las mascarillas, ninguna de las cuales tiene la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, según Ian Jameson, fundador de Los Angeles Leftists for Choice and Unity, un grupo de personas que se inclinan políticamente a la izquierda pero que están en contra de las órdenes relacionadas con el COVID-19.

“Los estadounidenses tienen garantizado por ley el derecho a rechazar el uso de todos los productos médicos [de uso de emergencia]. Por lo tanto, todos los distritos escolares, no solo en el condado de Orange, sino en Estados Unidos, están violando la ley federal al obligar a los estudiantes a usar estas mascarillas [de uso de emergencia]”, dijo Jameson a The Epoch Times.

Según Jameson, hay “consecuencias adversas para la salud ampliamente documentadas” en relación con las mascarillas y los niños, incluyendo dolores de cabeza, dificultad para respirar y ansiedad, por nombrar algunas, que “hacen que la obligatoriedad de estos dispositivos médicos peligrosos e inútiles sea una forma de abuso infantil”.

“Yo y Los Angeles Leftists for Choice and Unity seguiremos luchando junto a los republicanos y los estadounidenses de todas las orientaciones ideológicas para detener el abuso de los niños de California”, dijo Jameson a The Epoch Times por correo electrónico.

Otro grupo de padres, que ha crecido hasta tener casi 500 miembros y que se autodenomina South Bay Parents Push Back, presentó su propia demanda el 19 de enero contra las agencias locales de salud y los distritos escolares en relación con la orden de las mascarillas, la orientación de la cuarentena y las pruebas de COVID-19.

En esta demanda, los acusados nombrados incluyen los departamentos de salud pública de California y del condado de Los Ángeles, el Departamento de Educación de California, así como los superintendentes de y los distritos escolares de Redondo Beach, Torrance, Hermosa Beach y Santa Monica-Malibu Unified.

“La demanda se inició porque después de casi dos años de intentar trabajar con los distritos, compartir nuestros consentimientos y quejas, y no llegar a ninguna parte, decidimos que nuestra única oportunidad de luchar sería a través de los tribunales”, dijo la fundadora del grupo, Summer Bailey, madre de un estudiante de último año que asiste a una escuela preparatoria en el Distrito Escolar Unificado de Torrance.

En esa demanda, los padres exigen que la vida de sus hijos vuelva a la normalidad.

“Las escuelas están abusando, acosando y discriminando a los niños por la orientación del Departamento de Salud de California”, dijo Tracy Henderson, el abogado de los padres, en la demanda. “Eso es solo una recomendación. Lo que los padres quieren es que el tribunal haga cesar el abuso, la discriminación y el acoso”.

En la demanda, los peticionarios afirman que la aplicación de las directrices por el COVID-19 por parte de los distritos escolares ha causado “graves daños físicos y emocionales” a los estudiantes de California.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.