Pandilla de Haití exige USD 17 millones para liberar a misioneros de EE.UU. y Canadá

Por Lorenz Duchamps
19 de Octubre de 2021
Actualizado: 19 de Octubre de 2021

Una conocida pandilla haitiana acusada de secuestrar a 17 misioneros, la mayoría de ellos estadounidenses, exigió 17 millones de dólares de rescate para liberar a los secuestrados, según múltiples reportes.

El Ministro de Justicia de Haití, Liszt Quitel, dijo que la banda apodada “400 Mawozo” exige un millón de dólares por persona para liberar a los misioneros, reportó el Wall Street Journal, que citó a Quitel.

La pandilla secuestró al grupo —siete mujeres, cinco hombres y cinco niños, todos ciudadanos estadounidenses excepto un canadiense— el 16 de octubre en Ganthier, una comuna situada al este de la capital, Puerto Príncipe, según declaró a The Associated Press el inspector de la policía haitiana Frantz Champagne.

Los misioneros se dirigían a su casa después de construir un orfanato cuando se produjo el incidente, dijo Christian Aid Ministries, con sede en Ohio, en un mensaje. Las edades de los niños secuestrados oscilan, al parecer, entre los 8 meses y los 15 años. Los misioneros están afiliados a Christian Aid Ministries.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo durante una rueda de prensa el lunes que el gobierno de Estados Unidos está ayudando en los esfuerzos de rescate.

“El FBI es parte de un esfuerzo coordinado del gobierno de Estados Unidos para poner a salvo a los ciudadanos estadounidenses involucrados”, dijo Psaki. “Debido a consideraciones operativas, no vamos a entrar en demasiados detalles al respecto, pero podemos confirmar su compromiso”.

Psaki señaló que el presidente Joe Biden también había sido informado sobre el secuestro y está recibiendo actualizaciones periódicas sobre la investigación llevada a cabo por funcionarios del FBI y del Departamento de Estado de EE. UU. para traer a los misioneros de vuelta a casa sanos y salvos.

El secuestro del 16 de octubre es el mayor incidente de este tipo, en los últimos años ,del que se tiene noticia en el país caribeño, en el que las bandas haitianas son cada vez más descaradas y los secuestros aumentan mientras el país intenta recuperarse del terremoto de magnitud 7.2 que sacudió el sur de Haití el 14 de agosto y mató a más de 2200 personas.

En abril, un hombre que dijo ser el líder de la banda declaró a una emisora de radio que era responsable del secuestro de cinco sacerdotes, dos monjas y tres familiares de uno de los sacerdotes ese mes. Todos ellos fueron liberados posteriormente.

Al menos 328 secuestros fueron denunciados a la Policía Nacional de Haití en los primeros ocho meses de 2021, en comparación con un total de 234 en todo 2020, según un informe del mes pasado de la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití.

El Departamento de Estado incluye actualmente a Haití en la lista de “no viajar”, señalando la alta criminalidad, los secuestros, los disturbios civiles y el COVID-19.

“Los secuestros están muy extendidos y entre las víctimas se encuentran regularmente ciudadanos estadounidenses”, advierte la agencia en su página web. “Los secuestradores pueden utilizar una planificación sofisticada o aprovechar oportunidades imprevistas, e incluso convoyes han sido atacados”.

“Los casos de secuestro suelen implicar la negociación de un rescate y las víctimas, ciudadanos estadounidenses, han sufrido agresiones físicas durante los secuestros. Las familias de las víctimas han pagado miles de dólares para rescatar a sus familiares”.

Con información de Jack Phillips y The Associated Press.

De NTD News


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS