Paramédicos reciben llamada de una mujer cubierta de nieve, al llegar descubren que algo estaba mal

05 de Enero de 2018 Actualizado: 05 de Enero de 2018

El personal de los servicios de emergencia recibe una buena parte de las llamadas de personas que necesitan ser rescatadas de situaciones desafortunadas, pero ésta podría haber sido la primera en su tipo, al menos para el Servicio de Ambulancia de West Midlands en Inglaterra.

Katie Tudor una paramédica y su equipo del Servicio de Ambulancia de West Midlands (WMAS por sus siglas), recientemente respondieron a la llamada de una mujer que se encontraba en apuros. Cuando llegaron al lugar se dieron cuenta de que aquella “mujer” en realidad no necesitaba ayuda.

Katie comparte algunas de las cosas con las que encuentra como paramédica en su Twitter.

Una preocupada ciudadana llamó a los servicios de emergencia después de haber pasado y visto lo que parecía ser una mujer sentada y perfectamente quieta en una banca del parque. No sólo parecía estar congelada, sino que también estaba cubierta de nieve.

Katie y su equipo se dirigieron al parque Brampton ubicado en Newcastle-under-Lyme, Inglaterra y encontraron a su paciente esperándoles. Cuando se acercaron se dieron cuenta de que algo en ella estaba un poco raro.

Aquella mujer sentada en la banca que necesitaba ayuda en realidad era una estatua.

Un portavoz del WMAS dijo a ITV News: “La mujer que nos llamó tenía buenas intenciones, pero es lamentable que no hubiese comprobado primero si no se trataba de una estatua”.

Katie admitió que ella y sus compañeros temían lo peor cuando iban en camino para responder al llamado, pero se sintieron agradecidos cuando llegaron y vieron que solo se trataba de una estatua localmente conocida como “La señorita en el parque”.

Según  ITV News, la estatua representa a una mujer leyendo una carta que le informa que un miembro de su familia murió en la guerra. Fue colocada para conmemorar el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial y se encuentra en dicho parque desde noviembre de 2014.

Este llamado de emergencia quizás ha sido uno de los más extraños que Katie ha tenido que atender.

Muchos se rieron de la foto que Katie compartió en Twitter, mientras que otros parecían sacudir la cabeza, deseando que aquella bienintencionada ciudadana al menos hubiera intentado acercarse a la mujer antes de llamar a una ambulancia.

Otros paramédicos respondieron relatando historias similares.

Aparentemente Katie no había sido la única que tuvo que asegurarse de que una estatua no estuviera en peligro.

La gente ha llamado varias veces a emergencias por esta estatua que está en el agua.

Y por supuesto hubo alguien que le preguntó a Katie si podría ir a ver a esta otra estatua.

¿Y cuál es la moraleja de esta historia? Si ves a alguien que crees que está en peligro, lo mejor será que verifiques y te asegures de que no se trata de una estatua antes de llamar a los servicios de emergencia.

TE RECOMENDAMOS