Pareja británica se niega a abortar a su bebé con síndrome de Down, ahora es un niño saludable

Por The Epoch Times
10 de Julio de 2021 3:15 PM Actualizado: 10 de Julio de 2021 3:15 PM

En 2016, una pareja se quedó desconsolada tras recibir la noticia de que el bebé que estaban esperando podría tener síndrome de Down; pero desafiaron el consejo del médico de interrumpir el embarazo y dieron a luz a un vigoroso niño.

Sarah Ojar y su esposo acudieron a la ecografía de las 12 semanas ansiosos por ver a su bebé, e inicialmente pensaron que el nacimiento sería sencillo, como el de su primogénita.

“Nos dijeron: ‘Hay una probabilidad de 1/29 de que su bebé tenga trisomía 21 (síndrome de Down)’. Nos ofrecieron interrumpir el embarazo, realizar una prueba de detección más precisa que costaba unos 550 dólares, una prueba de diagnóstico CVS o simplemente seguir con normalidad”, explica Sarah en un artículo enviado a LoveWhatMatters, y añadió que eligieron seguir con normalidad.

(Cortesía de Chromosomes and Curls)

A las 16 semanas, empezó a sentir las patadas del bebé y, considerándolo una buena señal, comenzó a establecer una relación con él.

Durante la exploración anatómica de la semana 20, el médico les informó de que su bebé, Zephy, tenía hidropesía fetal, una acumulación de líquido alrededor del corazón, los pulmones y el cerebro.

“Nos aconsejaron que interrumpiéramos el embarazo, porque no creían que fuera viable”, dijo Sarah, y añadió que los médicos aseguraron que no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir.

Aunque previamente la pareja decidió que nunca se sometería a una amniocentesis por el riesgo de aborto, consideraron si la situación les obligaba a hacerlo.

“No era un procedimiento cómodo y me aterrorizaba la idea de sufrir un aborto”, dijo Sarah. “Descansé todo lo que pude en los días posteriores mientras esperaba los resultados”.

Días después, los resultados confirmaron que el bebé tenía síndrome de Down, haciendo que la familia pasara por una serie de emociones: desde la incredulidad y la negación hasta la ira y el dolor, y finalmente la aceptación.

(Cortesía de Chromosomes and Curls)
(Cortesía de Chromosomes and Curls)

“Nuestras familias nos apoyaron mucho, y lo quisieron y aceptaron desde antes que naciera”, dice Sarah.

Sin embargo, después de pasar varias semanas preocupados, una ecografía confirmó que todo el líquido había desaparecido, permitiendo que sus órganos siguieran creciendo. Esta ecografía les dio esperanzas de que el bebé podría salir adelante.

“Desafortunadamente, no recibimos mucho apoyo del hospital”, dijo la madre. “El resto del embarazo me resultó una experiencia bastante solitaria y desalentadora”.

Después de inducir el parto el día de Navidad, el bebé nació sano al día siguiente, y pasó dos semanas en la unidad de bebés de cuidados especiales.

Por suerte, Zephy no tiene ninguna problema clínico asociado al síndrome de Down, por lo que Sarah y su esposo no han tenido que atender ninguna enfermedad grave, y su salud general ha mejorado considerablemente.

(Cortesía de Chromosomes and Curls)

Zephy se encuentra muy bien, en general. Incluso una agencia de modelos de Londres lo contrató para un anuncio de alimentos para bebés y para campañas de sensibilización sobre el síndrome de Down.

Sarah aconseja a las personas con condiciones similares que se mantengan animadas y sepan que hay una comunidad maravillosa ahí fuera, esperando con los brazos abiertos para ayudar a navegar por lo que está por delante, práctica y emocionalmente.

Sarah añadió: “El síndrome de Down no es algo en lo que pensemos específicamente todos los días. Está en todas partes, como el aire que respiramos, pero no es algo en lo que nos fijemos continuamente. Estoy muy emocionada por ver lo que le depara el futuro”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.