Pareja va al cine y encuentra la sala llena de “temibles” motociclistas, su reacción no tiene precio

Por Lori C. Summers
31 de Agosto de 2019 Actualizado: 31 de Agosto de 2019

La mayoría de las personas que disfrutan yendo al cine han tenido esa experiencia de ser los únicos que están en la sala, tal vez tu y tus amigos se perdieron las terribles críticas de un fracaso taquillero, o son parte de un grupo apretado de seguidores del género de moda.

Lo que tú y tu amigo probablemente no han experimentado en el cine es lo que una pareja en Bruselas descubrió mientras estaba en el Kinepolis Cinema. Eran los únicos dos en el teatro, junto con 148 motociclistas tatuados y fornidos. Las reacciones de la pareja no tienen precio, y afortunadamente, todo fue grabado por la cámara.

El video, comisionado por la empresa cervecera Carlsberg y emitido en 2011, fue diseñado como una broma para captar las reacciones de la gente común cuando se encontraban en una situación interesante. Esta sí que cumple con los requisitos. Carlsberg es conocido por sus divertidos y a menudo creativos comerciales, y este no es diferente.

Los motociclistas pueden tener un poco de mala reputación debido a sus largas barbas, sus múltiples tatuajes, la elección de la ropa y, por supuesto, las motocicletas ruidosas. Y mucha gente tiende a asociarlos con problemas e incluso con el crimen organizado.

cine, cinema, butacas
Imagen ilustrativa. (Shutterstock | Stock-Asso)

Comprensiblemente, algunos tenderían a tratar de evitar grupos como estos. Eso es lo que hace que la filmación sea tan divertida, como la reacción de los espectadores de cine normales, cuando se enfrentan a un cine lleno de motociclistas de aspecto tosco.

El clip nos muestra el exterior del cine Kinepolis, donde varias parejas diferentes están comprando sus entradas sin saber lo que les espera.

motociclistas
Imagen ilustrativa. (Shutterstock | CREATISTA)

Los subtítulos explican que llenaron el teatro con 148 “chicos malos” y sólo dejaron dos asientos libres —que estaban justo en el centro del pasillo— para averiguar cuántas de las parejas se atreverían a entrar y sentarse.

Cuando cada pareja entra en la habitación, se enfrentan al gran grupo de hombres tatuados y de aspecto mezquino, que inmediatamente parecen estar mirándolos fijamente. Todos los espectadores desprevenidos se quedan atónitos, y algunos exclaman cosas como: “Tienes que estar bromeando”, y “Esto no es por lo que pagué”. Una señora dice en broma: “Esto va a ser acogedor”.

Algunos de ellos incluso se niegan a permanecer en el teatro y se van, uno diciendo: “[…] ¿Has visto a esos hombres?”. Una mujer comienza a acercarse a los asientos antes de que su esposo la tome del brazo y salga del auditorio.

Pero entonces, algunas de las parejas más valientes son mostradas caminando a regañadientes junto a los motociclistas hasta los asientos disponibles y sentarse. Fue entonces cuando se reveló la sorpresa. Las luces del cine se apagan y el foco de atención se dirige a cada una de las parejas inocentes, respectivamente. Después de eso, el eslogan “That Calls for a Carlsberg” se muestra en la pantalla grande. Todos los motociclistas empiezan a aplaudir y a animarlos con fuerza.

hombre tatuado, lentes, cara brazo
Imagen ilustrativa. (Shutterstock | Cara-Foto)

A cada una de las parejas se les ofrece una agradable y refrescante cerveza como recompensa a su valentía.

Lo que se suponía que iba a ser una noche tranquila en el cine se convirtió en algo completamente inesperado. Las “parejas inocentes” no tenían idea de que acabarían entrando en una habitación llena de hombres rudos y de aspecto duro.

Algunos eligieron huir para salvar sus vidas, pero otros se quedaron. Y los que se quedaron no sólo recibieron una buena cerveza fría, sino que se les enseñó la lección de nunca juzgar a la gente simplemente por su apariencia. ¡Qué manera tan ingeniosa de demostrar que a veces las cosas no son lo que parecen!, y al dar un salto de fe, uno puede incluso recibir recompensas inesperadas.

¡Estos motociclistas se convirtieron en guardianes y salvan a un hombre perdido en el desierto!

¿Te gustó esta curiosa historia? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS